sábado, 21 de junio de 2014

Conociendo Córdoba y su gastronomía #mecomocordoba II parte

Se dice que nunca segundas partes fueron buenas, permitidme que opine lo contrario, si mi primera visita a Córdoba de la mano de Estíbaliz Redondo fue  una gratísima experiencia, esta segunda  ha sido excepcional, de nuevo un grupo de periodistas y bloguers gastronómicos capitaneados por Estíbaliz Redondo responsable del periódico digital Al-Salmorejo, nos ha  permitido adentrarnos en el mundo de la gastronomía, la cultura, los vinos, los vinagres....
Córdoba por ser una ciudad milenaria, por tener el segundo casco antiguo más grande de Europa,  el espacio urbano mayor del mundo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por  reunir cultura y  gastronomía (romana, árabe, judía y cristiana) fue designada en 2013  Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica.
 


Alojados en el céntrico y elegante hotel Córdoba Center, nuestro primer encuentro fue una agradable sorpresa, la Cofradía del Salmorejo Cordobés tuvo la gentileza de nombrarnos embajadores, galardón que recogimos con mucho cariño, y que yo recibí de la mano de Estíbaliz Redondo de Miguel, doble honor.
Y para celebrarlo José Ropero maestro coctelero de Glacé,   preparó el coctel Al-Salmorejo, una  refrescante bebida con mucho tomate y los toques picantes que aportan el jengibre y el wasabi y la suavidad del AOVE de Baena.
  
Terminamos la noche en La Taberna del Río, su chef   Antonio Jiménez  nos deleitó con excelentes platos de la gastronomía cordobesa, como unas deliciosas croquetas de jamón ibérico del Valle De los Pedroches, un Tiradito de corvina salvaje y aliño mozárabe que aún tengo en la memoria, el Carpaccio de presa ibérica del Valle del Guadiato o el Calabacín a la plancha con  avellana cordobesa y queso de cabra de Zuheros, a estos quesos habría que dedicarles un capítulo entero.



Llega el turno de conocer  Moriles, visitamos la bodega de crianza de vinagre de Toro Albalá, pudimos apreciar los matices de los distintos vinagre, probar o catar distintas variedades y añadas,  entre ellos un vinagre centenario que nos dejó a todos sin palabras.
Toro Albalá, está considerada una de las 100 BODEGAS DE ORO ESPAÑOLAS, fundada en 1844 en un molino denominado LA NORIA, en 1922 José María Toro Albalá la restaura.
 Esta bodega está dedicada exclusivamente a la crianza y envejeciendo en botas del vinagre  para su posterior distribución.
Podemos encontrar vinagres de Crianza, Reserva y Gran Reserva

 
Y de la bodega nos marchamos a Montilla más concretamente  al  Centro de Arte Contemporáneo y Vino, ENVIDARTE,  un museo moderno con una decoración de diseño,  sede del C.R.D.O. Montilla-Moriles, recorrimos las distintas salas dedicadas al vino, la sala de la luz, de los aromas, y salas para exposiciones, conciertos y eventos.








En ENVIDARTE asistimos a una Marterclass de la mano de Juanjo Ruiz de La Salmoreteca, nos contó las distintas técnicas de elaboración, la diferencia que hay entre las variedades de tomates, el uso de los distintos tipos de vinagre, la importancia del AOVE y defendió el ajo morado, nuestro ajo Español, Juanjo con más de 600 recetas de salmorejo nos aseguró que hay un  salmorejo para tomar a cualquier hora del día, y para terminar la visita  y dirigidos por el enólogo Ignacio Santiago aprendimos  con una magistral clase,  como se elaboran  los vinagres.


