domingo, 3 de septiembre de 2017

Tarta de limón y merengue con perlas de limón

De vuelta de las vacaciones, espero que hayan sido muy buenas para todos, pero hay que volver a la cruda realidad y para hacerla más llevadera,  vamos a refrescarnos con una deliciosa tarta de limón que aún el tiempo es caluroso y no apetecen tartas muy pesadas.
Y vamos a saber un poquito más  de las bondades del limón, llamado también el antibiótico natural.
Por sus múltiples vitaminas nos ayuda a combatir enfermedades del aparato respiratorio, irritaciones de garganta, enfriamientos y desinfecta heridas.
Posee vitaminas del complejo B, y gran cantidad de vitamina C, además de minerales como potasio, calcio, fósforo, magnesio, hiero, flúor, bastante agua lo que lo convierte en una fruta ideal para las dietas hipocalóricas.

 
Ingredientes:
masa sablé de anacardos
140 grs. de mantequilla
140 grs. de azúcar glas
1 yema de huevo
175 grs. de harina de repostería
75 grs. de harina de anacardos
1/4 cucharadita de sal
 crema de limón
200 grs. de azúcar
50 grs. de maizena
pizca de sal
ralladura de la piel de dos limones
310 grs. de agua
180 grs. zumo de limón
1 huevo
3 yemas
125 grs. de mantequilla
perlas de limón de Coin pa comérselo
Merengue italiano
la receta podeis verla aquí 



Modo de hacerlo:
Para la harina de anacardos, lo único que he tenido que hacer es triturarlos, eso sí,  los anacardos son crudos, hay que tener cuidado si los compráis tostados que llevan sal incorporada.
Pongo en el bol de la batidora la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glas  y con la pala mezcladora a velocidad media, hasta que todo se integre bien, añado la yema de huevo y por último las harinas y la sal, en menos de un minuto la masa está lista.
 Pongo la masa entre dos hojas de plástico, y la estiro hasta dejarla de un grosor de unos 6 mm la coloco en el molde  lo cubro con papel de horno y pongo encima garbanzos, para que al hornear la masa no se  deforme dentro del molde, lo meto en el horno a 180º calor arriba y abajo y lo dejo durante 20 minutos, retiro el papel con los garbanzos y lo dejo 5 minutos más hasta que veamos que la base de la tarta está doradita.
La crema de limón es súper fácil y el paso a paso podéis verlo aquí 
Cubro la base de la tarta con una capa de crema de limón poco más de 1 cm de grosos, y encima coloco las perlas de limón, ser generosos que luego se agradece al comer la tarta, bolitas de limón que explotan en la boca, es una sensación fresca y ácida, que contrastra con el sabor dulce del merengue. 
   Ya solo queda poner el merengue, sopletearlo.
 Y colocar las perlas de limón y disfrutar de una de las mejores tartas.
















nueva entrada

1 comentario:

  1. Me encanta esta tarta, la tengo en pendiente en mi blog y aqui se ve que tene una pinta espectacular como queda y como debe de estar. Besos

    ResponderEliminar