viernes, 24 de julio de 2015

Tarta Castillo Rapunzet

Creo que  es la tarta que menos ingredientes tiene de todas las que he hecho, lo único que necesitamos es tiempo, y  armarse de paciencia e imaginación,  para con los utensilios que tenemos en casa fabricarnos los moldes necesarios, y por supuesto buscar toda la información que hay en internet, que es mucha y muy buena.

Ingredientes:
500 grs. de arroz inflado
500 grs. de nubes
50 grs. de mantequilla
-----------
fondant
tintes comestibles
moldes
brocheta de madera

Modo de hacerlo:
Pongo un cazo  la mantequilla a fuego medio  y cuando está derretida echo  las nubes  para que se derritan, se hace rápido lo único que hay que tener cuidado es que no se nos quemen, y cuando está bien derretida, echamos el arroz inflado, pueden ser blanco o chocolateado como es mi caso,  era el que tenía en ese momento en la despensa.

Y con la lengua de silicona voy mezclando siempre a fuego medio hasta que empiece a formarse hilos, es el momento de retirarlo del fuego y empezar a forrar los moldes, se puede manejar en caliente  sin problema que no quema, yo he usado un colador, un tazón, y un rulo de cartón para hacer la torre.
Es una masa tan manejable que se puede una vez fría cortar, repasar, limar, hasta encajar las piezas y formar la estructura.
Creo que en  las fotos se ve bien todo el proceso, una vez hecha la torre hay que dejarla secar al menos 24 horas, antes de decorarla con fondant, ahora es el momento de dejar correr la imaginación.
Ahhh se me olvidaba, toda la tarta es comestible.  

jueves, 23 de julio de 2015

Tarta Rapunzet


Hace unos meses fue el cumpleaños de mi nieta Marta, ella me pidió una tarta de Rapunzet, y a mí me encanta   satisfacer sus deseos, pero no solo le hice la tarta que ella pedía,  también le hice la torre de Rapunzet, esa os la pondré en la próxima entrada, ya que es más laboriosa, pero que encantó a grandes y pequeños.

para el bizcocho
9 huevos
270 grs. de azúcar
270 grs. de harina
para el relleno 
1 litro de nata 35% materia grasa
100 grs. de azúcar
500 grs. de fresas naturales
150 grs. de jugo de granadilla
decoración
una lámina de azúcar de Rapunzet
fresas
galletas cisnes de chocolate
-------
un molde de 45x35

Modo de hacerlo:
El bizcocho el que siempre hago y que nunca falla, el paso a paso podéis velo aquí 
He cortado el bizcocho por la mitad , pongo luna parte del bizcocho sobre la bandeja que he forrado con tiras de papel de aluminio para que no se manche, luego es fácil retirarlas.
He pintado el bizcocho con la granadilla, encima he puesto las fresas y lo he cubierto con una generosa capa de nata.
Coloco la segunda parte del bizcocho y recorto los laterales para que quede más elegante, y empiezo a cubrirla con la nata.
Le tiro un cordón con la manga pastelera donde irá metida la lamina de azúcar,  unas fresas en las esquinas ya que mi nieta así me la pidió, y las galletas cisnes, la decoración no es que vaya mucho con la temática de la tarta, pero a ella le hacía ilusión y quien soy yo para decirla a una niña de cinco años que no le va mucho.
nueva entrada

jueves, 9 de julio de 2015

Bollitos de naranja

 Esto son unos bollitos tiernos y muy aromáticos, los hago para mi nietas y los he dejado así de blanquitos y súper tiernos, pero si le dais unos minutos más de horno quedarán mas dorados y con una corteza más gordita.

 Ingredientes:
390 grs de harina fuerza+ pizca de sal
125 grs. de azúcar glas
15 grs. de levadura fresca
ralladura de una naranja
250 grs. de leche
80 grs. de mantequilla
60 grs. de fécula de patata

 Modo de hacerlo:
En un bol pongo la harina, la fécula, el azúcar,  la sal y la ralladura de naranja, añado la mantequilla derretida, y lo mezclo todo.
En un bol pongo la leche tibia y diluyo la levadura y lo incorporo al bol
y empiezo a mezclar  con la pala mezcladora a velocidad media,  hasta conseguir una masa suave, tierna pero nada pegajosa.
Dejo la masa dentro del bol y la tapo con un paño hasta que leve y duplique el tamaño.
 Pongo la masa sobre la piedra, y voy cortando porciones de 30 grs. aprox. el tamaño que cada uno elija, a mi estos pequeños me viene muy bien para dárselo a mis nietas.
Coloco las bolitas en la bandeja del horno y las vuelvo a tapar con un paño para que vuelvan a levar y dupliquen el tamaño.
Lo meto en el horno precalentado a 170º calor arriba y abajo en la segunda ranura  y lo dejo 10 minutos, si los queréis con un color más doraditos dejarlo unos minutos más.
Los dejo enfriar sobre una rejilla y los espolvoreo con azúcar glas.
Esta receta es del blog dulce y salado, solo una diferencia yo cambié el limón por naranja, el resto igual.

lunes, 6 de julio de 2015

Piquitos exquisitos con sales del mundo

Hace unos días en la presentación del libro Arroces de Málaga de Fernando Sánchez, tuve el placer de conocer a una mujer encantadora ella es Ana de Sabores Exquisitos, entre sus deliciosos té, rooibos, especias también tiene sales del mundo, y tuvo la gentileza de regalarnos para de su preciado material, y aquí el resultado unos deliciosos y crujientes piquitos con diferentes sales y especias.

