lunes, 19 de septiembre de 2011

Galletas aniversario

 Hace unos meses mi queridísima amiga Rafi celebró sus bodas de plata, ella es una persona muy especial para mi, la quiero como si fuera mi hermana pequeña, y quería que ese día tuviera un detalle especial.

 Rafi y José Miguel,  sois una pareja estupenda, felicidades porque habéis formado una familia preciosa, se  nota y se palpa el amor que sentís el uno por el otro,  y espero que celebreis las bodas de oro y  las de platino,  porque ilusión, amor y años no os faltan.

 Ingredientes:
750  grs. de harina
375 grs. de mantequilla muy fría cortada en dados
330 grs. de azúcar
3 huevos
1 cucharadita de esencia de limón
1/2 cucharadita de  de sal

Modo de hacerlo: 
Pongo todos los ingredientes en el bol, mezclo con la pala a velocidad media hasta que se haga una masa y se despegue de las paredes del bol, eso no suele tardar más de un minuto, es una masa que de debe manipular lo menos posible para que las galletas no se pongan dura,  la saco y la envuelvo en papel film y la dejo en la nevera mínimo 4 horas, pongo un poco de harina en la mesa y con el rodillo la estiro dejándola de 6 mm. de grosor


 El cortador de corazones dobles lo compré en La casita dulce de las flores.
Corto las galletas y la pongo en la  bandeja  previamente forrada con papel, las meto en el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura hasta que las galletas empiecen a dorar, el tiempo es aprox. depende del horno, del grosor y tamaño de las galletas, pero para tener una idea sobre de 10 a 12 minutos aprox.las dejo enfriar sobre la bandeja unos minutos y por último las coloco sobre una rejilla para que terminen de enfriar y tomar consistencia.

 Ya solo queda decorando las galletas con el fondant, las perlitas y los botones los he hecho con una boquilla pequeña, son muy fáciles de hacer y salen todos prácticamente iguales,
 Metidas en las bolsa con la etiqueta puesta, y dentro de la caja esperando el momento de poder llevárselas.

Son unas galletas muy fáciles de hacer y de decorar y por supuesto muy buenas de comer.