jueves, 24 de enero de 2013

Jabón de Aloe arborescens y AOVE

























Aunque el aloe  es muy conocido puede que alguien no sepa que es, para  que sirve y las propiedades que tiene, por supuesto yo no soy una experta, hay muchas páginas en internet que te enseñan los beneficios del aloe,   y eso es lo que yo he ido haciendo durante un tiempo recopilando de aquí y de allá y coger lo mejor de cada sitio,  al menos eso creo.

 A mí me gusta reciclar y esta es una forma sencilla de reciclar ese aceite que ya no usamos y que es un pecado tirar por el desagüe,  yo lo guardo en un tarro y cuando tengo la cantidad necesaria hago jabón  para lavar,  y gel para la lavadora, pero nunca me había atrevido  a ir más allá, hasta que un día tropecé con la página de Al Condori donde explica muy bien todo lo referente al aloe vera, sus propiedad  y qué hacer con él, y entre sus recetas encontré este jabón.

Al ser un jabón para el aseo personal,  yo no he usado aceite reciclado, me parece que un aceite limpio  y sin haber sido sometido a altas temperaturas  conservará todas sus propiedades.

Y así de adornadito como está en la foto,  ha sido uno de los regalos de estas navidades.

 Ingredientes:
2 pencas de aloe arborescens
10 hojas de rosal (opcional)
500 grs. de aceite de oliva virgen extra sin usar
500 grs. de agua
85 grs. de sosa cáustica

Modo de hacerlo:
Primero preparo el aloe, con un cuchillo pelo la penca y extraigo la gelatina que tiene dentro, la cojo con una cuchara ya que es muy resbaladiza y la pongo en el vaso de la batidora y la trituro.
 Pongo el agua a infusionar con las hojas de rosal esto es mi aportación a la receta, y cuando empieza a hervir  la cuelo en el barreño donde voy a preparar el jabón.
 Esta parte es muy importante, hay que cubrir el suelo con bolsas de plástico y  las manos y los ojos con guantes  y gafas, yo suelo usar manoplas de cocina y gafas de sol.
En el barreño donde está el agua añado la sosa cáustica, con cuidado y procurando que no salpique porque nos producirá una quemadura, enseguida el agua empieza a hervir, con la cuchara de madera lo mezclo con cuidado, y cuando ha dejado de humear añado el aceite, aquí me he quitado la manopla porque no podía coger el vaso, pero  siempre con cuidado, lo mezclo bien cpn la cuchara hasta que  esté bien integrado, y  añado el áloe.
 Con la cuchara de madera voy dando vueltas en el sentido de las agujas del reloj, hasta que empiece a cambiar el color, y como es un proceso largo termino con la batidora, pero siempre con movimientos giratorios y en el mismo sentido, hasta que se haga como una papilla espesa.
 Es el momento de echar el jabón  en los moldes  , yo he usado estos de silicona que van muy bien.
  Pasado 24 horas sacos los jabones del molde y lo pongo en una bandeja en un lugar seco y fresco para que se sequen, he marcado los jabones con mi inicial para darles un toque personal,  y en menos de un mes estará listo para usar.
  El aloe arborescens sin flores en verano, y con flores en invierno.

  Nota: 28.1.13 Entre los cometarios de esta receta, he encontrado uno donde me aclaran un pequeño error yo llamo aloe vera,  al aloe de la foto y no se llama así,  es "aloe arborescens"  primo hermano del aloe vera y que comparte los mismos beneficios para tratar quemaduras y su eficiacia para la cicatrización, así que haciendo justicia he cambiado el nombre del jabón. Gracias por la aclaración Aloe Varo.

25 comentarios:

  1. ¡¡¡ Interesantisimo !!!! Precioso y personalisimo regalo el que has preparado éstas navidades....y es que tienes mucho arte y mucha paciencia.
    Yo suelo reciclar el aceite siempre, siempre, siempre, lo guardo en botellas de plástico y los dejo en los contenedores especiales, casualmente tengo uno muy cerca de casa. Como buena ecologista "rechiclo" como dice mi suegra. Me da tanta rabia ver las capas de aceite en el mar!!!!!
    En la urbanización donde tengo el local hay aloe vera, muchisimos rosales también....uf, espero algún día atreverme a seguir tus pasos.
    Gracias por la idea y por la receta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguimos pareciéndonos, en mi casa se recicla todo y vivo rodeada de aloe vera, rosales, margaritas, buganvilla como decimo aquí.

      Gracias a ti como siempre, por el cariño que siempre pones en los comentarios.

      Besitosss

      Eliminar
  2. Hola Reme, yo soy una incondicional del aloe, mi planta más querida tiene 18 años y de ahí voy sacando todos los hijos cada año. Lo utilizo para un montón de cosas. Hago también el jabón para el cuerpo como el tuyo, y me parece un regalo muy original.Quizás no le damos importancia a las cosas que hacemos porque lo vemos normal, pero para los demás son productos especiales, y los agradecen un montón.
    Fantástica entrada, con un paso a paso estupendo, y que puede hacer animarse a más de uno.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuria seguro que le pones todo el cariño a esa planta y ellas que son muy agradecidas te lo devuelven y con creces.

