domingo, 24 de abril de 2011

Tarta Rayo Mc Quenn "sin huevo"

 
El pasado viernes, mi travieso y alegre sobrinito Enrique cumplió 3 añitos, tenía clarisimo que quería una tarta de su coche favorito  Rayo Mc Quenn, hasta ahí todo bien ,el único problema es que es alérgico al huevo y hay que tener mucho cuidado a la hora de manipular ingredientes, por lo demás contando con buenos materiales todo salió muy bien.
Ingredientes:
Bizcocho de chocolate

200 grs. de azúcar
280 grs. de zumo de naranja
60 grs. de aceite de oliva suave
350 grs. harina
60 grs. cacao puro
1 sobre de levadura química
pizca de sal
1/2 cucharadita de esencia vainilla
1 cucharada de vinagre de fresa
 Ingredientes:
 Bizcocho blanco
210 grs. de azúcar
300 grs. de leche
270 grs. de harina
1 sobre de levadura química
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
pizca de sal

Almibar:
100 grs de agua
50 grs. de naranja
150 grs. de azúcar



Otros ingredientes:
700 grs. de fondant
colorantes en gel, rojo, amarillo, naranja, negro, celeste
aceite desmoldante para engrasar el molde de coche
cortadores de números y letras
1 bandeja
---------------
El molde de coche, el fondant y el aceite spray desmoldante,  los compré en La Casita dulce de las flores, el bizcocho sin huevo es una receta del libro de Thermomix que Mariló me facilito, además quiero darle las gracias a las chicas de Varita que tan amablemente me ofrecieron una colección de  recetas sin huevo.
Es una pena que  en las pastelerías no se pueda conseguir  tartas "especiales",  y  pongo entre comillas  lo de especial, pero no debería llamarla así,  entiendo el gran problema que tienen las familias donde algún miembro tiene  intolerancia a algún alimento,  lo complicado y caro que resulta, la impotencia cuando preguntas en las pastelerías si te hacen una tarta sin huevo, la negativa y la mirada de extrañeza va todo junto,  yo  entiendo la complicación  pero  deberían hacer un esfuerzo, no todo el mundo se atreve o puede  preparar una tarta.

Modo de hacerlo:
Primero preparo los bizcochos:
En un bol grande, pongo todos los ingredientes del bizcocho de chocolate y con un batidor lo mezclo todo hasta que se integren bien, y lo reservo.
De igual manera preparo el bizcocho blanco, y lo reservo.
Engraso el molde con el aceite en spray y le espolvoreo cacao asegurándome que quede todo cubierto para que el bizcocho no se quede pegado.
 
 Una vez engrasado el molde vuelco la crema del bizcocho de chocolate, y encima el bizcocho blanco, lo meto en el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura, programé 45 minutos pero tuve que aumentar intervalos de 10 minutos varias veces, hasta que conseguí que la aguja saliera seca completamente, el tiempo total fue de 70 minutos.
 Lo dejé enfriar en el molde y con un cuchillo de sierra corté el sobrante para que quedara recto.
 Forré una bandeja con papel verde, y film adhesivo, si queréis ver como lo hago pinchar aquí, y con cuidado desmoldo el bizcocho, se puede ver perfectamente la mezcla de los bizcochos.
 
 Una vez bien frío, le puse el almíbar, y lo pinté con dulce de leche, lo dejé 20 minutos para que se secara un poco y empecé a trabajarlo, estiré una lámina de fondant y lo puse encima, y con la mano fui pegándolo sobre el bizcocho con cuidado de no romperlo y  marcar las formas.
 Y ahora toca lo divertido, darle vida al coche, yo tengo muy pocos,  por no decir ningún instrumento para el fondant,  me las arreglo con un cuchillo, un palillo de plástico, boquillas de la manga pastelera y mucha paciencia, bueno y mi hija Eva que hizo la matrícula del coche y el alerón, le gusta participar y así va aprendiendo a manejar el fondant.
Y este es el resultado final, estoy bastante contenta con la tarta, aunque no lleva relleno porque este tipo de bizcochos son difíciles de manipular y va a resultar algo seco,  lo voy a solucionar con una crema de nata y chocolate tibia,  que  pondremos sobre el bizcocho cuando se corte y se ponga en el plato,  será el relleno que lo llevará por fuera  y  problema resuelto.
El corte de la tarta me sorprendió muchisimo,  supongo que al ser dos texturas diferentes en el proceso de cocción cada masa tiró por un sitio y este es el resultado, el bizcocho blanco se dividió,  una parte en el centro y el resto se quedó arriba.
  
