miércoles, 28 de noviembre de 2012

Valle del Guadalhorce "La huerta de Málaga"

El pasado fin de semana, un grupo de  periodistas, gente influyente del mundo de la gastronomía y blogueros,  fuimos invitados por el Valle del Guadalhorce para darnos a conocer la variedad de recursos tanto naturales como agrarios de la zona, haciendo hincapié en las huertas ecológicas y en los campos de cítricos, y en esas pequeñas y medianas empresas que hacen que el día a día del Valle esté en  constante crecimiento.

Como el mundo de la escritura para mí está negado, quiero transmitiros  con imágenes todo lo vivido, que ha sido mucho y muy bueno.
El problema está en resumir  dos días, no quiero extenderme mucho para no cansaros, pero me es imposible reducirlo  más,  espero que lleguéis al final y si consigo transmitiros aunque sea  pequeña,  parte lo aprendido y  vivido, me daré por satisfecha.
 
Ya desde el autobús,  va apareciendo el bellísimo paisaje del Valle, se nota que ha llovido,  el verde es espectacular, aunque adentrándonos más,  hemos podido ver los destrozos provocados por las últimas inundaciones.
Empieza la jornada en Coín, en la Cafetería Alameda  con un buen desayuno, pan, aceite y cítricos  de la tierra, sin olvidarnos de esa exquisita manteca colorá que nos ha acompañado en nuestros desayunos, después de las presentaciones y charla nos ponemos en camino.
 Primera visita del día, al molino tradicional de harinas ecológicas de Coín, una empresa familiar   que ha ido superando el día a día desde 1780, José Antonio propietario del molino y Margarita Jiménez Gómez, del área agroalimentaria , nos explicaron el funcionamiento y la historia del molino, donde solo se muele cereal ecológico, José Antonio nos dio unas clase magistral sobre  las diferentes harinas ecológicas.
 Y después de ver y tocar las maravillosas harinas, nos vamos a la panadería La Curruca, otra empresa familiar, donde el pan se hace  a mano desde el sigo XIX, con una masa madre de gran solera,  generaciones han pasado por ella cuidándola con mimo para mantenerla viva y fresca y producir con ellas esos magníficos panes que Santi y Miguel saben hacer como nadie.
Especial mención a ese horno de leña del siglo XVIII,  alimentado  con ramas de olivo y  tomillo, y que día a día pasan cientos de panes elaborados de la manera más artesanal posible, aquí no intervienen máquinas,  solo los puños y el cariño que le ponen, si visitáis Coín no dejar de comprar pan,  de un solo bocao os devolverá a la niñez.
La  Curruca una panadería con historia, tanta que es la panadería más antigua de Málaga.
 Y después de tanta visita y tanta información y tanto aprender, nos esperan en un restaurante de la localidad, Casa Paco de Coín, donde los hermanos Cerrillos nos reciben con cariño, y nos deleitan con sus creaciones culinarias, excelente el trato y la comida, y para mí y creo que ahí compartimos todos la misma opinión, espectacular la presa Ibérica a la sal de carbón.
 
