miércoles, 13 de septiembre de 2017

Merengue italiano



 
 Ingredientes:
claras de huevo
azúcar
agua





Modo de hacerlo: 
Como se suele  decir  cada maestrillo tiene su librillo, en algunas recetas detallan el número de claras a usar y así dan una  cantidad de azúcar, pero no todos los huevos tienen el mismo peso, así que yo prefiero pesar las claras y doblar la cantidad de azúcar, para mí es muy fácil ya que yo suelo tener siempre claras congeladas, y tan solo tengo que sacarlas y pesarlas.
La cantidad de agua es indiferente ya que si ponemos más cantidad más tardará el almíbar, para mí la cantidad de agua es que cubra el azúcar pero como ya digo no hay que preocuparse ml. más o menos.
Las claras a ser posible que tengan un par de días y por supuesto a temperatura ambiente, pero tampoco es una cosa imprescindible, yo hago muchas veces el merengue con las claras recién sacadas del huevo y montan estupendamente. 
Y  contado todo esto paso a explicar cómo hago yo  mi merengue italiano que os impresionará lo buenísimo que sale sin necesidad de echar harinas, ni cremor tártaro ni nada por el estilo.
Pesamos las claras que deben estar a temperatura ambiente,  y las ponemos en el bol de la batidora que debe estar impecablemente limpio para el éxito del merengue.
Ahora pesamos el azúcar que como he dicho es el doble del peso de las claras, y en un bol pongo 3/4 partes del peso del azúcar y una cuarta parte en otro bol.
En un cazo pongo las 3/4 partes del  azúcar  y el agua, engancho  el termómetro en el cazo, es parte importantísima para un buen merengue, y lo pongo al fuego.
En el bol de la batidora tengo las claras con el batidor de globo preparado, pero no las pongo a batir hasta que el almíbar alcanza los 105º 
Alcanzado los 105º el almíbar, pongo las claras a batir a velocidad media alta y en cuanto empiezan a blanquear,   añado el azúcar que tenía reservado y  aumento la velocidad al máximo  y dejo que siga batiendo.
 Cuando el almíbar alcanza los 115º lo retiro del fuego y lo voy echando en forma de hilo a las claras que ya tienen un aspecto de buen merengue, bajo a velocidad media y sigo batiendo hasta que el merengue se enfríe, esto puede tardar de 5 a 10 minutos dependiendo la cantidad de merengue que hayamos preparado.
Y listo para usar como queramos, y os aseguro que sin cremor tártaro, sin harina y sin ningún aditivo este merengue no se bajará ni soltará líquido, y aguantará  días en la nevera.
Nota: si queréis que el merengue os quede más blando para usar en otras elaboraciones que lo requiera, solo tenéis que reducir la cantidad de azúcar.
nueva entrada

3 comentarios:

  1. Qué merengue ran rico, dan ganas de probarlo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el merengue en sus distintas formas de prepararlo.Este te ha quedado muy rico.Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Lo tuyo con la pastelería es verdadero arte !! ¿Ves por qué te digo maestra?...solo hay que echar un vistazo a ése maravilloso merengue.

    ResponderEliminar