jueves, 20 de junio de 2013

GastroAlmuñécar 2013, mis sensaciones y agradecimientos.

Hay tanto que contar que no sé por dónde empezar,   los que me conocéis sabéis  que me cuesta ponerme a teclear mis sentimientos, y por eso siempre que tengo que contar algo me apoyo en las fotos, y hago efectivo el dicho ¡¡¡más vale una imagen...que mil palabras!!!.

 Y quiero empezar por la foto del grupo, todos blogueros cocineros que gracias al empeño de Helena del Valle nos reunió   para darnos a conocer este bello  lugar que es Almuñécar.
Viernes tarde llegada  al hotel,  el lugar inmejorable el Palacete del Corregidor, empezamos los saludos y los abrazos con blogueros amigos  que compartimos el mismo hotel, nos  ponernos en marcha para reunirnos con Helena del Valle, y el resto de blogueros que fueron llegando de distintos puntos de España,
"foto prestada de internet"
Ya todos reunidos,  cena en el Restaurante Reina Sofía y de la mano de Miguel F. Castilla que desde que llegamos hasta el momento de irnos no dejó de sorprendernos, compartir mesa y mantel con tantos blogueros con  la misma afición resulta muy  fácil entablar conversación, sin olvidar la foto de rigor, porque que sería un bloguero cocinero sin su cámara en mano.
La visita a la feria en el precioso Parque del Majuelo, toda una experiencia gastronómica y un despliegue de los mejores productos de la zona,  difícil  que plato me gustó más algo,  imposible ya que  cada uno tenía algo especial, y no quiero olvidarme de Daniel "Jose Helaero", que nos sorprendió con un exquisito coctel de chirimoya y ron.
La visita por Almuñécar otra experiencia, se respira tranquilidad y seguridad,  mezclarnos con los sexitanos comprobar la amabilidad y generosidad que derrochan, si te ven perdidos ellos se ofrecen a dejarte en el sitio y siempre con una gran sonrisa, Almuñécar es bella por dentro y por fuera, su gente,  sus comercios, sus monumentos,  sus calles,  y ese paseo en tren que recorre la ciudad es una auténtica delicia.
Una de las visitas que nos tenía preparadas  fue  a la empresa El Romeral, desde allí se reparte la mercancía y en 24 horas está en cualquier punto de España, son  muy demandadas en Europa,  América del Norte y los Emiratos Árabes.
Terminada la visita nos ofrecieron una esplendida degustación  de frutos tropicales.
   Visita a Bodega Calvente y de la mano de los propietarios Horacio y Fina recorrimos la bodega para terminar con una cata de sus deliciosos vinos.
 
  El día está llegando a su fin, pero aún nos tienen reservado otra sorpresa,  unas copas  en La Bámbola,  toda una experiencia.
Pero no todo termina aquí, el domingo hubo más...mucho más,  pero esa parte la contarán los blogueros que se quedaron allí, ya que muy a mi pesar  me tuve que venir.
 Ya solo me queda dar las gracias a Helena del Valle y a Luis su marido  por las atenciones recibidas, al Ayuntamiento de Almuñécar, al Consejo Regulador de la Chirimolla, y  al personal que aunque no visible ha trabajado para que todo esto fuera una realidad.