 El transporte de la tarta fue todo un sufrimiento, nos quedamos metidos en un atasco típico de Semana Santa y el fondant con tanto frenazo y espera se resquebajó un poco, pero a  Enrique le gustó mucho su coche y se  pidió la rueda  para él, aunque el bizcocho no le gustó demasiado, yo me quedo con la carita de felicidad del niño y con el comentario de su mama, " tita  ver guarrear a Enrique su trozo de tarta no tiene precio".


domingo, 17 de abril de 2011

Albóndigas de jibia

Ingredientes:
1 jibia de 750 grs aprox.
300 grs de gambas
1 cebolleta
1 huevo
100 grs de pan rallado
1 cucharadita de ajos confitados
1 cucharadita de concentrado de verduras
1 cucharadita de jengibre fresco.
4 cucharadas de harina
aceite de oliva virgen extra  para freír

Para la salsa
200 grs. de almejas
200 grs. de mejillones belgas
200 grs. de gambas
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 cebollas
1 ñora
150 grs de vino blanco
1 cucharadita de jengibre fresco
1 cucharadita de concentrado de verduras
3 dientes de ajo
2 ramitas de perejil fresco
1 cucharadita de sal
Modo de hacerlo:
En la pescadería me han limpiado la jibia y yo en casa le ha troceado a cuchillo muy pequeñita, no me gusta en la picadora se hace una pasta  y es más agradable  encontrar tropezones al comer las albóndigas, también he cortado a cuchillo las gambas y la cebolleta, como es muy tierna he troceado también la parte verde .
Lo pongo todo en un bol grande y añado el huevo, los ajos confitados, el concentrado, el pan rallado y el jengibre rallado, lo mezclo todo hasta que se integre todo y lo dejo en la nevera 30 minutos para que se compacte bien, no le he puesto sal porque el concentrado ya tiene.
 
Con la masa bien fría, hago bolitas y las paso por harina, "pongo la harina dentro de una bolsa,  meto las albóndigas por tandas y la agito y ya están enharinadas sin manchar nada".
Pongo aceite en una sartén y cuando está caliente meto las albóndigas, tan solo hay que dorarlas, ya se terminarán de hacer en la salsa.
Con un colador de tela, cuelo el aceite de freír las albóndigas, así quedará limpio para poder usarlo en la salsa ya que el aceite tiene todo el sabor de las albóndigas.
Pongo en la sartén el aceite limpio y sofrío la cebolla, los dientes de ajos y el perejil todo muy picaditos
Añado el jengibre rallado,  la ñora y la sal, cuando está hecho el sofrito lo paso al vaso de la batidora y lo trituro, no mucho que queden grumos, y lo pruebo de sal por si tengo que rectificar.
Pongo la salsa ya triturada en la sartén, meto las albóndigas y echo el vino,   lo dejo a fuego medio 10 minutos.
Incorporo los mejillones, las almejas y las gambas y lo dejo hasta que se abran,  un par de minutos es suficiente, añado cebollino picado.
Y a disfrutar.

martes, 12 de abril de 2011

Pan candeal

¿Candeal?, bueno vamos a dejarlo solo en un delicioso pan, estas son mis dos  versiones , una misma masa y un resultado distinto, cambia la forma del estirado,  ninguno de los dos se parecen al pan candeal, aunque de sabor están superior, no pararé hasta conseguir un pan candeal decente.
  Ingredientes:
560 grs de harina candeal
40 grs. de centeno integral
300 grs. de agua
12 grs. de sal
170 grs. de masa madre de centeno
Modo de hacerlo:
Pongo todos  los ingredientes juntos en el bol y con el gancho y a velocidad 1,  lo dejo amasar durante 10 minutos, es una masa densa y a la máquina le cuesta tirar, a los 5 minutos de amasado he parado la máquina y la he dejado descansar 10 minutos y he terminado el amasado.
He dejado la masa reposar dentro del bol 30 minutos.
 He dividido  la masa en dos, para diferenciar los dos panes, he puesto una marca a cada uno, la estrella es para el pan estirado a máquina y la flor para el estirado con rodillo .
  El amasado con la máquina de pasta, la masa queda muy esponjosa y muy dócil de trabajar.
El amasado con rodillo, la masa queda  mucho más sedosa y brillante, menos  esponjosa y menos dócil
Después del estirado la  boleo y la dejo 5 minutos reposar,  las estiro con el rodillo dándoles la forma redonda para el pan, la dejo de un grosor no superior a 2 cms. de alto.
Las paso a la bandeja del horno y le hago el greñado.
La marca en el centro para diferenciar los panes, además de ser característico del pan candeal.
Y pincho la masa.
Cubro los panes con un paño y los meto dentro del horno apagado para que leven.
Han pasado 14 horas dentro del horno apagado,  y este es el aspecto que tienen, el pan amasado a máquina está algo menos levado que el amasado a mano.
Los he horneado por separado,  con calor arriba y abajo en la primera ranura , 7 minutos a 250º y 17 minutos a 220º, los he pulverizado tres veces al principio con un intervalo de 30 segundo, y este es el aspecto que tienen.
El pan estirado a máquina  ha levado más de lo que esperaba y ha reventado por debajo, el pan estirado con rodillo ha subido algo menos pero no ha reventado, a pesar de ser la misma masa parecen dos panes distintos
El pan estirado a máquina presenta una corteza más fina y al tocarlo con los dedos no se resiste, en cambio el pan estirado a mano, tiene una corteza más gorda y resiste la presión de los dedos.
En la miga también hay diferencia incluso en color, el primero tiene una miga más suave y esponjosa, más tipo pan comercial y el segundo el estirado a mano tiene una miga bien hecha,  consistente pero suave y con un precioso color dorado.
Conclusión, el sabor y el aroma de los dos es igual pero la sensación al comer uno y otro es bien distinta,  por supuesto me quedo con el estirado a mano, es lo más parecido que recuerdo a los panes de mi infancia.
Y si habéis llegado hasta aquí,  merecéis un premio por la paciencia.

