lunes, 12 de octubre de 2009

Pasta fresca de colores

Esto es lo malo cuando se coje el gustillo a hacer pasta fresca, que la seca que se tiene en la despensa duerme el sueño eterno, y es que es tan fácil, y con la práctica también rápida de hacer, que es dificil resistirse a un buen plato de pasta fresca y casera, vamos todo un lujo al alcance de cualquiera.

Ingredientes:
Roja
2 huevos
220 grs. harina de trigo duro
1 remolacha
Verde
2 huevos
220 grs. de harina de trigo duro
3 hojas de acelgas
----------------
harina para estirar la masa, no hace falta que sea de trigo duro.
Modo de hacerlo:
Primero licúo la remolacha y la reservo, limpio la licuadora para que no tiña y licúo las acelgas.

Yo hoy la he hecho en la Thermomix, pero se puede hacer perfectamente a mano, o con cualquier batidora, el proceso es el mismo, poner todos los ingredientes juntos.

El orden de los productos , no altera para nada el resultado.

Amasar hasta que se haga una bola, que esté suave y no se peque a las mano, en menos de 2 minutos está hecha, y este es el resultado.
Yo la he dejado reposar 30 minutos en la nevera tapadas con un paño de cocina, pero si tengo prisa la trabajo enseguida.

Ahora empiezo el proceso de amasado.
Divido la masa en dos, para así poder trabajarla mejor, el resto lo dejo tapado con un paño de cocina para que no se seque.
Espolvoreo harina sobre la masa y la paso por la máquina para estirarla, empiezo en el nº 7, es la abertura más ancha de mi máquina.
Una vez estirada la doblo y la vuelvo a pasar por el mismo número un par de veces más.
Siempre que se estira se le espolvorea harina para que no se pegue, cambio al número 4, y la vuelvo a estirar una sola vez, y así hasta llegar al nº 1 que es la ranura más fina y así consigo una pasta muy fina, la paso por el cortador de tallarines.

Yo pongo los tallarines estirados sobre una cuchara mientras termino de hacer el resto, pero se puede dejar sobre una bandeja con harina para que no se peguen.

En una cacerola con abundante agua salada hirviendo, echo los tallarines y lo dejo hasta que suba a la superficie, algo menos de 2 minutos, como no la voy a usar enseguida, la escurro y la pongo en agua fría para cortar la cocción, una vez fría la escurro y le pongo unas gotas de aceite, así me durará varios días en la nevera.

Y este es el resultado final de la pasta de remolacha y de acelga.
No se aprecia el sabor de las verduras, pero lleva las vitaminas y el color que de eso se trata.

26 comentarios:

  1. Espectacular como siempre. Yo tengo mi máquina sin estrenar, a ver si me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Simplemente me dejas asombrada!! yo no tengo maquinita...menudo color precioso tiene la pasta Y de sabor seguro que mucho mejor...
    Bexinos.

    ResponderEliminar
  3. Que mañosa eres,te ha quedado de cine y ese color tan apetitoso....no me extraña que la seca se quede en un rincon.
    Besets.

    ResponderEliminar
  4. Yo no tengo máquina porque para mí sola lo veo un poco absurdo (aunque ganas a veces no me han faltado). Pero hace poco, estuve en casa de un nieto de italiana que tenía unas heredadas de su abuela que se caían los lagrimones al verlas.

    ¡Eran gigantes!

    Te ha quedado sublime. Y a los niños seguro que le encantará esa pasta de colores tan vivos, y se nutren sin enterarse.

    ResponderEliminar
  5. ¡Fantastica! Como todo lo que haces. No tengo la máquina, ya no tengo sitio para tantos utensilios.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Genial Reme! yo tengo la máquina y no me animo a probar. Viendo esta maravilla es normal que la pasta seca te quede guardada en el armario, menuda maravilla que has hecho!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Como tu dices, la pasta fresca es irresistible, una gozada.
    Te quedaron super lindas las variedades de colores.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Si ya de por sí la pasta es apetitosa... con esos colores no puedo despegar la vista del ordenador! Menudo trabajazo y menudo resultado, me encanta Reme.

    ResponderEliminar
  9. Que bonita Reme!! yo como no tengo esa maquinita no me he atrevido a hacerla por el engorro en la cocina, pero mira, cosas hago que ensucian mas, y seguro que el resultado merece la pena!
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Reme que belleza, tengo la maquinita y despues de ver tu pasta me han dado unas ganas de desempolvarla
    Un beso
    Amalia

    ResponderEliminar
  11. Hola Reme, muchas gracias por ver mi blog, antes de hacerlo ya havia estado en alguna ocasion aqui en el tuyo y tengo varias recetas tuyas guardadas que son muy buenas, un saludo.
    JUAN
    PD. Soy hijo de malagueña, mi madre es de Nerja.

