lunes, 25 de enero de 2016

Uvas de la suerte


Ingredientes:
Masa
800 grs. de harina de fuerza
300 grs. de agua templada
75 grs. de vino de naranja


ralladura de la piel de una naranja
40 grs. de levadura fresca de panadero
125 grs. aceite de oliva virgen extra
125 grs. de azúcar
1 cucharada de matalahúga
1 huevo + 1 yema
1/2 cucharadita de sal
 relleno 
culis de frutos rojos
1 lata de frutos rojos en almíbar
200 grs. de arándanos frescos
2 cucharadas de azúcar
3 cucharas de vino de naranja
----------
500 grs de nata 35% materia grasa
75 grs. de azúcar
--------------
1 yema de huevo+1 cuchara de leche
azúcar glas

Modo de hacerlo: 
Caliento el aceite y antes que empiece a humear echo la matalahúga, lo retiro del fuego y lo dejo enfriar.
En el bol de la amasadora pongo todos los ingredientes de la masa  y con el gancho a velocidad 1 , lo dejo amasar hasta conseguir una masa suave y brillante,  unos 10 minutos de amasado no se los quita nadie.
Dejo la masa dentro del bol y la tapo con un paño hasta que dobla el volumen, o  si no tengo prisa la meto en la nevera hasta el día siguiente.
Pongo la masa en la encimera y corto 13 porciones de 45 grs. para formar el racimo de uvas.
Es bien fácil, solo hay que bolear la masa con la mano e ir montando el racimo, y con la bolita trece hacer el palito.
Dejando espacio entre cada bolita para que al levar se unan, le pongo un paño encima para que la masa no se reseque durante el levado, esto puede tardar unos 60 minutos, pero todo depende de la temperatura que tengamos en ese momento
En un cuenco pongo la yema de huevo y la cucharada de leche, y pinto el racimo, lo meto en el horno previamente precalentado a 180º calor arriba y abajo y meto la bandeja en la segunda ranura, durante 15 minutos o hasta que veamos que tiene un bonito color dorado.
Lo saco con cuidado y lo dejo enfriar, y con un cuchillo de sierra el que usamos para el pan, abro el racimo para ponerle el relleno.
Mientras se horneaba, he preparado el culis, en una sartén he puesto todos los ingredientes y a fuego medio hasta reducir.
Las uvas y el culis ya están bien frío, y toca rellenarlo, primera la capa de frutos rojos, y después la  la nata,  la he puesto en forma de bolitas separadas, para que  cuando se vaya a comer, solo hay que ir separando las bolitas sin necesidad de tener que cortarlas, y queda como si fuera un bollito relleno.
Como me sobró masa y en la cena teníamos tres peques, hice un racimo para cada uno, en este caso cada bolita era de 15 grs. y lo rellené con crema de cacao que a ellos les encanta.
Y si os sobra algo, cosa que dudo, al día siguiente está incluso más bueno.
nueva entrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario