viernes, 14 de enero de 2011

Tarta con huella para María

Empezamos el año celebrando cumpleaños,  y como siempre  con  María, tenía pensado otra tarta, pero este año la compra de reyes se demoró un poquito y se me echó el tiempo encima,  así que  tuve que improvisar,  pero cumplió con su cometido, y como es el primer cumpleaños que celebra como mamá,  en vez de dedicatoria cogí la manita de Marta y la estampé en la tarta, no ha salido muy bien porque Marta no estaba por la labor,  ella quería  "meterle mano" ella solita jajaja.
 Ingredientes:
para el bizcocho
6 huevos
150 grs de harina
30 grs de cacao en polvo
50 grs de chocolate de cobertura troceado
180 grs. de azúcar
4 grs. de levadura química
2 estrellas de anís trituradas
pizca del sal
1 molde de tarta  de 18 cms por 10 de alto
Almíbar:
200 grs. de agua
150 grs. de azúcar
50 grs. de almibar de naranja
Relleno:
500 grs. de nata 35% materia grasa
2 hojas de gelatina
50 grs. de chocolate blanco
75 grs. de azúcar
Cobertura:
150 grs. de chocolate de cobertura
1 hojas de gelatina
100 grs. de nata 35% materia grasa
30 grs de azúcar
30 grs. de mantequilla
Tranfer:
200 grs de chocolate de cobertura
1 lamina de transfer
----------
150 grs de mermelada de fresa
-------------
2 láminas de acetato
-------------
La tarta salió bien buena y jugosa con un agradable sabor anisado,  que podian comer grandes y pequeños, y aquí el corte que lo certifica.

Modo de hacerlo:
 El paso a paso del bizcocho lo  podéis ver aquí 
Yo suelo preparar el bizcocho un día antes, una vez frío lo envuelvo en papel film y lo meto en la nevera
 La cobertura.
Hidrato la gelatina en agua fría
He puesto la nata en un bol y la he calentado 1 minuto en el microondas, echo la hoja de gelatina hidratada y  el chocolate para que se derritan, le pongo el azúcar y lo mezclo todo hasta que el chocolate se haya disuelto completamente, añado la mantequilla para que la cobertura tenga brillo  y la dejo enfriar, para que no haga costra le pongo papel film justo tocando la cobertura. 
 El relleno de  nata:
Hidrato la gelatina, y la disuelvo en dos cucharadas de nata que previamente he calentado en el microondas, y mientras entibia pongo la nata en el bol y con el batidor a velocidad máx., empiezo a montarla, cuando va tomando consistencia echo la gelatina y el chocolate y sigo montando hasta esté a punto.
He cortado el bizcocho en tres discos de 2 cms. de grosor,  coloco el bizcocho sobre la bandeja,  la he forrado con tres tiras papel de aluminio para no manchar la blonda, una vez terminada tan solo hay que retirarla y quedará una presentación muy limpia, pinto el bizcocho con el almíbar,  hay que ser generosa para que quede un bizcocho bien caladito,
Le pongo una fina capa de mermelada y  una buena capa de nata.
Como la tarta va a ser bastante alta, he rodeado el bizcocho con una lámina de  acetato,  así evito accidentes durante la manipulación.
Pongo encima de la nata la segunda capa de bizcocho, la pinto con el almíbar, le pongo la mermelada y la nata.
Y la termino con la última capa de bizcocho que también pinto generosamente con almíbar, pero ya no le pongo la mermelada, la cubro con una capa de cobertura no más de 1/2 cm. y la dejo enfriar en la nevera
Mientras la tarta enfría en la nevera, preparo el transfer con las medidas de la tarta, es fácil de hacer y con algún truco que otro mucho más, yo para que me sea más fácil manejarla pongo la lámina de tranfer sobre la encimera y la sujeto con papel celo, coloco dos reglas en los laterales que también fijo a la encimera con papel celo, de esta manera ni la lámina, y ni las reglas se moverán, y podré extender el chocolate sin miedo que se salga y quedará igualado .
Derrito el chocolate 1 minuto en el microondas al 80% de potencia, si hace falta le vuelvo a poner un minuto más,  es preferible quedarse corta que quemar el chocolate, cuando está derretido lo echo sobre la lámina y con una pala lo extiendo, y lo dejo unos minutos,  antes de que  seque del todo lo pongo en el bizcocho y lo meto en la nevera y antes de terminar la tarta retiro el acetato.
Saco la tarta de la nevera le quito la lámina de acetato y la pinto con un poco de la cobertura para que sirva como pegamento para que la lámina de transfer se quede bien fija, quise hacer un cordón alrededor de cobertura pero no aguantó, y por último lo rocié con polvos dorados que compré en La casita dulce de las flores
Advierto que  el transfer queda muy bonito,  pero difícil de cortar, lo ideal es hacerlo en pequeños rectángulos e ir rodeando la tarta.