    ResponderEliminar
  12. Que soy yo otra vez, la pasta fresca que haces muy buena, pero se tiene que tener la maquina para estirarla no,porque con un rodillo debe costar bastante verdad.
    JUAN

    ResponderEliminar
  13. Fantástico! que colores más bonitos te han quedado :)

    Besitos

    Carme

    ResponderEliminar
  14. Hola Reme, qué alegría me ha dado tu visita :-) Veo que en tu cocina siguen apareciendo recetas extraordinarias y esta pasta me ha parecido genial. Yo ni me he planteado intentarlo. Me da la sensación de que es complicado, pero según cuentas, todo es ponerse a ello, y con esos preciosos colores y ese aspecto, apetece ponerse ¡ya!.
    Felicidades por tantas cosas buenas como sigue habiendo por aquí :-)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Reme la explicación y el paso a paso es impresionante me dan ganas de probar pero mas maquinitas no me caben.
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Reme te ha quedado espléndida, ya se sabe que como un buen plato de pasta fresca no hay nada, así que imagino lo que disfrutarás con ellos tomo buena nota para hacerla de colores.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Por Dios! ¡Qué bonita esta pasta! ¡Y encima hecha por tí! Todo un lujo, no al alcance de cualquiera, me temo. Yo no me atrevo con la pasta fresca... me parece un mundo diferente...
    UN beso y enhorabuena .
    Carmen

    ResponderEliminar
  18. Realmente buena y eso de comer lo que uno mismo prepara es lo mejor de todo. Compré el complemento para la Kenwood y aun no lo he estrenado.
    Creo que ya va siendo hora de que lo haga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. mariaten, lavian, mesilda, kako, cocinaconsabor, trotamundo, me alegro que os guste

    Fiebre, siempre puedes darle una alegría a un amig@, te aseguró que lo agradecerán mucho.

    mese, Maria Dolores, la maquina es pequeña y merece la pena.

    Merche se hace rapidisima,y si la haces al natural, mientras se calienta el agua haces la pasta.

    Laura no ensucia tanto como parece, un poco de harina en la encimera que se recoge bien fácil, a la maquina se le pasa un paño o una brocha y lista para guardarla.

    aandara ya tardas en desempolvar la máquina.

    Juan el catalan, precioso pueblo el de tu madre, me alegro que te gusten mis recetas.
    La pasta la puedes estirar con un rodillo pero se tarda más y no queda tan fina, yo antes de tener la máquina la estiraba con el rodillo.

    Nieves,Carmenpiva, intentarlo veréis lo fácil que es.

    Empar no lo pienses verás como te alegras.

    Gracias a tod@s

    ResponderEliminar
  20. Reme me viene al pelo este paso a paso porque casualmente me regalaron la maquina de la pasta mis hijos y estoy deseando estrenar.

    Gracias, es fantástico.

    Besotes

    ResponderEliminar
  21. Reme, cada día me sorprendes más, esto es el sumun,claro que tambien estas equipada para ello, im prezionante.
    En mi casa tienes un detallito.
    Muxus

    ResponderEliminar
  22. Iabaroni cielo cuanto me alegra verte, deseando ver tus resultados con la pasta que no dudo que será fantástico, como todo lo que haces.

    Rosa gracias, enseguida voy a visitarte.

    Besitos

    ResponderEliminar
  23. OHH Qué maravilla! yo quiero una maquinita de esas para hacer cosas tan bonitas!!.
    Tengo la boca abierta como la muñeca Rosita de Gran Hermano OOOOOO

    Un besito y feliz finde

    ResponderEliminar
  24. Que maravilla de pasta... solo te ha faltado una al nero di sepia y me voy a tu casa a comer...
    Esa maquinita la tengo entre ceja y ceja hace una buena temporada... me estoy conteniendo porque tengo peligro de divorcio por "cacharritis" jajaja
    besos

    ResponderEliminar
  25. Pilar es fácil conseguir una maquina de pastas, además es hasta barata.

    Hilada guapa no te contengas que la maquinita ocupa poco espacio.
    La pasta negra de sepia no la he puesto, porque ya la tengo en otra entrada de pastas, pero llevas razón hubiera sido un trio perfecto.

    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Esto es una maravilla!! nunca había visto un paso a paso de cómo hacer esta pasta de forma tan artesanal. Felicidades.
    Un beso
    rosa

    ResponderEliminar