lunes, 20 de diciembre de 2010

Garbanzos con costilla

Siempre tengo legumbres congeladas, me sacan de un apuro y el resultado es buenísimo, cuando llegan el calor  la legumbre se estropea, antes de que esto pase  las pongo en remojo 8 horas y luego bien escurridas al congelador, y cuando empiezan los primeros frios, sacar y guisar.
 Ingredientes:
300 grs de garbanzos remojados y  congelados
250 grs de costilla de cerdo congelada
1 cebolla
2 dientes de ajos
1 zanahoria
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
2 tomates seco hidratados en aceite
1 patata
1 hoja de laurel
5 granos de pimienta de Jamaica
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1/2 guindilla seca picante suave
concentrado de verduras casero
 Modo de hacerlo:
En el mortero machaco los granos de pimienta, y los pongo en la cacerola donde está el aceite caliente, y van desprendiendo su olor.
Añado las costillas salpimentadas y  troceadas, y las dejo que se doren a fuego alto, añado las verduras, la hoja de laurel,  los garbanzos  y el concentrado casero  lo mezclo y lo dejo un par de minutos a fuego medio para que se integren todos los ingredientes.
Añado el agua caliente, que cubra los garbanzos, la guindilla  y la patata troceada, cierro la olla y la dejo 12 minutos desde que empieza a salir vapor.
Los garbanzos al estar remojados y congelados necesitan menos tiempo de cocción, siempre que los garbanzos sean de buena calidad y no lleven demasiado tiempo en  el congelador, la patata casi desaparece y eso hace que engorde el caldo. 
Como reconforta un buen  plato de potaje con este frío.