jueves, 26 de enero de 2012

Higaditos de pollo al vino tinto

He de confesar que los higaditos no me gustan nada,  bueno la casquería en general no es santo de mi devoción, pero que a mi no me guste no significa que no los cocine, en mi casa a mi marido y a mi hija les encanta, cuando empecé hace años a cocinarlos, me ponía una mascarilla porque no podía con el olor, hoy en día ya me he acostumbrado  pero siguen sin gustarme, es una de las pocas comidas que llegan a la mesa sin saber si están en su punto justo de sal, pero siempre me dicen que están buenisimos, tendré que creerlos porque me piden que lo repita.
Ingredientes:
 500 grs de higaditos de pollo
2 cucharadas de  aceite
1 cebolla
1 cucharadita de ajos confitados
1 cucharada de sal de verduras
250 grs de vino tinto

Modo de hacerlo:
En una sartén pongo el aceite a calentar y sofrío la cebolla cortada muy pequeñita, le añado los ajos confitados, y lo dejo rehogar unos minutos.

Mientras la cebolla se rehoga preparo los higaditos, le quito la grasilla que les sobra, separo el corazón , les pongo la sal de verduras, y los vuelco sobre la cebolla que ya está tierna.
 Lo remuevo todo para que los ingredientes se mezclen y echo el vino tinto, tapo la sartén y los dejo cocina 15 minutos a fuego medio, o hasta que los higaditos estén tiernos.
 

10 comentarios:

  1. Reme fíjate que buen plato has preparado y yo cuando compro un pollo digo que el higadillo lo tiren, para la próxima ya se como aprovecharlos.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco soy muy de casqueria, pero es un plato a tener en cuenta.
    besos

    ResponderEliminar
  3. A mi tampoco me hacen gracia pero mi marido te pondría un monumento. Me llevo tu receta
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  4. me encantan y los suelo preparar de vez en cuando pero siempre los he hecho con vino blanco ahora los probaré con tinto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que no me gustan los higadilloz, pero del pollo se puede utilizar todo.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Reme,me encanta esta forma de preparar los higaditos,siempre los he preparado encebollados pero la próxima vez los haré igual que tu
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Que recuerdos me ha traido esta receta. Me acuerdo cuando mi tia Olimpia los hacía para mi hermana y para mí cuando estabamos estudiando.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Me encantan, yo los hago parecidos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. En mi casa nos gustan a todos, pero hace mil años que nos lo hago. Dejé de hacerlos cuando empezaron con el tema de los piensos y demás, el pollo procuro comprarlo campero, y el hígado de estos pollos lo uso para el preparado de los canelones, pero los higaditos ya no los compro. Yo los hago muy parecidos, solo que antes de echar el vino (que se lo echo blanco) les echo un tomate maduro rallado. La verdad es que están muy buenos, yo soy fan de la casqueria en general. Es la primera vez que te comento pero te llevo leyendo desde hace tiempo. Un saludo.Esperanza.

    ResponderEliminar
  10. Realmente la casquería no es mi debilidad, de hecho he perdido la costumbre y las raices....mi madre cocinaba "asaura" blanca y roja con papas en chanfaina....o la sangre de pollo frita (que era lo único que yo probaba un pelín), no entra en "Mi cocina" ningún filete de higado, los "sesos" se los daba a mis niños de pequeño pero me ocurría como a ti, ni los probaba....
    Pero los higaditos de pollo (que ya los venden en mi carniceria de confianza sin el corazón) sí que los hago encebollados y nos gusta, la verdad sea dicha.
    Con vino tinto nunca se me hubiese ocurrido, siempre pongo blanco...así que probaré.
    Besos

    ResponderEliminar