lunes, 12 de septiembre de 2016

Bollitos desayuno para mis peques


Aunque en Málaga seguimos disfrutando de la playa y de los buenos momentos que nos proporciona el verano, creo que va siendo hora de volver con el blog, y que mejor manera que con unos bollitos para mis peques que hoy han empezado el colegio.


Mis peques son unas pequeñas  devoradoras de pan, pero no quieren otro pan que no sea el  de Ela por supuesto, y es que desde que empezaron a comer pan,  siempre han comido el que yo les hago, y ya no quieren otro,  yo conforme ellas van creciendo voy cambiando un poco la receta, y esta es la última que les hago y les encanta, poco a poco les voy incluyendo pan con más sabor y  ya le toca a la masa madre, para  ir haciéndoles el paladar a un buen pan casero.

Ingredientes:
300 grs. harina panadera ecológica
115 grs. harina fuerza ecológica
210 grs. de agua
60 grs.  mantequilla
25 grs. miel ecológica
20 grs. de leche en polvo
7 grs. de levadura fresca de panadero
6 grs. de sal
100 grs. masa madre 60% hidratación

Modo de hacerlo:
La masa madre está bien activada y preparada para hacer el pan.
Pongo todos los ingredientes menos la mantequilla en el bol y con el gancho  a velocidad 1 lo  dejo amasar hasta que los ingredientes estén bien mezclados, y es el momento de ir añadiendo poco a poco la mantequilla que esté blanda para que se vaya integrando bien en la masa.
 Dejo la masa levar dentro del bol hasta que duplique el volumen, la vuelco sobre la encimera y corto porciones de 50 grs.
Formo las barritas de pan y la dejo levar hasta que aumenten de tamaño, y antes de meterlas en el horno les hago el greñado.
El horno caliente a 185º programa pan, si no lo tenéis poner calor arriba y abajo, aquí no hace falta meter agua para crear vapor ya que queremos que los bollitos salgan tiernos y no hagan una corteza dura, el tiempo 15 minutos están listos, pero eso ya sabéis que dependen de cada horno y del programa que le pongáis, pero os hacéis una idea.
 Cuando están frío, los abro sin llegar al final,  sin separar las dos mitades, y lo meto en bolsas de congelación y se lo mando a mis hijos para que lo congelen y les vayan sacando bollitos para la merienda del colegio de las peques.
Los bollitos son tiernos y fácil de comer y gustan no solo a los peques también a los mayores, y si le ponemos a la masa unas hierbas aromáticas, unos aros de aceitunas,  tomatitos secos, cebolla, queso, lo que se nos ocurra, tendremos unos panecillos para el aperitivo que harán las delicias de quien lo coma.
nueva entrada

2 comentarios:

  1. No es la primera, y estoy totalmente segura que no será la última, que te expreso mi más sincera admiración por tus conocimientos y por tus recetas de panes. ¡¡ Es increible !!
    No me extraña que tus preciosisimas nietas no quieran otro pan que el que tu preparas....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toñi eres una amor, pero tan solo es práctica y ganas de hacerlo bien.

      Besitosss

      Eliminar