viernes, 1 de agosto de 2014

Feliz Verano amigos

Ahora toca descansar y cambiar un poco de aires.
 

viernes, 25 de julio de 2014

Tarta de queso y cerezas

     
Ingredientes:
para la base de galletas
80 grs. de galletas Maria
50 grs. de mantequilla
1 cuchara  de vino dulce de Málaga
Para el relleno
270 grs. queso crema
70 grs. de azúcar
2 huevos+ 1 yema
25 grs. de harina+ pizca de sal
200 grs. de nata liquida 35% materia grasa
1 lima
150 grs. de cerezas o picotas de Alfarnate
2 cucharas de vino dulce de Málaga
---------------
3 cucharas de mermelada de cerezas
-------------
1 molde de 20 cms. de diámetro


Modo de hacerlo:
Pongo la nata en un bol y le añado el zumo de lima, lo dejo 20 minutos hasta que por la acción del ácido la nata se corte.
Pongo las galletas dentro de una bolsa de plástico y con el rodillo la golpeo hasta triturarla, la pongo en un cuenco y le añado el vino de Málaga y la mantequilla en pomada, lo mezclo todo hasta que se haga una arenilla.
He forrado la base del molde con papel de horno y extiendo las galletas trituradas, las aplasto bien con la cuchara hasta cubrir el molde, lo meto en el horno a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 10 minutos, saco el molde y  no apago el horno, subo la temperatura a 220º  me  servirá para terminar de hornear la tarta.
En un bol he puesto el queso, el azúcar, los huevos, la yema,  la harina, y el vino de Málaga, y añado la nata.
Deshueso las cerezas y las pongo  encima de la crema , y lo meto en el horno   precalentado a 220º calor arriba y abajo en la segunda ranura, durante 10 minutos, bajo la temperatura a 130º y lo dejo 60 minutos más, para asegurarme que está bien hecha pincho con un palillo y si sale seco la saco del horno.
La dejo enfriar dentro del molde, cuando está bien fría la desmoldo la pongo en un plato y la pinto con la mermelada.
Mi recomendación es hacerla la víspera, esta tarta mejora con el paso de las horas.
Nota:
Si no tenéis vino de Málaga, podéis cambiarlo por otro vino dulce, ron .... o por una cucharadita de extracto de vainilla.
La lima la podéis sustituir por limón.
Si no tenéis cerezas podéis prescindir de ella, también os saldrá una deliciosa tarta de queso.
nueva entrada

domingo, 20 de julio de 2014

Salmorejo Cordobés

Hoy mi entrada es un homenaje a un plato y a unas personas generosas, amables, que viven para y por la promoción de su gastronomía y en especial el salmorejo cordobés, hace unas semanas tuve el gran honor de recibir de manos de Estíbaliz Redondo de Miguel, una cordobesa amiga-hermana,  el diploma que me acredita como
 Embajadora del Salmorejo Cordobés
Un gran  honor y responsabilidad, del que me siento tremendamente orgullosa, la entrega estuvo rodeada de toda la solemnidad que el acto merece, y como buena embajadora,  en mi blog no podía faltar mi versión del Salmorejo cordobés.
Cinco son los ingredientes del Salmorejo cordobés, aunque yo he usado uno más,  cordobés por supuesto "el vinagre", unas gotitas, pero solo unas gotitas  de este maravilloso vinagre cordobés,  que a mi parecer realza el sabor de este tradicional plato, pero ya sabemos que para gusto......., a la hora de servirlo le ponemos huevo duro y jamón, o lo que nos apetezca.
No os voy a contar la historia de esta cofradía , prefiero dejaros el enlace y que vosotros mismo veáis la labor de divulgación que hacen del salmorejo y de su querida Córdoba.

Ingredientes:


















Modo de hacerlo:  
Aunque en la foto  está la forma de hacerlo, yo no concibo hacer una receta y poner mi paso a paso. 
He lavado los tomates y  sin pelarlos los he puesto en el vaso de la batidora y a máxima potencia los he triturado un par de minutos, lo he pasado por el chino para quitarle los restos de piel y semillas.
Lo vuelvo a poner en el vaso de la batidora y le añado el pan troceado, el diente de ajo y la sal, y puesta en marcha la batidora, voy añadiendo el aceite, lo dejo 5 minutos batiendo a máxima potencia para que quede una crema suave y brillante, 
 Incorporo el vinagre, y rectifico la sal, y listo para enfriar en la nevera.
Cuando está bien fresquito, solo hay que ponerlo en cuencos y decorarlo con huevo y jamón y un chorretón de buen aceite cordobés, y a disfrutar de unos de los platos más tradicionales de la cocina cordobesa y andaluza.