lunes, 30 de julio de 2012

Evento sushi para Blogs & Twits en Azul sushibar

 Todo empezó por una invitación de Daniel al que conocí y compartí mesa en otro evento, me comentó que se trataba de un evento que Azul terraza había preparado para Blogs & Twits, para dar a conocer la oferta de su barra de sushi, por un momento pensé en rechazarlo ¿yo sushi? no me veía preparada para eso, pero luego lo medité mejor y no podía desaprovechar una oportunidad como esa, más cuando pregunté y me dijeron que Azul  era uno de los lugares donde mejor se come  sushi en Málaga, así que contesté que contara conmigo, a pesar de coincidir con mi cumpleaños y tener ese dia una comida  familiar, de las que se prolongan.

Nada más llegar,  había una gran mesa preparada, esperando ser ocupada por todos los invitados, yo iba muy bien acompañada por dos buenísimas amigas Laurita y Mª Ángeles, y allí me encontré con caras conocidas, el ambiente estupendo,  la decoración muy cuidada donde el color azul es el protagonista, el personal muy atento,   así que empecé a perder el "miedo" y a sentirme muy a gusto.
  





















Dimos un breve pero interesante paseo por las instalaciones, me gustó mucho el salón-terraza, el bar y la cocina todo en perfecto orden.
Encima de la barra del bar, hay una gran pantalla donde se puede ver en directo la preparación de los platos, es muy amena y didáctica.
Tartar de salmón y aguacate y ensalada de alga de wakame, fue el primer plato a degustar, empecé por la ensalada para ir familiarizándome con los sabores y con los palillos, ¡¡¡ con lo fácil que es un tenedor!!!, el sabor diferente pero me gustó,  así que seguidamente ataqué el tartar, que si un poco de salmón, que si ahora aguacate, que me lo comí prácticamente todo, la cosa no había ido mal.
Tempura de verduras y shiitake,  con ese  toque crujiente una delicia, me supo a poco, será porque los sabores  eran muy familiares.

Urasawa, ventresca de atún, puerro y nabo japonés, el pescado crudo no se nota,  no está mal,  me voy animando.

 Little Tokio, aguacate, pepino, surimi  y ensalada de langosta, todos sabores conocidos, no tuve problemas.
Philadelpia DLX , salmón ahumado, pepino  mozarella, y algas con mahonesa muy agradable al paladar el toque crujiente del pepino y la suavidad del queso combinan perfectamente con el salmón, ¡¡¡me gusto!!! 


Wasabi y jengibre, como me gusta el picante y adoro el jengibre perfecto,
Hanazen, salmón, aguacate y huevas de salmón , mojado en salsa de soja con wasabi me resulto un bocado exquisito, aunque aquí tuve un pequeño problema con los palillos,  nada que no se solucionara cambiando el plato.



 Llegado a este punto, mi atrevimiento con el pescado crudo llegó a mi límite, creo que algún día me arrepentiré, bueno ya me he arrepentido de no haberlo probado.
 
   Carlos Navarro en plena preparación del Nobuyuki Niguiri de anguila.

Y por último el postre Mochi de té verde, fue una sorpresa dar el primer mordisco,  la textura y el sabor me resulto extraño, nada parecido a lo que estoy acostumbrada,  pero bueno la noche había sido un ir y venir de sabores y experiencias nuevas, así que decidí seguir comiéndolo pero no pude acabarlo, mi capacidad había llegado al máximo.
 La conclusión es que tenía "más miedo que vergüenza" como decía mi madre, miedo al pescado crudo, miedo a los sabores desconocidos,  aunque a mi me gusta probarlo  todo, bueno casi todo, además fue mucho más fácil comerlo ya que Carlos Navarro nos iba explicando detalladamente los ingredientes y la historia de cada plato que nos ponían en la mesa.

Fue una cena diferente,  acompañada por un grupo de personas  a las que la mayoría conocía, y otras que me encantó conocer y compartir cena y charla, con ganas e ilusión de poder repetir evento y compañía.

Después de la estupenda cena llegaron las copas, la charla, los saludos y presentaciones, no se puede pedir más, gracias a todo el equipo por un trabajo excelente. 

Ah,  para los que quieran iniciarse en el mundo del sushi, cada dos sábados hay cursos especializados, así que no hay excusa para no aprender.

Y si queremos hacer una celebración, Azul nos ofrece servicios de la más alta calidad para que ese día especial todo salga perfecto.

Espero no haberme equivocado al etiquetar cada plato, si es así mil disculpas.

Y la foto de familia, el grupo al completo