lunes, 21 de abril de 2014

Ochíos de Jaén

Esta receta tiene una larga historia que yo la voy a resumir, en  mi grupo de cocina "Pipirrana" somos algo inquietas y no paramos de cocinar, hace unas semanas se vio la primera foto de los ochios, y desde entonces ha sido un no parar, que si lo hago yo, y yo también, y yo ......  y claro  no me puedo resistir ante tanto bombardeo.... yo¡¡¡¡¡ochíos también!!!!!, jejeje pero es que están tan buenos que es imposible resistirse.
Cocinasinmiedo

Cocinax2 Encocinaando
que a su vez la cogieron de Cocinando entre olivos

Ingredientes:
750 a 800 grs. de harina de fuerza
375 grs. de agua templada
40 grs. de levadura fresca de panadero
125 grs. aceite de oliva virgen extra
125 grs. de azúcar
1 cuchara colmada de matalahúga
1 huevo + 1 yema
1/2 cucharadita de sal
----------
para barnizar
1 yema
azúcar

 Modo de hacerlo:
Caliento el aceite y antes que empiece a humear echo la matalahúga, lo retiro del fuego y lo dejo enfriar.
En un cuenco pongo el agua tibia y disuelvo la levadura.
 
En un bol pongo la harina, empecé con 750 grs. pero tuve que añadirle 50 grs. más, el azúcar, la sal,  el huevo  y la yema, añado el agua con la levadura y el aceite con la matalahúga.
Y empiezo a amasar unos 10 minutos aprox. es una masa muy hidratada y  un poco pegajosa.
Después de 10 minutos de amasado, a mano o en máquina como yo he hecho, este es el resultado, a mi no me gustan las prisas con las masas, así que la he tapado y la he metido en la nevera para que leve lentamente toda la noche, y por la mañana tenía este aspecto.
Pongo un poco de harina en la mesa y vuelco la masa, corto porciones de 70 grs, y hago bolitas, en este paso es necesario engrasarse las manos y ayudarnos de un poco de harina  para que la masa no se nos quede pegada. 
 Voy dejando las bolitas de masa sobre la bandeja del horno y la tapo con un paño para que vuelvan a levar, con 30 minutos ha sido suficiente, y han doblado el volumen.
Pongo una yema de huevo con dos cucharaditas de leche en un cuenco y lo bato y con esto pinto las bolitas, y encima lo espolvoreo con abundante azúcar, sin miedo una buena cucharadita colmada por bollitos que la masa es poco dulce.
Con el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 18 minutos, pero ya sabemos el tiempo depende de muchos factores, y el principal del tamaño de los ochíos. 
Como sale mucha cantidad,  la mitad los he congelado, porque este tipo de bolleria admiten muy bien la congelación, y así siempre tengo unos deliciosos bolitos para acompañar el desayuno o la merienda.
nueva entrada