jueves, 2 de agosto de 2012

Bocaditos de coco con almendra y la sorpresa de las "PIPIRRANA"

 La cosa empezó para hacer mini magdalenas para  Mª Ángeles, ella  tiene el horno roto y las necesitaba, y terminó en una fiesta sorpresa para celebrar mi cumpleaños..
Las culpables  fueron,  Eli la anfitriona,Mª Angeles, Angeles, Laurita, Concha, Concha Paniagua y su guapisima hija Paula, Maribel, y Oli, todas estas exquisiteses están hechas por ellas.

Estas  PIPIRRANA  son malas, maliiiiisimas, pero las quiero.
 Yo quería llevar algo para la merienda,  aunque Eli insistía que no hacía falta, pero como siempre no hacemos caso, y pensé en unas bolitas de coco, pero algo tuneadas, para darles un toque distinto, y resultaron muy buenas.
 














 Ingredientes:
60 grs.s de coco
40 grs. de almendra molida
60 grs. de azúcar
1 huevo
2 yemas
1 cucharada de crema de leche merengada
--------
75 grs de chocolate
20 grs de mantequilla
70 grs. de migas de bizcocho
    
Modo de hacerlo: 
 En un bol grande pongo, el coco, las almendras y el azúcar, añado un cuchara de crema de leche merengada, 1 huevo y 2 yemas.
 
 Y con una cuchara, voy mezclando , hasta que todos los ingredientes se unifiquen.
 Con dos cucharitas pequeñas, voy cogiendo pequeñas porciones de masa y las pongo en la bandaje del horno forrada con papel, cuando las tengo todas litas, la meto en el horno a 180º calor arriba y abajo durante 20 minutos, el tiempo dependerá el tamaño.
 En un bol pongo el chocolate con un poco de mantequilla y lo derrito en el microondas, luego echo migas de bizcocho, en este caso restos de un red velvet que tenía en el congelador de un bizcocho, con una cucharita lo mezclo todo hasta conseguir una masa espesa.
 He engrasado una bandeja, también se puede poner sobre papel de horno, y voy poniendo pequeñas porciones de chocolate y encima los bocaditos de coco, lo meto en la nevera hasta que esté frío, y con un cuchillo lo recorto para que quede redondito, lo espolvoreo con azúcar glas y los meto en pequeñas capsulitas de papel..
 Y aquí todas bien puestas para llevarlas a casa de Eli y comerlas en la merienda mientras supuestamente íbamos a preparar magdalenas.