sábado, 22 de enero de 2011

Pollo a mis finas hierbas

 Y digo a mis finas hierbas, porque son sembradas, regadas, mimadas, y cortadas por mi,  para que dejen todo su aroma y sabor en mis guisos.

Ingredientes:
12 muslitos de pollo
4 dientes de ajos
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
hierbas aromáticas "a gusto"
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
150 grs. de Jerez seco
100 grs. de agua
1 cucharada de concentrado de verduras casero (sustituir por una pastilla, pero no da el mismo sabor)
1 cucharada de harina
2 cucharadas de miel de eucalipto
 
Modo de hacerlo:
Limpio los muslitos, la mitad  con piel y mitad desnuditos, "al jefe"  no le gusta la piel del pollo.

Salpimento el pollo y lo meto dentro de una bolsa de plástico con harina, la sacudo y queda una película muy fina de harina, eso hará que la piel quede crujiente y que espese la salsa.
En una sartén grande pongo el aceite y echo los ajos, el jengibre y las hierbas todo  muy picaditas, cuando empiezan a soltar aroma y a tomar  color,  añado el pollo y dejo que se doren.
Añado el vino, el concentrado y el agua, tapo la sartén y lo dejo a fuego medio 15 minutos, o hasta que el pollo esté tierno.
Saco los muslitos y dejo que la salsa se reduzca, y la pongo en un bol.
Echo los muslitos en la sartén y los pinto con la miel, con unos minutos es suficiente para que tengan un bonito  e intenso color dorado.
Retiro los muslitos y vuelco la salsa para que se mezcle con la miel caramelizada y la dejo hervir 1 minuto.
Y listo para comer, si bueno está caliente,  frío no tiene desperdicio.