viernes, 23 de enero de 2015

Botones de Sara

 
No hay nada que me relaje más y me haga sentir más  satisfecha que haciendo pan, y si además el pan es para mis niñas, el placer es mucho mayor, me encanta que disfruten comiendo un pan de verdad,  hecho con todo el cariño que una abuela pueda darle a sus peques.
No quiero ser pesada contando historietas de las nietas, que eso los abuelos lo hacemos genial, pero si solo contaros, una muy pequeña y que me encantó.
La mamá de Sara me comentó que ya no le quedaba pan y que compró unos bollitos iguales a los que yo le hago en una panadería, y cuál fue su sorpresa que al recoger a Sara de la guardería, la seño le contó que Sara le decía "seño este no es mi bocadillo" a lo que su seño le insistía que sí, que era el que mamá le había metido en la mochila, pero no logró convencerla,  moraleja los peques también tienen paladar y saben diferenciar lo bueno jejeje, Sara tiene dos añitos y medio.

Ingredientes:
675 grs. de harina  panadera ecológica
225 grs. de leche entera
120 grs. de agua
6 grs. de levadura fresca
40 grs. de mantequilla de buena calidad
10 grs. de miel ecológica
10 grs. de sal 


Modo de hacerlo:
Pongo todos los ingredientes en el bol, y con el gancho de amasar a velocidad baja lo amaso 10 minutos, tapo el bol y lo dejo levar hasta que duplique el volumen.
Pongo la masa sobre la piedra y la desgasifico, corto porciones de 35 grs.
Estiro con los dedos la masa, y luego lo cierro como si fuera una bolsita, le doy la vuelta y la ruedo para darles forma redonda.
 La aplasto ligeramente y las voy colocando en la bandeja del horno, la tapo para que vuelva a levar y vuelvan a duplicar el tamaño.
Con el horno precalentado a 220º calor arriba y abajo meto la bandeja en la segunda ranura, cierro y bajo la temperatura a 180 º  durante 15 minutos aprox. el tiempo puede oscilar unos minutos, dependerá  del tamaño de los bollitos, de lo dorado que lo queramos y de nuestro horno por supuesto.
Una vez frío, los meto en una bolsa  y directos a casa de las peques,  que sus papás lo meterán en el congelador, y cada mañana sacaran uno para que lo disfruten en la merienda del cole.
nueva entrada
http://lacocinamalaguena-alsurdelsur.blogspot.com/

7 comentarios:

  1. Muy ricas y ya ves si entiende la peque jajaja cualquiera le da gato por liebre.Bssss

    ResponderEliminar
  2. No me extreña que tu nieta note la diferencia. Esos bollitos tienen un aspecto estupendo.

    ResponderEliminar
  3. Que ricos ya me lo apunte para hacerlo esta semana, anda que no es lista tu nieta ni na besitos

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy segura que el cariño también tiene "sabor" y por eso lo nota tu nieta. Se ven riquisimos. Besos rubia.

    ResponderEliminar
  5. Desde luego la pinta no puede ser mejor, tus nietas ya saben lo que está bueno o no, besos y que tengas buena semana.

    ResponderEliminar
  6. Los bollitos son tiernos como tus nietas, normal que notara la diferencia,lista que es la peque, ni el sabor ni la forma sería igual y si está acostumbrada a estos, pues es normal que viera la diferencia,,,,que suerte tenerte! besos

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado esta recetilla, me quedo por aqui visitando tu blog.
    Estaré encantada de que me visites.
    http://motivadaconlacocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar