domingo, 18 de noviembre de 2012

Pimientos, patatas y cebollas, rellenos de carne y arroz


 Caballo grande, ande o no ande, eso fue lo que debió pensar mi marido, el me comentó que tenía ganas de comer pimientos rellenos, yo ese fin de semana estaba fuera con los Gastronómadas, así que  el hizo la compra en el mercado, le dije compra dos pimientos rojos para rellenar, de esos chatitos que Juani tiene, "Juani es mi frutero de toda la vida, y conoce bien mis gustos" pero a él eso le pareció que eran pequeños,  aunque Juani  le insistió que eran los ideales para rellenar, él se trajo los más grande que había y claro ahí está el problema como consigo que los pimientos se queden de pié,  si es imposible,  los meti dentro de unos aros de emplatar, aunque desafiando la ley de la gravedad,  pero  conforme los  pimientos se iba haciendo se ablandaba y a media cocción los tuve que sacar del molde y extenderlos en la bandeja, ya os imaginais quemaduras en los dedos, derrame del relleno, etc. pero bueno al final todo acabó bien, "El Jefe" comió pimientos rellenos que de eso se trataba, y le quedó claro que el refrán de "caballo grande, ande o no ande" no siempre se puede aplicar.
 
Ingredientes:
2 pimientos rojos de asar
2 patatas medianas
2 cebollas
300 grs. de ternera picada
1 cebolla
2 dientes de ajo
100 grs. de arroz
3 tomates rojos "sirven de lata"
1 cucharadita de jengibre fresco
150 grs. de vino blanco
150 grs. de agua
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal y pimienta

Modo de hacerlo:
Pongo al fuego una sartén grande, y cuando está bien caliente añado el aceite y seguidamente la cebolla, el jengibre  y los ajos todo muy picado, lo rehogo un par de minutos y añado la carne picada, lo dejo un par de  minutos más y añado el arroz, y el vino. 
Incorporo el agua, y los tomates, que debería haber puesto antes del arroz, pero me despisté, compruebo como está de sal y  pimienta y lo dejo a fuego medio 10 minutos, el arroz debe quedar entero porque terminará de hacerse en el horno.
Mientras se hace el sofrito, limpio los pimientos, y con un sacabolas ahueco las patatas y la cebolla, y lo relleno con la carne, lo pongo en la bandeja  y le echo una cucharada de aceite de oliva virgen extra encima, lo meto en el horno precalentado a 200º durante 40 minutos o hasta que los pimientos estén doraditos, yo los cinco últimos minutos he encendido el gril para darles un poco más de color.
Los recortes de cebolla y patatas no lo tiro, lo guardo en la nevera para base de otro guiso.





9 comentarios:

  1. Mmmmmm, me recuerdan a los q hacía mi madre!!! Además es curioso, porque siempre los hacía combinando los tres, exactamente igual.....
    Creo que esta semana le digo que los vuelva a hacer....
    Gracias por recordarmelo....
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que pinta.
    Me esta entrando un hambre.
    Te han quedado super bien y se ven muy jugosos.
    Buen fin de semana.
    Besoss
    http://lacocinadetemporada.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Mi madre hacía mucho esta receta,pero como yo era tan malisima para comer ni la probaba,que tonta,todo lo que me he perdido.
    Si no cuentas lo de los pimientos no pasa nada,tiene que estar muy rico,...besitos

    ResponderEliminar
  4. bueno, al final, grandes o pequeños, bien ricos te salieron estos pimientitos,muy ricos te han quedado!

    ResponderEliminar
  5. Me pones uno de cada si no te importa Reme, todavia no cene y esto me encanta...!!! Verduras y rellenas, un placer...
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Y, es que compre tu marido lo que quiera...Con estos demuestras con creces, lo buena cocinera que eres.
    Me encanta, aunque no sean los pimientos adecuado ¡¡ARTISTAZAAAA!!
    Muuak

    ResponderEliminar
  7. Tienen muy buena pinta así que me apunto la receta.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  8. Qué peligro tienen algunos comprando...pero has salvado la receta muy bien, tienen muy buena pinta. Besos

    ResponderEliminar
  9. En casa los hacían pero sin arroz, tengo que probarlos así, Reme.
    Dile al 'jefe' que la próxima vez compre doble cantidad pero con el tamaño que tú digas, el pobre tenía antojo, mujer... :)
    Besitos

    ResponderEliminar