De nuevo al autobús,   ahora toca ver y aprender del cultivo ecológico, y que en Huertas Viejas de Coín, la familia Hevilla cuidan con mimo y esmero.
Allí aprendimos la importancia que tiene el cultivo ecológico y la repercusión en nuestra salud, la lucha diaria de  familias enteras por conservar y recuperar viejas semillas, como se conserva el método tradicional de regadío, las acequias siguen funcionando y da la sensación que  el avance del tiempo se ha parado, se respira un aire limpio mezclado con los olores de la huerta, o mejor como ellos dicen de la "selva",  entre frutas, hortalizas y barro, mucho barro  como consecuencia de las últimas lluvias, se nos hizo de noche y empezó a hacer frío, nos fuimos con la sensación que hay mucha gente que trabaja y disfruta por  preservar el cultivo tradicional ecológico, aunque como bien dicen, solo de la huerta no se puede vivir.
Con barro hasta los tobillos, nos subimos al autobús,  y visitamos la Cooperativa Guadalhorce Ecológico en Villafranco del Guadalhorce, allí un gran número de agricultores trabajan sus campos , el auge de esto debido a la crisis y al paro, los agricultores que abandonaron sus huertos para trabajar en otros sectores, están volviendo y eso hace que cada día pequeños agricultores se una a la cooperativa, y desde allí planifican los cultivos para luego surtir los pedidos que semanalmente reparten por toda la ciudad, y  cada fin de semana montan mercadillos en Málaga y la provincia. un lujo que tenemos a nuestro alcance a golpe de teléfono o internet, y que gracias a esta herramienta podéis recibir una caja de fruta y verdura frescas y ecológica en cualquier punto de España.
MÁS INFORMACIÓN
Teléfono para los pedido  952243149   672281676
eco@guadalhorceecologico.es
www.guadalhorceecologico.es/gp
Si quereis visitar la tienda
Guadalhorce Ecológico, CA
Ronda de Poniente, s/n
29670 Alhaurín el Grande (Málaga)
horario de lunes a jueves 09.00 a 14.00 y de 16.00 a 19-00, viernes de 09.00 a 14.00
Con la noche echada encima, nos dirigimos a La Venta Los Conejitos, "como  han cambiado las ventas" nos recibío y nos acompañó en la cena Cristobal Martín uno de los propietarios, disfrutamos de la excelente comida y de su compañía,   nos enseñó  la haciendo cuidada al máximo detalle, grandes jardines, salones para congresos y festivales..... y nos contó sus  proyectos para el futuro, que espero los haga realidad.
Y por fin, llegada y fonda, era tan tarde que no se podía apreciar la belleza del entorno, además deseando una ducha y meternos en la cama, que nos esperaba otro día intenso.
Nos despertamos con una mañana fría y gris, pero con unas vistas al pantano increíblemente bonitas, empieza bien el día, bajamos y nos encontramos una mesa preparada para el desayuno, y que desayuno pensado para reponer fuerzas, y luego una breve visita al entorno, un lugar privilegiado donde poder descansar y relajarse y olvidarse del ajetreo diario, donde el tren llega a las mismas puertas del hotel, donde el único ruido es el del agua y los pájaros, ideal para senderismo, excursiones en bicicleta, para  una velada romántica,  para ir con toda la familia y disfrutar del paisaje, de la buena comida y del  trato exquisito del personal, gracias Queco por todas las atenciones recibidas. 
Subimos al autobús donde Andrés el conductor no ha llevado a todos sitios siempre sonriendo y amable, a pesar de dejarle el autobús lleno de barro y algún que otro accidente con las compras, y visitamos Álora, el Mirador del Castillo, sus empinadas calles, su monumento a la Faenera, a ese día a día invisible de la mujer rural , el azulejo dedicado a Los Meceros, una alegoría de como se ligaba hace un par de generaciones en Álora, "como ha cambiado, ahora móvil en mano y como si nos conociéramos de toda la vida"
