jueves, 23 de mayo de 2013

Pasta fresca de tomate y queso

nueva entrada

Ingredientes:
para dos personas
180 grs. de harina panadera recia
30 grs. tomate y queso seco en polvo
2 huevos
1 cucharadita de agua fría
--------
200 grs. de espárragos
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cebolleta
2 dientes de ajo
12 tomatitos
1 cucharada de soja
100 grs de vino blanco
1/2 cucharadita de sal
1/4 cucharadita de pimienta negra molida

Modo de hacerlo:
En un bol pongo la harina, los huevos y el tomate en polvo, y con la pala lo mezclo hasta que se hace como arenilla, añado la cucharadita de agua y eso hace que se compacte la masa,  hago una bola presionando la masa con las manos, y la dejo reposar tapada con un paño 30 minutos.
Para hacerla a mano es tan simple como poner todos los ingredientes en un bol grande y amasar con las manos, hasta que la masa se compacte en un par de minutos está lista, el resto igual

Con la masa ya reposada, toca estirarla, divido la masa en dos y empiezo a estirarla   desde el número 7 al 1 de mayor a menor grosor de los rodillos, al finalizar vereis como el color de la masa ha cambiado, eso es debido al estirado que  ha ido mezclando más el tomate.
Una vez estirada la paso por el cortador de tallarines, y la voy colgando, yo suelo ponerla sobre cucharas de madera sujetas en un cajón, pero hay perchas especiales para este menester pero no lo considero imprescindible y es un trasto menos que guardar, yo la tengo colgada 10 minutos no más, después va a la olla en agua hirviendo bien saladita.
La pasta está ya cortada, ahora toca la salsa, en una sartén pongo el aceite y rehogo la cebolleta y los ajos muy picaditos, lo dejo un par de minutos y añado los espárragos sin las puntas que las reservo para el final porque necesitan menos cocción, seguidamente añado los tomatitos, van entero porque son muy pequeñitos,  lo dejo otro par de minutos y añado las puntas de los espárragos.
Añado la soja y el vino y lo dejo a fuego medio cinco minutos, y pruebo para ver cómo está de sal,  mientras hiervo la pasta, para eso pongo   agua a  calentar, y cuando empieza a  hervir  añado un par de cucharadas de sal y meto la pasta.
Como es pasta fresca y recién hecha con dos minutos es suficiente, la saco del agua y la echo en la salsa, un meneito para que se impregne bien de los sabores y lista.
Ya en el plato le añado unas gotitas de aceite picante y queso parmesano recien rallado, y a disfrutar de un plato de pasta delicioso ,sano y barato, bueno barato porque está hecho en casa, en un restaurante este tipo de plato de barato nada.