lunes, 1 de septiembre de 2014

Tarta helada al whisky

 Desde hace años "el jefe" me estaba pidiendo que le hiciera una tarta helada al whisky, a él le encanta pero las de los restaurantes o heladerías no le terminan de gustar, siempre hay un pero, así que me puse a buscar en la red y di con la de mi amiga  Lidia del blog Atrapada en mi cocina, aunque yo he hecho algunos cambios, nada importante solo para adaptarlas a los gustos de casa, la tarta es buenísima y merece la pena dedicarle un poco de tiempo y sorprender a la familia.

Ingredientes:
para el bizcocho
2 huevos
60 grs. de azúcar
60 grs. de harina+pizca de sal
para el almíbar
60 grs. de whisky
60 grs. de agua
100 grs. de azúcar
para la tarta
400 grs. de nata  35% materia grasa
4 huevos
70 grs. de whisky
60 grs. de leche
170 grs. de azúcar
4 hojas de gelatina 
para la yema
120 grs. de agua
30 grs. de whisky
150 grs. de azúcar
5 yemas
1 huevo
*3 hojas de gelatina 
-----------
para decorar
150 grs. de nata 35% materia grasa
100 grs.  crocanti de almendra
 ------------
1 molde cuadrado con base desmoldable de 20x20

Modo de hacerlo: 
* Para la yema hay dos opciones, una como la de la foto de la portada que está hecha con gelatina y  queda muy  compacta,  y otra que a mi me gusta más pero las opiniones están divididas, es cambiar la gelatina por 50 grs. de maizena, queda más cremosa y al comerla se mezcla mejor con la tarta, os dejo una foto para que veais lo que os digo, ya la eleccion está en vosotros.
Primero preparo el bizcocho, el paso a paso lo podéis ver aquí , como este es pequeñito en 12 minutos a 180º está listo.
Como ha salido algo más alto de lo que yo quería lo he cortado, y he dejado una plancha de 2 cms. aprox.
Mientras el bizcocho enfría, preparo el almíbar, en un cacillo pongo el agua, el whisky y el azúcar y lo dejo hervir 1 minuto, suficiente para que el alcohol se evapore, lo dejo enfriar y pinto el bizcocho, tiene que quedar bien emborrachado de almíbar.
Ahora preparo la tarta, empiezo separando las yemas de las claras.
En un bol monto las cuatro  claras con el azúcar hasta que esté bien firme, y en otro bol monto la nata, los meto en la nevera porque hace calor y evitamos problemas.
 En un cazo he puesto la leche  a calentar, antes de que empiece a hervir lo retiro del calor y le añado las cuatro  yemas, y las hojas de gelatina hidratadas  y cuando está bien integrada en la leche lo paso por un colador, lo vuelvo a poner en el fuego para que hierva y espese un poco y le añado el whisky.
   
Cuando la crema está fría, le añado una buena cuchara de la nata montada que tengo reservada en la nevera, y con las varillas lo mezclo, este proceso no se debe cambiar, de lo contrario si añadimos la crema  sobre   la nata bajaremos el volumen y el resultado no será igual.
Ahora sí se va añadiendo la crema poco a poco a la nata y con cuidado para que no se baje, hasta que todo quede bien mezclado. 
Y por último se lo añado al merengue, en varias veces y  con una lengua de silicona y con  movimientos envolventes hasta que todo se integre, y procurando que pierda el mínimo de aire, y lo vuelco sobre el bizcocho que está bien emborrachado en almíbar,  lo meto en el congelador mínimo 4 horas que se enfríe bien, pero lo ideal es dejarlo 24 horas.
Al siguiente día preparo la yema,
En un cuenco pongo las yemas y el huevo y lo bato todo.
En un cacillo pongo el agua y el azúcar y cuando está caliente añado la gelatina hidratada  o la maizena y las yemas batidas , lo bato y lo paso por un colador, tiene que quedar una crema suave y sin grumos
 
 Estos restos que quedan en el colador nos estropearían la textura de la crema, y de nuevo  a fuego medio hasta que espese, importante no dejar de batir para que no se agarre al fondo del cacillo, para que se enfríe rápidamente he puesto el cuenco dentro de un bol con agua e hielo.
Saco la tarta del congelador y extiendo la yema, muevo bien el molde para que se reparta por todos lados y de nuevo al congelador, en unas  horas la yema está congelada,  la he adornado con  nata.
 Y por último el crocanti de almendra,  terminada y pasada la prueba de que es una tarta helada, jajaja 
  


viernes, 1 de agosto de 2014

Feliz Verano amigos

Ahora toca descansar y cambiar un poco de aires.
 

viernes, 25 de julio de 2014

Tarta de queso y cerezas

     
Ingredientes:
para la base de galletas
80 grs. de galletas Maria
50 grs. de mantequilla
1 cuchara  de vino dulce de Málaga
Para el relleno
270 grs. queso crema
70 grs. de azúcar
2 huevos+ 1 yema
25 grs. de harina+ pizca de sal
200 grs. de nata liquida 35% materia grasa
1 lima
150 grs. de cerezas o picotas de Alfarnate
2 cucharas de vino dulce de Málaga
---------------
3 cucharas de mermelada de cerezas
-------------
1 molde de 20 cms. de diámetro


Modo de hacerlo:
Pongo la nata en un bol y le añado el zumo de lima, lo dejo 20 minutos hasta que por la acción del ácido la nata se corte.
Pongo las galletas dentro de una bolsa de plástico y con el rodillo la golpeo hasta triturarla, la pongo en un cuenco y le añado el vino de Málaga y la mantequilla en pomada, lo mezclo todo hasta que se haga una arenilla.
He forrado la base del molde con papel de horno y extiendo las galletas trituradas, las aplasto bien con la cuchara hasta cubrir el molde, lo meto en el horno a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 10 minutos, saco el molde y  no apago el horno, subo la temperatura a 220º  me  servirá para terminar de hornear la tarta.
En un bol he puesto el queso, el azúcar, los huevos, la yema,  la harina, y el vino de Málaga, y añado la nata.
Deshueso las cerezas y las pongo  encima de la crema , y lo meto en el horno   precalentado a 220º calor arriba y abajo en la segunda ranura, durante 10 minutos, bajo la temperatura a 130º y lo dejo 60 minutos más, para asegurarme que está bien hecha pincho con un palillo y si sale seco la saco del horno.
La dejo enfriar dentro del molde, cuando está bien fría la desmoldo la pongo en un plato y la pinto con la mermelada.
Mi recomendación es hacerla la víspera, esta tarta mejora con el paso de las horas.
Nota:
Si no tenéis vino de Málaga, podéis cambiarlo por otro vino dulce, ron .... o por una cucharadita de extracto de vainilla.
La lima la podéis sustituir por limón.
Si no tenéis cerezas podéis prescindir de ella, también os saldrá una deliciosa tarta de queso.
nueva entrada