viernes, 9 de octubre de 2015

Ochíos de chocolate

 Hace unos días mi nieta Sara  estaba viendo la televisión y vio un anuncio donde salía un niño comiendo un bollito de chocolate relleno de chocolate, y me preguntó muy seria ella, ¿Ela tu sabes hacerlo?, le contenté que claro que sí, y me pidió que porfa le hiciera esos bollitos tan buenos, y dicho y hecho, por supuesto no son bollitos para comerlos con frecuencia, pero como premio de vez en cuando se le puede dar uno.


Ingredientes:
380 grs. de harina de fuerza
30 grs. de cacao en polvo
185  grs. de agua templada
20 grs. de levadura fresca de panadero
65 grs. aceite de oliva virgen extra
70 grs. de azúcar
1 cuchara colmada de matalahúga
1 huevo + 1 yema,  tamaño pequeño
1/4 cucharadita de sal

para el relleno
300 grs. de crema de cacao 
para barnizar
1 yema+ 2 cucharaditas de leche
azúcar

Modo de hacerlo: 
Lo primero que he hecho, pero se me ha olvidado hacer foto es poner en una bandeja porciones de crema de cacao, del tamaño de un huevo de codorniz, y lo meto en el congelador, así cuando lo ponga sobre la masa es mucho más fácil formar las bolas.
Caliento el aceite y antes que empiece a humear echo la matalahúga y lo retiro del fuego y lo dejo enfriar.
En un cuenco pongo el agua tibia y disuelvo la levadura.
 
 En un bol pongo la harina, el cacao, el azúcar, la sal, el huevo  y la yema, añado el agua con la levadura y el aceite con la matalahúga.
Y empiezo a amasar unos 10 minutos aprox. es una masa muy hidratada y  un poco pegajosa.
Después del amasado hay que dejarla reposar para que doble el volumen, el tiempo aprox. 1 hora, pero dependerá de la temperatura que tengáis en la cocina.
Pongo un poco de aceite  en la encimera y vuelco la masa, corto porciones de 30 grs, y hago bolitas, en este paso es necesario engrasarse las manos,  para que la masa no se nos quede pegada. 
Estiro las bolitas y pongo en el centro una cucharadita de la crema de cacao que tenemos congelada.
 Cuando tengo todos las bolitas terminadas, las dejo levar en la bandeja del horno tapadas con un paño, hasta que vuelvan a doblar el volumen, esta vez tardará menos tiempo, antes de meterlo en el horno, las pinto con el huevo batido y le pongo un poco de azúcar.
Con el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 15 minutos, pero ya sabemos el tiempo depende de muchos factores, y el principal del tamaño de los ochíos.
Como sale mucha cantidad, este tipo de bollería admiten muy bien la congelación, y así siempre tengo a mano unos deliciosos ochíos de chocolate, que no solo la peque se los va a comer. 
nueva entrada
 

8 comentarios:

  1. Qué suerte tiene tu nieta contigo!! Allá va la abuela y le hace a la niña unos bocaditos mucho mejores que los de la tele!!

    Un saludo de las chicas de Cocinando con Las Chachas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicas, ainsss si es que mis nietas me tienen enamoraita jijiji

      Eliminar
  2. Merhabalar, çikolatalı kurabiyeniz çok lezzetli ve harika görünüyor. Ellerinize sağlık.

    Saygılar.

    ResponderEliminar
  3. Menuda pinta que tienen, la niña se pondría tan contenta jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juani, tan contenta que se lo enseñó a su seño, y le ha mandado un recao, que la próxima le lleve uno jejejejeje

      Eliminar
  4. Hola Reme! Pero cómo va uno a negarse al pedido de una nieta! Seguro que han quedado deliciosos y los tendrás que repetir. Besos

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos bollitos,te copio con tu permiso para hacerselos a mis nietos.Por cierto las galletas de chocolate las hice y les encanto.Ahora intento conseguir las regletas para hacerles galletas personalizadas.Gracias maestra de abuelas!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti preciosa,me alegro que le gustaran las galletas y los ochios en tus manos van a ser una maravilla.

      Besitossss

      Eliminar