Ingredientes:
para la masa
410 grs. harina panadera

6 grs. de levadura fresca
120 grs. de agua
90 grs. de leche
50 grs.  aceite de oliva virgen extra
10 grs. azúcar
8 grs de sal
----------------
cinco especias chinas
sal negra en pirámides
sal de los Alpes
sal azúl Persa
sal del Himalaya
tomate seco

Modo de hacerlo:
Pongo  los ingredientes de la masa  en el bol y con el gancho de amasar a  vel.1, amaso durante 5 minutos.
 He dividido la masa en cuatro y estirado con el rodillo,  a cada masa le he puesto un tipo de sal diferente, y presionando con el rodillo para que se quede bien pegada, corto con una cuchilla y los voy poniendo sobre la bandeja del horno, lo dejo levar 20 minutos.
Con el horno precalentado a 230º calor arriba y abajo, meto la bandeja en la primera ranura, la más baja al suelo,   y programo 17 minutos, el tiempo depende del tamaño, pero entre 17 y 20 minutos están listos.
Los dejo enfriar sobre una rejilla, y cuando están totalmente fríos los vuelvo a meter en el horno a 130º durante 20 minutos, así consigo que estén muy crujientes y se mantengan así todo el tiempo que nos duren los piquitos.
nueva entrada
 

viernes, 3 de julio de 2015

Pavlova con crema de limón y frambuesa

Esta tarta hace unos meses que la preparé para el cumpleaños de mi queridísima amiga y compañera del grupo pipiranamlg Ángeles Ballesta,  una de nuestras reuniones coincidió con su cumpleaños, así que teníamos que darle una sorpresa, ella se merece esto y mucho más.
 La foto está movida y  es de pésima  calidad pero no tengo otra,  espero que Ángeles me perdone,   ella es guapa no, guapísima y tiene una sonrisa que enamora, y para colmo  ese día se encontraba malilla e hizo el esfuerzo de venir a la comida.
 
 Paso a paso del montaje de la tarta no tengo,  ya sabéis que este tipo de tartas hay que comerla enseguida, de lo contrario el merengue se humedece y ya no queda tan buena, así que merengue por un lado, mangas con el relleno de la crema de limón y la nata por otro lado, además así era más fácil que ella no se diera cuenta que llevábamos una tarta, y en un momento de la comida, me  metí en la cocina con la complicidad de los cocineros y monté la tarta.

Ingredientes:
para el merengue
4 claras
250 grs de azúcar
3/4 de cuchara de cremor tártaro
1 cuchara de maizena
1 cuchara de extracto de vainilla 
 para el relleno
1/2 litro de nata 35% materia grasa+ 50 grs. de azúcar
300 grs. de crema de limón a la vainilla
300 gramos de frambuesas frescas

 Modo de hacerlo: 
 Primero hay que preparar el merengue, en el bol de la batidora pongo las claras y el azúcar, y a velocidad alta hasta conseguir un merengue espeso y que haga picos, ahora es el momento de añadir, el cremor tártaro, la maizena y la cuchara de extracto de vainilla, y con el mismo batidor pero a mano lo integro todo.
 Con un plato he marcado en la hoja del papel de horno un círculo, le doy la vuelta al papel y voy extendiendo con una cuchara el merengue, primero una capa fina que cubra toda la superficie del círculo
Y luego voy añadiendo una capa más gruesa, procurando dejar un hueco en el centro que es donde irá el relleno, lo meto en el horno precalentado a 135º calor arriba y abajo en la segunda ranura, el tiempo depende del tamaño pero entre 60 y 90 minutos, esta  estuvo 90 minutos ya que el disco era bastante grande.
Mientras el merengue se seca en el horno, preparo la crema de limón y monto la nata.
Si queréis ver como hago la crema de limón pinchar aquí
Nota: ¿Por qué  poner  maizena a este merengue?, sencillo  retiene la humedad en el interior, la pavlova al contrario de los merengues secos, debe tener un exterior crujiente y un interior cremoso y suave.

miércoles, 1 de julio de 2015

Tarta de albaricoque


 Ingredientes:
6 albaricoques grandes
1 lámina de hojaldre
para el relleno
relleno
80 grs. de almendras molidas
15 grs. de maizena
1 huevo
70 grs. de mantequilla
50 grs. de nata
30 grs. de azúcar
1 cuchara de extracto de vainilla 
-------------------
2 cucharaditas de azúcar
--------------
1 molde rectangular con base desmontable 35x10 cms

Modo de hacerlo: 
Primero caramelizo los albaricoques, pongo un par de cucharas de azúcar en una sartén y coloco los albaricoques partidos por la mitad, lo dejo unos minutos hasta que el azúcar se carameliza.
 Preparo el relleno, tan fácil como poner todos los ingredientes en un bol y batir, la mantequilla tiene que estar muy blanda para que se mezcle bien con el resto de ingredientes.
Ahora preparo el hojaldre, coloco la lámina de hojaldre en el molde, le pongo papel de horno encima y peso para que el hojaldre no  suba, en mi caso uso garbanzos que siempre tengo para estos casos, meto el molde en el horno a 200º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 20 minutos,  a esto se le llama hornear en blanco, saco el molde y retiro los garbanzos y el papel que lo cubre, lo dejo enfriar antes de poner el relleno que  lo extiendo con la cuchara, pongo encima los albaricoques caramelizados y espolvoreo un poco de azúcar.
Lo meto al horno a 200º calor arriba y abajo en la segunda ranura  durante 20 minutos más, o hasta que la fruta esté tierna.
Dejar enfriar y disfrutar, aunque a mi particularmente me gusta comerla tibia.