lunes, 24 de diciembre de 2012

Tarta de chocolate y nata con cerezas

 El día 21 fue el cumpleaños de mi hijo, entre diciembre y enero  se me acumulan los dulces navideños y los cumpleaños, la imaginación me va fallando y cada día me es más complicado hacer tartas diferentes y que sorprendan, aunque mi hijo al verla me ha dicho, "mamá te has vuelto a superar", yo creo que es el cariño  el que habla.
  
Ingredientes:
Para el bizcocho
7 huevos de corral
200 grs. de azúcar
150 grs. de harina
50 grs. de cacao puro
50 grs. de virutas de chocolate 
pizca de sal
Para el almíbar
200 grs. de agua
200 grs. de azúcar
30 grs. de ron dulce
Para el relleno
500 grs. de nata  " toping vegetal"
50 grs. de virutas de chocolate 
Para la decoración
75 grs. de chocolate fondan
50 grs. de nata vegetal
----------
150 grs. de chocolate blanco
20 grs. de manteca de cacao
12 cerezas
--------------
molde redondo de 20 cm.x 10 de alto

Va en contra de mis principios comprar fruta fuera de temporada, primero por su elevado  precio y segundo que no está en su plenitud de sabor, he de deciros que las cerezas estaban a 14€ el kilo "una pasada",  yo solo necesitaba 12 cerezas, aún así le dije a mi frutero que me negaba a llevármelas a ese precio,  me parece inmoral,  cuando mi frutero se enteró  que era para el cumpleaños de mi hijo, cliente suyo también, me las regaló.

Modo de hacerlo:
En el bol de la batidora en mi caso la Kitchenaid, he puesto los huevos y el azúcar y con el globo batidor y a máxima potencia lo dejo batir hasta que triplica el volumen, y quede una crema suave y blanquecina, aunque en este caso algo imposible ya que los huevos son de granja y el color de la yema es de un amarillo intenso.
 
 En un colador pongo la harina, el cacao y la pizca de sal, y lo voy echando en el batido de huevos con cuidado de no bajarlo, y con una lengua de silicona y con movimientos envolventes de arriba abajo lo voy mezclando, y por último le echo las virutas de chocolate.
 Yo prefiero forrar el molde con papel de horno a utilizar grasas, el resultado me gusta muchísimo más, así que vuelco la crema en el molde y lo meto en el horno a 180º calor arriba y abajo durante 45 minutos, ya sabemos que el tiempo depende del tamaño del bizcocho, del horno , de un montón de circunstancias, así que lo mejor es ir vigilándolo pero nunca antes de los primeros 30 minutos, para que al abrir la puerta, el bizcocho no se baje.
Lo saco del horno lo dejo enfriar unos minutos y retiro el papel, y queda este magnífico bizcocho suave, tierno y con un olor a chocolate buenísimo.
 
Cuando el bizcocho está totalmente frío, yo suelo hacerlo un día antes, lo corto con la lira, lo he cortado en  4 discos, porque el bizcocho tiene 10 cm. de alto.
Pongo el primer disco en el plato, lo pinto generosamente con el almíbar.
 Y voy poniendo la nata, con las virutas de chocolate, así hasta terminar las cuatro capas, y lo meto en la nevera para que se enfríe un poco.
 Pongo el chocolate en un cuenco y lo meto en el microondas durante un minuto a 80% de potencia, lo mezclo con la cuchara y cuando está totalmente derretido le añado la nata, lo mezclo y queda una crema espesa pero fácil de trabajar.
 Le pongo nata a los laterales y con un tenedor le hago unas marcas, y voy echando con una cuchara el chocolate, procurando que caiga por el lateral, y de vuelta a la nevera.
 Y ya solo queda fundir el chocolate blanco con la manteca de cacao, este lo hago al baño María, prefiero controlarlo porque el chocolate blanco siempre me da problemas, y voy bañando las cerezas
Y las coloco sobre la tarta, y  con una cuchara he dado varias pasadas para que el chocolate chorree sobre las cerezas, y lista no hay más.