lunes, 28 de enero de 2013

Tarta Daim o Tarta Sueca

 Quién no ha ido a Ikea y ha comido un trozo de su famosa tarta, pues ésta es como dice mi hija,  igualita  pero infinitamente más buena.
Esta es otra de las recetas que llevaba años guardada en la carpeta de pendientes, es de la sueca-andaluza más simpática que conozco, éramos ya amigas en el Foro de Mundo Recetas, hace ya unos años, Atina como allí la conocíamos o Anita que es su verdadero nombre.



















Ingredientes:
Para la base
4 claras
100 grs. de almendras molidas
125 grs. de azúcar
---------
para el relleno
4 yemas
150 grs. de mantequilla
100 grs. de nata
100 grs. de azúcar
------
para la cobertura
150 grs. de chocolate con almendras
75 grs. de aceite de girasol
1 bolsa de Daim

Modo de hacerlo:
Precalentar el horno a 175º calor arriba y abajo.

Primero como bien cuenta ella, hay que marcar dos círculos en un papel de horno, lo marcamos bien fuerte porque lo pondremos del revés, para que el lápiz no tenga contacto con el merengue.
Yo he usado almendras con piel y las he triturado y por ese motivo el merengue sale con ese color, en la receta original las almendras no llevan piel.
 
 Y ahora empiezo con la tarta.
En un cuenco pongo el azúcar, con las almendras molidas y lo mezclo.
Monto las cuatro claras  a punto de nieve y voy echando poco a poco el azúcar con la almendra, lo mezclo con una lengua de silicona con movimientos envolventes para que el merengue no se baje.

 
Pongo el merengue en una manga pastelera y voy rellenando los círculos marcados con lápiz, también se puede hacer con una cuchara, pero así es más fácil aunque se tenga que manchar la manga pastelera, lo meto en el horno que ya tenemos precalentado en la segunda ranura de 15 a 20 minutos, ya sabéis que cada horno es un mundo así que es mejor ir vigilando, cuando está frío lo separo del papel.
 Mientras el merengue está en el horno preparo la crema, en una cacerola pongo el azúcar, las yemas y la nata, y a fuego alto sin dejar de remover hasta que empiece a hervir, se baja el fuego y se deja borbotear hasta que espese, lo retiro  del fuego y le añado la mantequilla que se fundirá con el calor de la crema.
 En un cuenco pongo el chocolate troceado con el aceite y lo meto en el microondas un minuto hasta que de derrita y con una cucharita lo mezclo todo hasta que el aceite quede totalmente integrado con el chocolate.
 El plato donde voy a servir la tarta  lo forro con papel de aluminio para que no se manche, yo lo hago en cuatro trozos así luego es muy fácil retirarlo.
Pongo el primer círculo de merengue y encima una capita de crema, no hay que pasarse mucho , y encima el otro círculo. 
  Lo cubro con la crema, "os advierto que a mí me ha sobrado" y por último añado el chocolate derretido y encima los Daim, lo meto en la nevera para que se enfríe y el chocolate se seque, además ésta es una de esas tartas que mejoran con los días, así que si queréis hacerla un día antes perfecto, ganará en sabor y textura.

Y como ella dice, es una tarta muy, muy calórica y muy, muy dulce. Abstenerse poco golosos
 Y este es el paquete de las chocolatinas Daim por si hay alguien que no lo conoce.