jueves, 5 de enero de 2012

Tarta Sacher, para una cumpleañera embarazada

 El día 4 fue el cumpleaños de mi nuera  María, la que me va a convertir bien pronto por segunda vez en abuela, bueno ELA, como ella adora el chocolate y el encantan las nubes,  pues combino las dos cosas y seguro que le hace muy feliz su tarta, como así ha sido.
 Y como me gusta personalizar las tartas, y ella esta súper embarazadiiiiiiiiiiiiiiiisima, pues que mejor decoración le podía poner que una cigüeña con su bebé, en esta caso en particular la cigüeña trae a  SARA,  que así se llamará mi segunda nietecita.
 Y como no podía ser menos, Marta ayuda a mamá a apagar las velitas.
Para esta tarta he utilizado la misma receta de la Tarta Sacher, solo hay que cambiar la decoración para que sea  una tarta muy especial.

Ingredientes:
para el bizcocho
140 grs. de mantequilla
140 grs. de azúcar
175 grs. chocolate fondant
7 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla
140 grs de harina de trigo integral + pizca de sal
120 grs. de azúcar
para el almíbar
250 grs. de agua
50 grs. de ron dulce
230 grs. de azúcar
para la ganaché
300 grs. de chocolate fondant
125 grs. de nata líquida
70 grs. de mantequilla
-------------------
Mermelada de fresa
---------------------
 Nubes
fondant
 -------------------
1 molde de 18 cm. de diámetro por 10 de alto

 
Modo de hacerlo:
El paso a paso de la tarta Sacher la podéis ver aquí,  la he cortado con la lira,  que haría yo sin este aparatejo, es simple pero resulta maravilloso para cortar los discos de las tartas y que salgan todos iguales, me lo regaló hace años  mi amiga Loli "irelidi" del foro Mundo Recetas y siempre que lo uso le doy las gracias.
Ya solo falta montar la tarta.
Bandeja.  base de bizcocho, calar bien con el almíbar, pintar con una fina capa de mermelada de fresa y un poco de la ganaché, y así hasta llegar al final.
 
 Con una cucharilla extiendo bien el chocolate, cuando esté seco le quito el aro, y la decoración también está secando.
Con una pala voy poniendo por todo el lateral de la tarta un poco de la ganaché que había reservado y voy pegando las nubes, de forma que quede como una pared enladrillada, la sujeto bien con papel film porque tengo que trasladarla, y la decoración la pongo cuando la tarta llegue a su destino.
El corte de la tarta, jugosa y con un intenso sabor a chocolate que la hace irresistible
Y con un poco de chantillí, resultó una mezcla perfecta.