martes, 22 de septiembre de 2015

Raviolón de albahaca sobre sopa de marisco

  Con esta receta participo en el concurso " Da en el Blanco con tu Mejor Receta " de Bodegas Barbadillo, que celebra los 40 años del vino blanco más vendido en España, Castillo de San Diego más conocido por Barbadillo.



Ingredientes:
para la pasta
3 huevos
300 grs de harina de trigo integral ecológica
2 cucharas de agua muy fría
6 hojas de albahaca fresca
---------------
para el relleno
250 grs. de mejillones
250 grs. de almejas
250 grs. de gambas
2 dientes de ajo
2 ramitas de perejil
1 cm. de jengibre fresco
2 cucharas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de sal
1/2 vaso de vino blanco Castillo de San Diego Barbadillo
1/2 cucharadita de maicena instan

Modo de hacerlo: 
En un bol de la batidora pongo los huevos y la harina, mezclo a velocidad media y voy añadiendo poco a poco el agua fría hasta que se haga una masa compacta, cojo pequeñas porciones y la termino de amasar  a mano.
La paso por la máquina para estirarla, voy bajando la numeración hasta conseguir una lámina muy fina, le pongo las hojas de albahaca, y encima otra lámina 
La paso de nuevo por la máquina para volver a  conseguir una lámina muy fina con la albahaca en el interior,  corto  cuadrados de 12x12.
En una cacerola con abundante agua hirviendo y un par de cucharaditas de sal, voy echando la pasta, en tan solo dos minutos está cocida, la saco y la pongo en agua muy fría para cortarle la cocción.

 Ahora preparo el marisco y la sopa que acompañará los raviolones.
Pongo los mejillones en una ollita, le añado un buen chorreón de vino blanco Castillo de San Diego Barbadillo, los tapo para que con el vapor se abran, retiro los mejillones y cuelo el caldo, que me servirá para la sopa.
En una sartén pongo el ajo, el perejil, el jengibre y el aceite  y rehogo las gambas peladas, solo medio minuto, las retiro y rehogo los mejillones que ya están cocidos, y los retiro.
 Y por último salteo las almejas, ya tengo todo el marisco preparado, al jugo que han soltado le añado el agua de los mejillones,
 Y lo cuelo para quitar los restos de ajo y perejil,  lo vuelco en la sartén donde añado un par de cucharas de vino blanco Castillo de San Diego, un minuto para que evapore el alcohol, pruebo para ajustar la sal  y añado la  maicena instan, para espesar un poco el caldo. 
 Con las cabezas de las gambas, las he puesto en la sartén con dos cucharas de aceite de oliva y las he tostado, le he añadido un par de cucharas de agua y lo he reducido hasta conseguir  un par de cucharaditas de excelente jugo de gambas.
 Ya solo queda rellenar   la pasta, con mejillón, gambas y almejas sin la concha, cerrar formando un paquete,  bañar con la sopa de marisco, y un poco del jugo de gambas, y disfrutar del mar en el plato.