sábado, 9 de abril de 2011

Mi especiero y un almuerzo improvisado

Hace unos días Laurita de cocinax2,  me dijo que debía  hacer una entrada con mi especiero, no lo había pensado hasta que ella me lo comentó, y lo tenía  en la cabeza,  el martes fue de esos días locos,  que no tienes tiempo para nada, faltaba media hora para el almuerzo y no tenía nada pensado, el cartero llamó al telefonillo para que bajara,  tenía un paquetito que no cabía en el buzón, y cuando lo abrí,  vi que era una latita de pimentón ahumado La Chinata que  me habían enviado para que lo probara, y me dije ya tengo almuerzo, unas patatas con pimentón, una tortilla francesa y  ensalada.
 
El regalito que tan amablemente me  enviaron y que desde aquí les doy las gracias, me ha encantado el aroma y el olor que desprende y ese precioso color tan  característico del  pimentón de la Vera.
      
Ingredientes:
para la tortilla
2 huevos
1/2 cucharadita de ajos secos
2 ramitas de perejil fresco
1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
pizca del sal
para la patata
1 patata grande
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de pimentón ahumado de la Vera "la chinata"
escamas de sal
para la ensalada
1 tomate
aceitunas aliñadas
anchoas
cebolla
escamas de sal
1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

Modo de hacerlo:
Como sabéis,  mi cámara está siempre encendida y aunque tenga poco tiempo y por muy simple que sea la receta,   no se hacerla sin mi paso a paso,  aquí os lo dejo.
 Corto en rodajas la patata,  la pongo en un plato,  le echo unas gotas de agua y lo tapo con papel film, lo meto en el microondas 4 minutos a max. potencia.

Dejo reposar las patatas unos minutos antes de quitarles el film, le echo el aceite, el pimentón y las escamas de sal.

Y mientras las patatas estaban en el microondas, he preparado la tortilla, en un cuenco he puesto los huevos, los ajos secos, la sal y el perejil finamente picado, lo bato todo y a la sartén caliente con unas gotas de aceite y a cuajar la tortilla.
Corto el tomate y la cebolla ,  le pongo las anchoas y las aceitunas, la tortilla y las patatas  y plato preparado en 15 minutos y listo para llevarlo a la mesa.

 

martes, 5 de abril de 2011

Bollitos de leche

 Cuando veo la foto, no sé si comerme un bollito o comerme la mano de Marta, cada vez que le doy  algo nuevo a probar, ella  pide "ma", y es que a esta muñequita todo le gusta.
Estos  bollitos son muy tiernos y muy aromáticos y  con el punto justo de azúcar, y con buenos productos  ecológicos son perfectos para los peques,  y para los no tan peques.
 
Los dos tamaños de bollitos
 
Ingredientes:
350 grs. de harina de fuerza ecológica
200 grs. de harina de repostería
1/2 cucharadita de sal
100 grs. de azúcar morena ecológica
15 grs. de miel de tomillo ecológica
15 grs. de levadura seca de panadero
2 huevos medianos
40 grs. de mantequilla  semi derretida
280 grs. de leche
 
Modo de hacerlo:
En el bol pongo todos los ingredientes secos, y con la pala mezcladora en velocidad media lo voy mezclando e incorporo poco a poco la leche, cuando se ha integrado todo, añado la mantequilla y la dejo hasta que se integre todo.
 Queda una masa elástica y algo pegajosa, con la espátula recojo la masa dentro del bol y la espolvoreo con un poco de harina, la tapo con un paño y la dejo levar hasta que casi triplique el volumen.
La pongo en la mesa y con un poco de harina la desgasifico, y la termino de amasar un poco, me he puesto un poco de aceite en las manos para manejar mejor la masa.
 Corto porciones de 80 grs. y de 40 grs. y la dejo reposar 10 minutos para que la masa se relaje.
 Estiro las bolitas y las pliego procurando cerrar bien las uniones y le doy la forma , aprieto los extremos, y los coloco en la bandeja del horno.
Preparo el glaseado, en un bol pongo un huevo y una cucharada de azúcar glas,  lo bato todo y con esto pinto los bollitos, y con una cuchilla le hago unos cortes.
 Los dejo levar hasta que doblan el volumen,   precaliento el horno  220º  calor arriba y abajo, meto la bandeja en la segunda ranura y bajo la temperatura a 180º y los dejo 22 minutos o hasta que estén dorados, ya sabemos que cada horno es un mundo.
 
Los dejo enfriar sobre una rejilla.