viernes, 26 de noviembre de 2010

Pan

 Un delicioso  pan  hecho con un aceite de oliva superior,  Amarga y pica de Conde de Benalúa,  que de la mano del cocinero Juan Andrés R. Morilla fue presentado en la feria Gastrotur
  Un aceite verde de calidad superior,  extraído de la aceituna picual, justo cuando  empieza la maduración, procedente de los Montes Orientales de Granada. 

 Ingredientes:
400 grs harina de fuerza El amasadero
100 grs. harina blanca de espelta El amasadero
50 grs. harina integral de centeno El amasadero
11 grs de sal
300 grs. agua mineral de Lanjarón
30 grs. de aceite de Oliva Amarga y pica
5 grs. de levadura instantánea de panadero
280 grs. de   masa madre (opcional)
50 grs. de muesli
Modo de hacerlo: 

En el bol pongo las harinas, la sal, la levadura, añado el aceite, la masa madre y por último el agua, lo pongo a amasar 5 minutos a velo 1.
Saco la masa,  la pongo sobre la mesa y termino de amasar a mano, engraso el bol con aceite y meto la masa, la hago rodar para que se impregne bien del aceite.
La tapo, y la dejo reposar hasta que casi triplique el volumen.

  Pongo la masa en la mesa y la desgasifico, la estiro  hasta formar un rectángulo y la pliego en dos.
  Con el canto de la mano,  marco el centro para doblar la masa, y la pellizco para que quede bien unida.
 Meto el pan en una  rustidera de barro que previamente he engrasado, enharinado y espolvoreado con muesli.

Le pongo muesli encima y lo tapo para que leve, lo he tenido 45 minutos.
 Vuelco con cuidado el pan ya levado sobre la bandeja del horno y  le hago unos cortes.
 Lo meto en el horno precalentado arriba y abajo a 250º con un cuenco en la  5º ranura, cuando el horno ha alcanzado la temperatura,  meto la bandeja del pan en la primera ranura , echo agua muy  fría en el cuenco que está muy caliente  para formar vapor y lo dejo 10 minutos, saco el cuenco con el agua y bajo la temperatura a 210º y lo dejo 20 minutos más, me aseguro que está bien cocido golpeándolo con los nudillos en la base,  y deberá sonar a hueco.
 Una vez frío,  lo corto en rebanadas.
 Y a disfrutar de un estupendo pan,  con un aceite superior.