Después del bonito paseo por Álora fuimos a la Cooperativa Manzanilla Aloreña, Paco el gerente  nos explico todo el proceso desde que se coge la aceituna del olivo, hasta que llega al consumidor, como aceituna de mesa o  como aceite de oliva virgen extra, y extra ecológico, nos enseñó que la aloreña es una aceituna de piel delicada, con un hueso flotante y  que su recogida tiene que ser manual,  la técnica del ordeño, cogiendo una a una y depositándola en cestos que los propios aceituneros llevas cogidos al cuerpo, de esa forma la aceituna llega perfecta a la fábrica, allí se lava y se mete en bocoyes para su maduración,
Las características organolépticas varían dependiendo del grado de maduración natural de la aceituna, las menos fermentadas son las conocidas como,  aceituna verde fresca ,  conserva el color verde claro  que tiene en el árbol, con olor a fruta verde y a hierba, con una textura firme y crujiente y el amargor es la nota característica.
Con algo más de maduración encontramos la aceituna tradicional, su color verde-amarillo-pajizo , por su grado de maduración no se percibe los aromas a frutas fresca, una textura menos firme pero que conserva sus propiedades crujiente y ligeramente amargo.
Y por último la aceituna curada,  con un color amarillo-marrón,  menos firme y crujiente que las dos anteriores, con sabor ácido y  pierde su amargor.
Para mi que estoy acostumbrada desde niña a comer aceitunas casi recién cogida del árbol, prefiero la  variedad verde fresca, pero la mayoría del grupo prefirió la aceituna tradicional. 
Con la aceituna que no tiene el calibre para que sea aceituna de mesa, se hace el aceite, un aceite dulzón con afrutado intenso a almendra y  hierba fresca verde, su elaboración de primera prensada en semi frío con molino ecológico en dos fases, no pica en exceso y no se repite al hacer  la digestión, no resulta pesado ni se agarra, excelente para cocinar crece y no humea  e  inmejorable en crudo para ensaladas y para el desayuno, por algo la aloreña es "la pata negra de las aceitunas".
Después de disfrutar de las aceitunas, nos vamos a los cítricos, en la Finca del Condado nos espera Carlos "el músico", acompañado de Rafael, un octogenario que derrocha sabiduría, veteranía y gran humor,  para enseñarlos y degustar las variedades citrícolas  que tienen, naranja, limones, mandarinas o como los lugareños la llaman "mondarina", pomelo rojo, limón dulce todo un descubrimiento, y lima, una delicia pasear entre naranjos, oliendo a azahar y degustando las frutas recién cogidas del árbol, impagable
Y nos toca reponer fuerzas, esta vez en el Cortijo del Arte en Pizarra, nos recibió y atendió muy amablemente la propietaria Inge De Ceuleneer, el cortijo eran  una antigua vaquería transformada en hotel y restaurante, donde predomina la madera y  su peculiaridad está en las habitaciones, cada una de ellas lleva el nombre de un personaje  famoso, Antonio Banderas, Antonio Gala, Sergio Ramos........, allí pudimos degustar la sopa aplastá  típica de Pizarra, muy parecida a las sopas perotas, de Álora, o a la sopa poncima de Alhaurín.
Y hasta aquí hemos llegado, cansados pero llenos de alegría por lo vivido y aprendido, por la gente tan fantástica que hemos conocido gracias a Valle del Guadalhorce que lo ha hecho posible,  y en su nombre a Toñi Gallego Gallego, María Trujillo Zambrana y a Marga Jiménez Gómez, que nos han acompañado, informado, guiado,  alegrado y hasta cuidado. Gracias a todos y espero volver a encontraros.

