viernes, 25 de marzo de 2011

Empanadillas caseras de atún

 
Todos sabemos que las empanadillas están muy buenas, que admiten todo tipo de rellenos,  tanto dulces como salados, que gustan a casi todos, y  a los niños no digamos, sencillamente las devoran, pero si las hacemos caseras suben muchos puesto, ya sé que hay que tener tiempo y ganas, aunque a veces son  las ganas  las que nos faltan, pero cuando me llevo  a la boca semejante manjar, procuro sacar tiempo para hacerlas.
 
 Acompañadas con unos tomates cherry salteados con aceite de oliva virgen extra y unas hojitas de albahaca, perfecto.
 Ingredientes:
 Masa:
55 grs. manteca de cerdo ibérica a temperatura ambiente
120 grs. agua tibia
1/2 cucharadita de sal
230 grs. harina + 50 grs. para amasar
Sofrito:
1 cebolla
1 pimiento verde
2 tomates rojos
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de ajos confitados
1 cucharadita de concentrado de verduras
150 grs. de atún en aceite de oliva
1 cucharadita de orégano
1/2 cucharadita de sal
pimienta negra recién molida
Aceite de oliva virgen extra para freír
--------------------
máquina estirar pasta (opcional)
cortador redondo

Modo de hacerlo:
En un bol grande pongo la manteca,  añado  el agua templada, la sal y la harina.
 Mezclo con una cuchara y cuando está todo integrado, la termino de amasar con la mano, la dejo reposar 30 minutos para que la masa se relaje.
 Estiro la masa en la máquina, el grosor depende del gusto,  a mi me gustan muy fina y las he estirado en el 1, y con la ayuda de un corta pasta hago los círculos, las voy poniendo sobre una bandeja con un poco de harina para que no se peguen.
 
 Pongo en la sartén el aceite y rehogo la cebolla un par de minutos, añado los ajos confitados, el concentrado de verduras y los pimientos y lo dejo rehogar unos minutos más, añado el tomate pelado y sin pepitas, y lo dejo a fuego medio 10 minutos.
 Añado el atún con el aceite de la lata y por último añado el orégano, es el momento de probar como está de sal y añadir la pimienta molida, lo dejo enfriar.
 Con la masa estirada, voy poniendo  el relleno en el centro, y cierro la empanadilla.
 En una sartén con aceite de oliva virgen extra bien caliente, voy friendo las empanadillas, solo hay que dejar que la masa coja un bonito color dorado,  las voy poniendo sobre papel de cocina para que suelten el exceso de aceite.
Solo tiene un problema, que no puedes parar de comer, sencillamente deliciosas.
Y como me ha sobrado, las he envasado poniendo un papel entra cada empanadilla para que no se peguen entre sí, y al congelador, y ya tengo empanadillas  preparadas listas  para rellenar .