viernes, 3 de noviembre de 2017

Rosquillas de candil

Siempre que llevaba a mis hijos a la feria, me pedían buñuelos y se quedaban embobaos mirando cómo se hacían, y aunque a mí no me convencían mucho el aceite donde se freían, siempre me decía por una vez no pasa nada, y ellos eran tan felices con su cartucho de buñuelos, y os cuento esto porque estos buñuelos de sabor y textura son lo más parecido a los de la feria, bueno el sabor muy mejorado por la calidad de los productos.


 Ingredientes:
180 grs de harina fuerza
100 grs. de azúcar
2 huevos medianos
50 grs. de leche
50 grs. de aceite de oliva virgen extra
50 grs. de anís dulce
1 cucharadita de levadura Royal
piel de  naranja o mandarina

Modo de hacerlo:
Lo primero que hay que hacer es calentar el aceite con la piel de naranja, cuando empieza a burbujear retirar y dejar enfriar con la piel dentro.
En un cuenco pongo el azúcar, la harina, la levadura y  la pizca de sal.
En un cuenco grande bato los huevos con el anís, y añado poco a poco la harina, cuando esté todo integrado añado el aceite que tiene que estar frío.
Lo bato todo con la varilla.
En un cazo pongo el aceite a calentar y meto dentro la buñolera o candil,  para que vaya tomando calor, eso es muy importante para que las rosquillas se despeguen bien, cuando el aceite está  caliente saco la buñolera y la lleno con la crema,  para eso es ideal poner la crema en una jarrita y desde ahí llenar la buñolera.
 Meto la buñolera en el aceite caliente, y cuando se despega lo retiro y dejo que se doren las rosquillas, cuando han cogido un bonito color la retiro del aceite y la pongo sobre papel absorbente,
Nota: Las primeras rosquillas me salieron de pena, pero poco a poco se le va cogiendo el truquillo y al final el resultado merece la pena, aunque cuando empecé  juré en arameo y me dieron ganas de tirarla a la basura, cuando se le coge  el punto al aceite salen solas.
Cándil o buñolera son los dos nombre que conozco para este artilugio. 

nueva entrada

1 comentario:

  1. Tengo muchas ganas de hacer estas rosquilla, y desde luego las tuyas me han convencido cien por cien, las has bordado y se ven deliciosas. Mil besicos

    ResponderEliminar