lunes, 26 de noviembre de 2012

Galletas con chocolate, súper fácil

Esta receta es tan fácil, que no necesitamos ni batidoras,  ni robots de cocina, ni amasadoras, tan solo un cuenco, una cuchara, y un poco de tiempo, y el resultado a la vista está. 
 Ingredientes.
150 grs. de chocolate negro
1 huevo mediano
200 grs. de harina + pizca de sal
100 grs. de azúcar
5 grs. de crémor tártaro
1 cucharadita de extracto de vainilla de Madagascar
100 grs. de mantequilla

Modo de hacerlo:
En un cuenco pongo la mantequilla en pomada y el azúcar  y con una cuchara lo bato hasta conseguir una crema, añado el huevo y sigo mezclando, añado el extracto.y lo mezclo todo, tan solo me ha llevado un par de  minutos.
Para tamizar la harina he usado un escurridor de plástico, y la voy incorporando a la crema anterior, junto con la pizca de sal y el cremor tártaro, y con la cuchara voy mezclando hasta que todo se integre bien, esto me ha llevado otro  par de minutos.
Pongo el chocolate en la tabla y con un cuchillo grande lo troceo, y lo incorporo a la masa, y con la cuchara lo mezclo todo, un minuto no más.
Hago dos rulos con la masa y los envuelvo en papel film, lo dejo en la nevera mínimo un par de horas, pero se puede quedar un par de días en la nevera que no pasa nada.
Pongo el rulo sobre la tabla y sin quitar el papel film corto ruedas de 1 cm de grosor, retiro el papel y con los dedos redondeo un poco la masa, he hecho tres tamaños ya que a mí me gustan las galletas muy pequeñitas, las meto en el horno a 180º en la segunda ranura calor arriba y abajo, el tiempo depende, las grandes han estado 12 minutos, las pequeñas 10 y 8 minutos, aunque al sacarlas del horno salen tiernas, al enfriar endurecen y resulta una galleta crujiente.
Y a disfrutar sobre todo los muy chocolateros, porque las galletas llevan bastantes tropezones de chocolate,  como a mi me gusta.

jueves, 22 de noviembre de 2012

Caponatta siciliana

El pasado fin de semana unas cuantas de  mis amigas blogueras capitaneadas por Ana Ruiz, de Cocina con Ana  hicieron una RUTA AGRICOLA GASTRONOMICA EN ALMERIA, yo no pude asistir, aunque las he visto disfrutar en fotos y casi lo vivo a la par con ellas, tuvieron el detalle de traerme una bolsa llena de ricas verduras y con esas verduras he preparado esta receta.
 












Yo tengo mi propia  recetas de caponata,  que al fin y al cabo no es más que un pisto con algún condimento mas, pero  que en casa nos encanta el sabor agridulce que tiene, y como homenaje a estas blogueras encantadoras que se que me echaron de menos, como yo a ellas, que mejor uso puedo darle a estas verduras que con  esta caponatas del blog de Ana Ruiz, la impulsora de Ruta.

Ingredientes:
para dos personas
berenjena (175 grs.)
1 tomates rojo (250 grs.)
2 pimiento rojos (80 grs.)
2 pimientos amarillos (80 grs.)
2 pimientos naranja (80 grs.)
2 cebolletas (100 grs.)
calabaza (160 grs.)
azúcar (15 grs.)
vinagre de manzana (150 grs.)
aceite de Oliva virgen extra Hojiblanca selección (75 grs.)
pasas malagueñas (50 grs.)
piñones (50 grs.)
aceitunas verdes o negras 12 unidades
albahaca fresca
sal
--------------
4 huevos de gallina feliz
salchichas al vino blanco

Modo de hacerlo:
Pongo la sartén a calentar, y mientras coge temperatura troceo los pimientos y la cebolla,  a mi me gusta muy pequeñito pero eso cada uno a su gusto.
Pongo el aceite en la sartén caliente y seguidamente añado los pimientos y la cebolla, y lo tapo para que suden.
Troceo del mismo tamaño la calabaza y la berenjena y lo añado a la sartén, la vuelvo a tapar.
Pelo y corto el tomate y lo echo a la sartén, pruebo como está de sal y  lo vuelvo a tapar y la dejo hasta que esté el tomate frito, como la verdura está cortada muy pequeñita se hace enseguida unos 10 minutos.
Ya que la caponata está prácticamente hecha, añado las pasas, los piñones, el azúcar, las aceitunas troceadas.
   
El  vinagre y lo dejo unos minutos hasta que el vinagre reduzca, y es el momento de ir friendo los huevos, para acompañar la caponata.
Y en el momento de servirlo le pongo la albahaca picadita, hoy como ha sido plato único lo he acompañado con salchichas al vino que en una próxima entrada pondré la receta y unos huevos de gallina feliz, de esas que corretean por el campo y comen todo lo que encuentras al alcance de su pico, y es que mi cuñado tiene en su campo gallinas y nos deleitan con estos maravillosos huevos, un lujo.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Flan de dulce de leche

  
 Este es uno  de los flanes preferido de mi hija, y es que cuando empieza a comerlo se le nota en la cara, lo único que se oye es ummm, ummm,  mamá esto está de muerrrte, que cosa más buena ummm ......,  así que es uno de los que con más frecuencia suelo hacer, y que ella "gentilmente" se lleva en su mochila para tener postre toda la semana.
 