Llegó la hora de reponer fuerzas en el  restaurante Las Camachas, su nombre procede de la leyenda de La Camacha de Montilla famosa hechicera que Miguel de Cervantes inmortalizó en "El Coloquio de los Perros" a su paso por Montilla en el siglo XVI, mención especial el  Paté Casero de Perdiz.
Seguimos con la visita turística cortesía del Ayuntamiento de Montilla, visitamos la Basílica Ponficia de San Juan de Ávila, el Convento de Santa Clara, la Casa Oratorio de San Juan de Ávila, y  el Museo Garnelo. 
La Ruta Avilista ha convertido a la ciudad de Montilla en el epicentro de peregrinos que visitan los restos de San Juan de Ávila,  Doctor de la Iglesia Universal y que están guardados  en la Basílica Pontificia
 


De vuelta a Córdoba nos trasladamos a Casa Pepe de La Judería donde su chef Juan Pedro Secaduras, nos sorprendió con un Tiradito de Ventresca de Atún Rojo maridado con un delicioso Vino Tinaja Bodegas "La Primilla", o las Berenjenas con Miel de Caña y un fino Ecológico de Bodegas Robles, pero tampoco podía faltar el Flamenquín Cordobés y la Mazamorra, y esas Alcachofas con Papada Ibérica y Huevo, maridado con un Fino en Rama de Bodegas Delgado.
La inspiración de las tres culturas se hace patente en mucho de los platos del restaurante, donde también tiene su lugar platos de nueva creación.


Domingo por la mañana salida turística de manos de Leyendas de Córdoba, Teo nuestro guía nos adentró en un mundo fantástico de brujas y fantasmas que reinan por toda Córdoba.
Los más de 2200 años de historia , y el paso de distintas culturas han hecho que la tradición oral hayan pasado de padres a hijos, generación tras generación, como la leyenda del Túnel que va desde Medina Azahara hasta la Mezquita, o la niña fantasma  del restaurante, la leyenda de los amantes aplastados. etc. etc. etc.



Y entre callejas llenas de flores y turistas cámara en mano, llegamos a Blanco Enea-Casa de Galicia y allí el chef José María González Blanco, nos ofreció un almuerzo hecho exprofeso para nuestro grupo, pudimos disfrutar los deliciosos aperitivos en la terraza como el Ostrón Gallego con Jugo de Rabo de Toro,  y de la agradable visita de Gastro Jardín que nos habló de  su proyecto para poder disfrutar de un pequeño huerto en casa.
Pasamos a un  comedor lleno de luz, y allí José María González, nos explica el plato que nos acaban de poner, una ensalada con verduras de huerto urbano, que más que una ensalada es una pequeña huerta puesta en el plato con un aliño de cítricos, os aseguro que no quedó nada en ninguno de los platos, seguimos con un Bogavante con jugo de pollo al sésamo con algas, limón marroquí y ajo negro, y como guinda final a la comida, a las jornadas, y a la despedida del grupo, Tronco de chocolate con espuma de maracuyá  sobre crema de naranja con AOVE y tierra de galletas, un postre inspirado en un poema de Antonio Machado, porque  José María González además de ser un gran cocinero es también un gran poeta, no sé si  se inspira en la poesía para sus creaciones, o sus creaciones le inspiran a la poesía , sea de la forma que sea es un privilegio saborear su cocina.

Y como es mi costumbre,  no quiero terminar sin dar las gracias a todas las personas e instituciones que han hecho que este encuentro gastronómico Nos Comemos Córdoba, haya sido un éxito.



6 comentarios:

  1. Pedazo de crónica!!! Eres genial Reme!! Muchos kisses!!!

    ResponderEliminar
  2. Córdoba es embrujadora. Yo estuve viviendo mis primeros años de vida laboral alli y tengo muy buenos recuerdos. No sabes la envidia que me das!! Preciosa crónica. Felicidades.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta Córdoba y qué bien se come allí, tengo que volver para pasearme por la judería tan bonita.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo fui y tengo que repetir por que me encanto besitos

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, estoy de 4º cumpleblog y sorteo una plantilla 100% personalizada para el blog, por si te animas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades por ese 4 cumpleblog ;). ya me he pasado espero tener suerte.

      Besitosss

      Eliminar