lunes, 23 de junio de 2014

Helado de jengibre y limón


Si hay un helado fácil de hacer, con un delicioso sabor entre picante y ácido y  súper refrescante, es este helado y además no necesita heladera, no cristaliza y se sirve inmediatamente al sacarlo del congelador, la receta  es de La Cocina Natural de Anabe Langbeing

 Ingredientes:
180 grs. de zumo de limón
50 grs. de jengibre cristalizado
ralladura de la piel de un limón 
300 grs. de azúcar
4 claras
200 grs. de nata
1 yogur blanco

Modo de hacerlo:
Exprimo los limones hasta conseguir 180 grs. de zumo, troceo en daditos muy pequeñitos el jengibre.
En una cacerola pongo,el jengibre, el azúcar y el zumo de limón y lo pongo al fuego para hacer un almíbar.
Añado la ralladura del limón y lo pongo a reducir hasta hacer un almíbar claro "que no coja color", si tenéis termómetro a 105º ,también podéis meter  un tenedor en el almíbar  y soplar  entre los dientes saldrán burbujas como de jabón, ese es el punto del almíbar.
 Mientras el almíbar se prepara bato las claras a punto de nieve.
Cuando el almíbar con el jengibre está listo y sin dejarlo enfriar,  lo voy añadiendo poco a poco sin dejar de batir al  merengue a velocidad baja, y lo dejo 10 minutos batiendo para que el merengue se enfríe.
En otro bol bato la nata y seguidamente añado el yogur.
 Ya solo queda añadir el merengue a la nata montada con yogur, es mejor hacerlo en dos partes, para que al mezclarlo el aire que tiene el merengue no se baje, meto el helado en un taper y al congelador 6 horas.
Tal como sale del congelador es fácil  sacar bolas de helado, no hay que atemperarlo ni calentar la cuchara ni nada,  y solo queda disfrutar de un refrescante y delicioso helado.
nueva entrada