viernes, 21 de octubre de 2011

Jurel al horno y ensalada

 Hoy os pongo un menú bueno,  rápido y muy fácil de hacer, además de sano y sin asustar el monedero, el jurel está ahora en su mejor momento de sabor y  de precio,  y hay de todos los tamaños, vamos a gusto del consumidor, yo quería jureles bien grandes para hacerlos al horno con su camita de patatas, y como acompañamiento una ensalada de canónigos con remolacha en vinagre , daditos de carne de membrillo .
 Ingredientes:
2 jureles de 500 grs aprox. cada uno
1 patata grande
1 cebolla
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
200 grs de vino blanco
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 limón
1 diente de ajo
1 ramita de perejil
sal y pimienta
Para la ensalada
1/2 bolsa de canónigos
6 hojas de acelga mini (opcional)
1/4 de cebolla tierna
6 aceitunas verdes
remolacha en vinagre
daditos de carne de membrillo
1/2 cucharadita de sésamo,
1/2 cucharadita de  sésamo negro
1/2 cucharadita de  semillas de lino
Aliño ensalada
1 cucharada de vinagre balsámico
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de zumo de limón
1/2 cucharadita de sal

Modo de hacerlo: 
En un bol grande, he puesto la patata en rodajas, la cebolla en juliana, y los pimientos troceados, le he puesto un poco de sal,  un chorreón de aceite de oliva virgen extra, lo he tapado con papel film y lo meto en el microondas a máxima potencia durante 7 minutos, el tiempo dependerá de cada aparato, el mio es bastante potente, lo saco y lo pongo en la bandeja que irá al horno con el pescado.

Se le puede pedir al pescadero que prepara los jureles, a mi me gusta hacerlo yo, así que los he abierto por la mitad y he separado la espina central sin llegar a despegarla del todo, quiero que se quede en el pescado, lo he salpimentado y le he puesto un picadillo de ajo y perejil, y unas rodajas de limón, cierro el pescado dejando la espina dentro, así a la hora de cocinarlo soltará todo su jugo y luego al comerlo es muy fácil retirarla, lo coloco sobre la cama de patatas y verduras que ya está prácticamente hecha,  le echo un buen chorreón de vino blanco, y una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
Lo meto  en el horno precalentado  a 200º calor arriba y abajo, en la segunda ranura y lo dejo 10 minutos, para que la piel se tueste más,  tendría que dejar el pescado más tiempo, pero quedaría seco y estropearía el sabor, mi truco es sacar el pescado en su momento justo y tostar la piel con el soplete.
Ya solo falta llevarlo a la mesa con una rica ensalada.