      Gracias y espero que alguien más se anime.

      Besitosss guapa

      Eliminar
  3. uff, cómo me.gustan a mí este tipo de rwcetas, y.cómo la voy a poner en prá ctica. gracias también por este regalito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero si tu eres toda un experta en jabones.

      Besitosss

      Eliminar
  4. Reme, qué maravilla!!
    Te han salido para comérselos, aunque ya sé que son jabones, pero con un aspecto impecable. Es que siempre aprendo de ti un montón, guapa!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay como se notan mis amigas, siempre atentas y con palabras de cariño.

      Besitosss

      Eliminar
  5. No sabes el tiempo que llevo queriendo hacer jabón, tengo todos los ingredientes y muchas ganas. Ya te contaré. Besos

    ResponderEliminar
  6. Nunca he preparado jabón en casa, porque no uso apenas aceite en casa y porque siempre me pareció un lío tremendo... pero el resultado se ve que merece la pena!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede parecer complicado pero para nada, si usas poco aceite y te apetece hacer jabón si es para uso personal hazlo con aceite sin usar, y si es para lavar con aceites usados que bien te pueden guardar tus amigos o familia, pero no te quedes con las ganas. Besitosss

      Eliminar
  7. Nunca he hecho jabón y me resulta muy curioso, no parece difícil y da muy buen resultado.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Reme, qué buena entrada....creo que es para animarse a hacerlo. Yo tengo un aloe pequeñito y no está muy allá pero lo mismo me sirve para hacer estos jabones....
    Un beso,
    La cocina de Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mar mimarlo un poco y verás que pronto se pone bonito y te dará buenas pencas no solo para hacer jabón , para las quemaduras es fantástico y para muchas cosas más.

      Besitossss

      Eliminar
  9. Estupendo paso a paso y una información muy interesante. Quizás me anime. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me daría por recompensada si ánimo a alguien a hacer jabón.
      Besitossss

      Eliminar
  10. Alucinada me tienes!si es que la que tiene arte lo tiene para todo.
    Me apunto la idea de los jabones porque además mis suegros tienen aloe vera en cantidad.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, y deseando verte pronto guapísima me encanta tu sonrisa contagiosa.

      Besitosss

      Eliminar
  11. Lo mismo digo...¡Eres la caja de pandora!...pero qué maravilla..¡cuánto sabes, mi niña! En la buena hora que, además de blog de poesía, me dio por meterme, por golosa, en este blog de cocina...jaja.
    Oye...si me hago del aloe...lo voy a hacer...voy a copiarlo. Me encanta lo natural. Y...me he quedado con otra cosa que he leído...ese gel de lavadora...¡es que soy una maniática de lavar!...¡gasto muchísimo detergente líquido!. Si tienes la receta y quieres pasármela o ponerla aquí...agradecida...¡con la crisis...mucha gente pensará como yo!...jaja...bueno, mi malagueña preferida...un beso grande de tu amiga extremeña.

    ResponderEliminar
  12. Querida amiga como dice el l refrán, es más sabio el diablo por viejo que por diablo, jajajaja me alegra que te guste mi propuesta de hoy, y sobre el gel para la lavadora estoy en ello, y en cuanto la tenga lista la publicaré, además de ser muy buen gel y reciclar....como bien dices ahorramos dinero, que en estos malos tiempos que corren nunca vienen mal.
    Besitossss mi poeta y amiga extremeña.

    ResponderEliminar
  13. Los jabones te han quedado preciosos y me parece un regalo muy original y personal. Yo también suelo reciclar el aceite usado haciendo gel para la lavadora y me parece una idea fantástica, además de muy económica para los tiempos que corren. A ver si un día me animo y pongo la receta en el blog. Siempre está bien animar a los demás a reciclar cosas.
    http://entrebrochasypucheros.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  14. Hola!
    Muy interesante la receta de jabón! Pero una cosita, las fotos que tienes no corresponden a Aloe vera, es Aloe arborescens. Somos amantes de esta planta, la cual producimos de manera ecológica. Te dejo un enlace donde puedes ver los tipos de aloe. Un saludo!!! http://aloevaro.blogspot.com.es/2012/05/tipos-de-aloe-aprende-diferenciar-las.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la aclaración, siempre la he conocido con ese nombre y ya veo la cantidad de aloe que hay aunque sean muy similares entre si.

      Besitoss

      Eliminar
  15. Veo que compartimos aficiones muy parecidas, reme. me ha parecido muy interesante este jabón de aloe. precisamente en casa tengo unos aloes preciosos, y de tanto en tanto hago alguna que otra receta.
    me ha gustado mucho la tuya. la probaré.
    Un beso.

    ResponderEliminar