viernes, 30 de septiembre de 2011

Despedida a una gran amiga, cocinera y bloguera

 
Hace unos días me llegó la triste noticia de la pérdida de una gran amiga Mimi, aunque vivía en
Holanda, siempre hacia gala de su sevillanismo, y es que ella encabezaba su blog así.
Os preguntareis como una sevillana puede sobrevivir en un país como Holanda, ni yo misma lo sé, pero el amor tiene mucho que ver!!!

De esta forma tan sencilla dejaba ver el amor que sentía por su cari, sus gatos,  su familia,  amigos....., Viendo su blog se ve la gran cocinera que era, el gusto exquisito que tenía y la grandisima persona que era.

He cogido una receta de su blog, y con ella quiero rendirle mi màs sincero homenaje y decirle que esto no es un adíós, es un hasta siempre AMIGA
TARTA DE MANZANA NUECES Y PASAS
Hollandse Appeltaart met walnostem em Rozijnen
La receta tal como Mimi la escribió
Para festejar el día 1 de mayo, día del trabajo, he hecho esta tarta de manzana holandesa con nueces y pasas.
Feliz día para los que trabajan,  para los que ya no trabajan, para los que están buscando trabajo,para los que lo han encontrado y para todo el mundo en general !!!

Ingredientes:
Para la masa:
300 grs. de harina
200 grs. de mantequilla
160 grs. de azúcar
1 sobrecito de azúcar de vainilla
1 yema de huevo
1 pizca de sal
Para el relleno
1,5 kg. de manzanas (Reinetas, Elstar o Jonagold por ejemplo)
unas cucharadas de zumo de limón
25 grs, de azúcar
25 grs. de canela
100 grs. de uvas pasas
100 grs. de nueces
1 cucharada de mantequilla
1 yema de huevo

Modo de hacerlo:
Ponemos el horno a calentar a unos 180º
Hacemos la masa, para ello batimos la mantequilla (previamente derretida) con el azúcar.
Añadimos la harina y el huevo y mezclar hasta obtener una masa suave.
Esta masa la envolvemos en film plástico y la ponemos en el frigorífico.
Mientras pelamos las manzanas, las cortamos y añadimos unas cucharas de zumo de limón para que no se oscurezcan demasiado.
Ponemos una cucharadita de mantequilla en la sartén y salteamos las manzanas hasta que veamos que están blanditas.
Añadimos el azúcar, las pasas y las nueces, salteamos y reservamos.
En una superficie rociada de harina estiramos la masa y hacemos un círculo un poco más grande que la medida del molde. Forramos el molde, reservamos parte de la masa para las tiritas de adorno de arriba de la masa.
Añadimos el relleno en el molde.
Hacemos unas tiritas de masa y decoramos la parte de arriba.
Pincelamos con yema de huevo.
Llevamos al horno y esperamos unos 60 minutos.
Espolvorear con azúcar glas. 
El resultado
Sugerencias.
Las pasas las he remojado antes con un poco de rom.
Si os la podéis comer uno o dos días después de hornear está muchisimo más rica (no en nuestro caso!!!)
Pero no tardéis más de una semana.