domingo, 14 de octubre de 2012

Pan fácil de beicon y cebolla



















Este es uno de los panes más fáciles y rápido que se puede hacer, es ideal para principiantes, al no necesitar levados,  y tan solo necesitamos un recipiente grande a modo de campana que pueda ir al horno para cubrirlo, y tendremos un delicioso pan crujiente en aprox. 70 minutos, ¿quien da más?, y si se le pone masa madre es ya un espectáculo de sabor, pero eso para los más avezados en la materia.
 

Ingredientes:
320 grs. de harina de fuerza
180 grs. de agua
20 grs. de aceite de oliva virgen extra
5 grs. de sal
5 grs. de levadura seca de panadería
150 grs de beicon
70 grs. de cebolla frita
200 grs. de masa madre 50% hidratación (opcional)

Modo de hacerlo:
 En una sartén pongo el beicon para desgrasarlo, añado la cebolla frita para que vaya cogiendo sabor a beicon, cuando está frito, lo pongo sobre papel de cocina para que suelte el exceso de grasa.
 
 En el bol de la amasadora he puesto los ingredientes del pan con la masa madre y cuando se ha formado la masa he incorporado el beicon y la cebolla, y lo  dejo amasando con el gancho 5 minutos, hasta que el beicon se ha integrado perfectamente en la masa, dentro del mismo bol lo redondeo con las manos, para hacer una bola.
 En la bandeja del horno he puesto papel de aluminio con un poco de harina, y encima la bola de pan, espolvoreo de harina,  le hago unos cortes a la masa y lo cubro con un bol metálico,  puede servir una cacerola, siempre que sea más grande que la masa para que pueda crecer dentro.
Meto la bandeja en el horno en la primera ranura, y enciendo el horno a 200º calor arriba y abajo y lo dejo 55 minutos, retiro con cuidado el bol y tengo un excelente pan crujiente, y  un olor a beicon y cebolla que dan ganas de pegarle un mordisco aunque esté caliente.
Pongo el pan sobre una rejilla para que se enfríe y listo para comer, así de fácil y rápido.

Si queréis ver más panes de este estilo, pinchar en los enlaces que os pongo.
Pan en cacerolaPan en cacerola con hilos de jamón.

Nota:
Para los que no teneis amasadora no penseis que no se puede hacer, tan solo es un poco más lento y menos limpio, pero nada más, y sin amasadora se hace así:
En un bol grande se pone la harina, se hace un volcán donde echaremos la levadura, el aceite de oliva y con una cuchara de madera lo vamos integrando siempre de dentro hacia fuera y vamos añadiendo poco a poco el agua, hasta que se haga una masa imposible de mover con la cuchara, es el momento de echar la masa en la encimera, echar la sal y amasar hasta que se haga una bola y se nos despegue de las manos, ahora le echamos el beicon y la cebolla y lo volvemos a amasar hasta que se integre, y el resto todo igual.