lunes, 8 de enero de 2018

Deshidratar masa madre



 ¿Te imaginas llamando a la puerta de un familiar, de un amigo o de tu vecino y pidiendo que te cuiden tu masa madre? la cara que te van a poner sería todo un poema, pero tu te vas de vacaciones o vas a estar ausente un tiempo y no quieres que tu preciosa masa madre a la que has criado, cuidado y alimentado con mimo se te muera, sería una tragedia, pero eso solo lo entendemos  nosotros los panarras, a los que nos gusta y disfrutamos comiendo un verdadero pan casero y natural,  el resto del mundo no nos va a entender.
Pues aquí tienes la solución, deshidratarla y recuperarla cuando la necesites.

Algunos os preguntareis ¿qué es la masa madre?  os lo  voy a aclarar lo más  simplificado posible, y sí  os atrae solo tenéis que buscar y ampliar información, o preguntarme dudas.

La masa madre es un cultivo de las levaduras presente de forma natural en alimentos como los cereales, que preparamos y fermentamos en casa con harina,  agua y algún ingrediente más, y  que  alimentamos periódicamente, y noooo, no es una moda, la masa madre  se usa desde hace miles de años para hacer pan.
Hay infinidad de masas madre, cada panadero y panarra tiene la suya, yo  por ejemplo tengo tres, así que os podéis hacer una idea, y no hay dos masas madres iguales, porque las levaduras presentes en el aire no son las mismas en todos los sitios.
Algunas masas madres son  más laboriosas que otras, y para que quede aún más claro podéis entrar aqui y mirar como hacer una masa madre y porqué usar una u otra.


Ingredientes:
masa madre

Modo de hacerlo:
En una bandeja de horno o la que queráis, extender una fina capa de masa madre y dejarla secar, hasta que la masa madre se cuartee
Y  se despegue ella sola de la bandeja.
 Se puede hacer de dos formas distintas
En el horno pero sin superar los 35º hasta que veas que está seca
O bien si es verano secarla al aire dependiendo el calor puede estar lista en un día.
Lo único que hay que hacer es triturarla con las manos para que queden trozos diminutos y guardarla en un tarro de cristal.
Para usarla tan solo tenemos que rehidratarla y luego alimentarla hasta que empiece a crecer.
 Si queréis ver las masas madre que suelo usar, solo tenéis que entrar en el enlace y elegir la que mas o guste, o las tres y así personalizar vuestros panes dependiendo para que lo vais a usar.
La cocina malagueña
nueva entrada

No hay comentarios:

Publicar un comentario