viernes, 20 de julio de 2018

Batido energético de remolacha

 La remolacha se utilizaba ya en la antigüedad y se comía la raíz y las hojas, en el siglo XIX casi se dejó de usar en cocina y se dedicó a la obtención del azúcar de mesa y para la extracción de alcohol.
La remolacha es una fuente de energía, de minerales y fibra.
De la remolacha se aprovecha hasta las hojas que son ricas en hierro y podemos usarlas en batidos, ensaladas....
El apio ya era consumido por griegos, egipcios y romano,  e incluso servía de ofrendas a los dioses.
El apio contiene fibra, antioxidantes, vitaminas A, B1,B2,B3, proteína vegetal, potasio, magnesio, hierro....
El calabacín es recomendable comerlo crudo y lo más fresco posible, así que por mucho que aguante en la nevera, es mejor consumirlo pronto.
100 gr. de calabacín solo aportan 16 calorías, lo que lo convierte en un gran aliado de las dietas.
La zanahoria se remonta a 3000 años a.C. allá por Afganistán, aunque era de color morada por fuera y naranja por dentro.
Se dice que el color se modificó  para homenajear a la casa Real Holandesa, pero parece ser que solo es un mito.
La zanahoria llega a España por el norte de África durante el dominio musulmán, y se cultivaban tres variedad morada, naranja y amarillas.
La zanahoria es tan versátil, que se puede comer cruda, asada, en ensalada, en cremas, en  guisos, en repostería .............. pero lo mejor es comerla cruda.

Ingredientes:
1 remolacha
1 limón o lima
1 zanahoria
1/2 calabacín
3 ramas de apio verde
y para diluir el batido añadir
agua, leche, leche vegetal, zumo de fruta, lo que más os apetezca.


Modo de hacerlo:
Tan fácil como pelar la remolacha, la zanahoria, el calabacín,  y el apio, añadir el zumo de limón y añadir todos los ingredientes en la batidora y batir hasta que quede todo licuado, e ir añadiendo el líquido elegido hasta conseguir la consistencia deseada.
Si queréis se puede poner unos cubitos de hielo y refrescar el batido.
nueva entrada