miércoles, 1 de septiembre de 2010

Bob esponja para Carlitos


 

 Mi sobrino Carlitos ya  tiene 4 añitos, está  alto y delgado,  es un niño feliz, cariñoso y muy, muy alegre y como a todos los niños de su edad, le gusta Bob esponja, así que mejor regalo le podía llevar que una tarta de su dibujito favorito, gustó a grandes y pequeños, pero lo mejor la carita de los niños cuando la vieron.



Ingredientes:

 Para el bizcocho:
6 huevos
300 grs. de azúcar

300 grs. de yogur
250 grs. de aceite de girasol
300 grs. de harina
1 1/2 sobre de levadura Royal
1 vaina de vainilla
pizca de sal


Para el swiss meringue buttercream de nocilla:
100 grs. de claras pasteurizadas 200 grs. de azúcar glas
300 grs. de mantequilla
100 grs. de nocilla
2 cucharadas de cacao
1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Para el almíbar: 
 300 grs. de agua
300 grs. de azúcar
zumo de 1/2 limón

Para la decoración:
300 grs. de fondant blanco
200 grs. de  fondant de chocolate
colorantes azul, rojo y negro
------------
1 molde rectangular de 30x40 cms.
1 plancha de cartón de 35x 45
papel celeste
film adhesivo transparente
plantilla de bob esponja


Modo de hacerlo:  

De una caja de cartón corte un rectángulo de 30x45 que me servirá de bandeja,  lo forré con papel azul y luego lo plastifiqué con film adhesivo de los que usamos para forrar libros.
Preparé  una plantilla de bol esponja, y corté las piezas pequeñas, las coloqué sobre la bandeja para ver el efecto y asegurarme bien del tamaño para recortar el bizcocho.

Swiss meringue buttercream:
Trituré en un molinillo el azúcar para convertirla en azúcar glas, y trocee la mantequilla en dados,
 Hay un fantástico vídeo de la preparación del  Swiss meringue buttercream.
En el bol de la batidora puse las claras, una pizca de sal, y lo puse al baño María, incorporé el azúcar y  lo batí con las varillas hasta que el azúcar se integró toda, de forma que al frotarla entre los dedos el azúcar no se note, y lo retiro del baño María.
Con el batidor de globo y a velocidad alto, lo pongo a batir hasta conseguir una consistencia fuerte, el tiempo depende de la cantidad, pero aprox. de 8 a 10 minutos.
Quito el batidor de globo y pongo la pala, sigo batiendo e incorporando los dados de mantequilla de uno en uno,  hasta que quede totalmente integrado, y por último le añado la esencia de vainilla.
 Separo una pequeña cantidad que  la reservo para usarla de pegamento para el fondant, y al resto le añado la nocilla y 2 cucharadas de cacao,  lo mezclo con una lengua hasta que se integre todo.
 El bizcocho:
Bato los huevos y el azúcar hasta que blanqueen  y triplique el volumen, sin parar de batir  añado  poco a poco el yogur,  el aceite, y la vainilla.
Le incorporo la harina, la levadura y la sal,  y lo mezclo con una lengua, hasta que se integre todo, lo meto en el horno a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 50 minutos, o hasta que al pinchar el bizcocho la aguja salga limpia.
 Una vez enfriado el bizcocho,  mejor de un día para otro, lo recorto y lo abro por la mitad
Con los restos he cortado los brazos y las piernas y tres discos pequeños para la pequeña tartita que llevará las velitas y el nombre.

 Lo mojo bien con el almíbar, hay que ser generosa, para que el bizcocho quede bien jugoso, y le pongo la crema, coloco la otra mitad del bizcocho y lo vuelvo a mojar con el almíbar.
Con la crema que reservé, cubro todo el bizcocho,
Aunque el fondant casero me gusta mucho, me resulta mucho más fácil trabajar el industrial,  y en la tienda Enjuliana  tienen  mucha variedad y además los hay de sabores como el de chocolate que yo compré.
Voy colocando el fondat y terminando la decoración de la tarta.
Una tarta feliz, para un niño feliz.
Por supuesto que fallos tiene muchisimos, pero con un poco de paciencia y con la gran ayuda de tanta gente que hace tartas fantásticas creo que iré mejorando.