 Ingredientes:
6 huevos
1 lata pequeña  de  dulce de leche casero
400 grs. de  leche fresca
1 cucharada de extracto de vainilla
100 grs de queso fresco
-----------
Para el caramelo
200 grs de azúcar
1/2 cucharadita de limón
50 grs de agua


Modo de hacerlo:
 Primero preparo el caramelo, pongo en la sartén el azúcar y las gotas de limón, y lo dejo hasta que el azúcar está dorado, le añado el agua con cuidado que va a saltar y nos podemos quemar y lo dejo un minuto más en el fuego.
 
En el vaso de la batidora echo los huevos, el dulce de leche, el queso, la vainilla y la leche fresca, lo bato todo hasta que esté bien integrado.
 Con una cuchara voy poniendo el caramelo en los tarros y seguidamente los lleno con el batido, ojo hay solo se llena las 3/4 partes del tarro.
En una bandeja pongo todos los tarros, la llena la mitad de agua y la meto en el horno a 180º, calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 20 minutos o hasta que estén cuajados.
Los dejo enfriar y les pongo la tapadera y listo para la nevera, así se conservan muy bien.
 
Y es muy cómodo comerlo, solo hay que coger un tarro abrirlo y meter la cuchara, ahora eso si,  no me hago responsable de los michelines que luego salgan.









lunes, 19 de noviembre de 2012

Tiramisú veloz

Tiramisú hay infinidad de recetas, tantas que no he llegado a saber cual es la original, este es del libro la cocina italiana de  Jamie Oliver, es rápido de hacer y muy bueno, yo los he hecho con bizcochos de soletilla caseros, por supuesto mucho más bueno que los industriales, pero vamos tampoco les va mal, según cuenta Oliver la palabra tiramusú se traduciría algo así como "recógeme", algo tendrá que ver pero yo no le encuentro similitud.



















Ingredientes:
16 bizcochos de soletilla
200 grs. de café fuerte recién hecho
75 grs. de azúcar
350 grs. de queso mascarpone
1 cucharadita de extracto de vainilla
100 grs. de vino Málaga Virgen
Ralladura y zumo de 1 naranja
 ------------
1 cucharada de cacao en polvo
100 grs de chocolate para  hacer viruta


Modo de hacerlo:  

Preparo la crema, mezclo el queso con el extracto de vainilla, lo bato hasta que esté cremoso, añado el vino, la ralladura y una cucharadita de zumo de naranja para aligerarlo un poco, y sigo batiendo hasta obtener una crema suave.
Preparo el café y lo endulzo, y le añado el sobrante del zumo de naranja.
Con el rodillo he aplastado ligeramente los bizcocho, los pongo de base y coloco en molde encima, y recorto el sobrante, lo mojo generosamente con el café, y con una cuchara echo la crema de mascarpone, vuelvo a poner otra capa de bizcocho bien aplastados, lo baño con el café y la última capa de queso, lo meto en la nevera para que coja cuerpo
Y en el momento de desmoldarlo, le espolvoreo el cacao y lo decoro con virutas de chocolate

domingo, 18 de noviembre de 2012

Pimientos, patatas y cebollas, rellenos de carne y arroz


 Caballo grande, ande o no ande, eso fue lo que debió pensar mi marido, el me comentó que tenía ganas de comer pimientos rellenos, yo ese fin de semana estaba fuera con los Gastronómadas, así que  el hizo la compra en el mercado, le dije compra dos pimientos rojos para rellenar, de esos chatitos que Juani tiene, "Juani es mi frutero de toda la vida, y conoce bien mis gustos" pero a él eso le pareció que eran pequeños,  aunque Juani  le insistió que eran los ideales para rellenar, él se trajo los más grande que había y claro ahí está el problema como consigo que los pimientos se queden de pié,  si es imposible,  los meti dentro de unos aros de emplatar, aunque desafiando la ley de la gravedad,  pero  conforme los  pimientos se iba haciendo se ablandaba y a media cocción los tuve que sacar del molde y extenderlos en la bandeja, ya os imaginais quemaduras en los dedos, derrame del relleno, etc. pero bueno al final todo acabó bien, "El Jefe" comió pimientos rellenos que de eso se trataba, y le quedó claro que el refrán de "caballo grande, ande o no ande" no siempre se puede aplicar.
 
Ingredientes:
2 pimientos rojos de asar
2 patatas medianas
2 cebollas
300 grs. de ternera picada
1 cebolla
2 dientes de ajo
100 grs. de arroz
3 tomates rojos "sirven de lata"
1 cucharadita de jengibre fresco
150 grs. de vino blanco
150 grs. de agua
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

Modo de hacerlo:
Pongo al fuego una sartén grande, y cuando está bien caliente añado el aceite y seguidamente la cebolla, el jengibre  y los ajos todo muy picado, lo rehogo un par de minutos y añado la carne picada, lo dejo un par de  minutos más y añado el arroz, y el vino. 
Incorporo el agua, y los tomates, que debería haber puesto antes del arroz, pero me despisté, compruebo como está de sal y  pimienta y lo dejo a fuego medio 10 minutos, el arroz debe quedar entero porque terminará de hacerse en el horno.
Mientras se hace el sofrito, limpio los pimientos, y con un sacabolas ahueco las patatas y la cebolla, y lo relleno con la carne, lo pongo en la bandeja  y le echo una cucharada de aceite de oliva virgen extra encima, lo meto en el horno precalentado a 200º durante 40 minutos o hasta que los pimientos estén doraditos, yo los cinco últimos minutos he encendido el gril para darles un poco más de color.
Los recortes de cebolla y patatas no lo tiro, lo guardo en la nevera para base de otro guiso.





viernes, 16 de noviembre de 2012

Bizcocho mágico

o lo que  parece, y no es.
Cuando  vi la receta, el nombre y los ingredientes me encantaron, y tenía que hacerla ya,  y que mejor ocasión que en la reunión de nuestro grupo PIPIRRANA,  como somos muchas cada una me daría su opinión,  y allí fue donde decidí cambiarle el nombre, porque todas pensaron  que era una tarta de queso.





 
Ingredientes:
4 huevos
75 grs. de harina+ pizca de sal
220 grs de azúcar glas
100 grs de coco rallado
125 grs de mantequilla fundida
300 grs de nata para montar
180 grs de lehe
1 cucharada de ralladura de limón
60 grs de zumo de limón
-------------
1 molde redondo de 22 ccms de diámetro


Modo de hacerlo:
Precalentar el horno a 180º y pintar el molde de mantequilla, yo prefiero forrarlo con papel de horno, los resultados me gustan mucho más, pero eso que cada cual elija su opción.
 Bato los huevos y el azúcar, agrego la harina y el coco  sin dejar de baitr, la mantequilla fundida, la nata, la leche y el zumo de limón con la ralladura,  y sigo batiendo hasta obtener una crema homogénea, y la vuelco en el molde forrado.
Lo meto en el horno calor arriba y abajo en la segunda ranura hasta que al pincharlo salga seco, la receta original dice que 45 minutos yo lo he tenido  60 minutos, pero ya sabemos que cada horno es un mundo.
 Lo dejo dentro del molde 20 minutos, lo pongo en una bandeja y en el momento de servirlo lo espolvoreo con azúcar glas.
 Nota:
La receta es de Directo al Paladar y  lo llaman bizcocho mágico  porque en el horneado se producen  de tres capas distintas, algo que no  ha pasado en el mío, exteriormente parece una tarta de queso, nada que ver con la receta original, ahora de sabor delicioso y merece la pena hacerlo,  se produzcan o no las tres capas, yo volveré a repetirlo, e intentaré batirlo menos que puede que ahí esté el problema, pienso pero no lo sé.