miércoles, 24 de junio de 2020

Pan de espirulina

¿Qué es la espirulina?
Es una micro alga azul verdosa, fuente de vitaminas, proteínas y minerales y con efecto saciante, se comercializa como alimento o como suplemento dietético, pero lo que tenemos que tener bien claro  es que es un alimento no un medicamento.
La espirulina existe desde hace millones de años, pero se ha puesto de moda y es considerada "el último  super alimento", y se ha convertido en uno de los ingredientes más buscados y cotizados.
Incluyendo los super alimentos en nuestra dieta diaria no determina que tengamos una alimentación sana o insana, la buena salud se consigue con una alimentación variada y un alto consumo en frutas y verduras.
La espirulina crece en aguas estancadas muy mineralizadas y se cultivan en muchas zonas del mundo, incluyendo España que la encontramos en El Parque de  Doñana
¿Cómo se utiliza la espirulina?
Generalmente se utiliza desecada, en polvo, en pastillas o fresca.
Se suele tomar en batidos, zumos de fruta, sopas frías que es donde mejor conserva todas sus propiedades.
También se usa  en el  pan, aunque aquí las altas temperaturas a la que es sometida la espirulina  va perdiendo parte de sus propiedades.
La espirulina tiene un sabor y olor característico de las algas, con matices amargo-salado y aromas a vegetales marinos.
También es utilizada en cosmética, aprovechando las virtudes antioxidantes.
 Pero como todo también tiene sus contraindicaciones, por eso antes de lanzarnos a consumir "los super alimentos" hay que informarse bien de los efectos secundarios.
¿De dónde procede el nombre?
Procede del latín y hace referencia  a su característica forma  de espiral diminuta, pues este alga no llega a medio milímetro de diámetro.
Información sacada de artículos de páginas de gastronomía que circulan por la red.
 Debemos controlar muy bien las cantidades a usar de espirulina, sobre todo en el pan, ya que si nos pasamos proporciona un sabor algo desagradable.
La espirulina yo la compro en el mismo sitio que compro mis harinas, en la Harinera el Molino de Coín, allí encontraréis harinas de todo tipo, semillas, frutos secos y todo lo concerniente para el pan. 

 Ingredientes:
500 g. harina panadera ecológica 
300 g. de agua
5 g. de levadura fresca
20 g. de aceite de oliva virgen extra
10 g de sal
5 g. de espirulina


Modo de hacerlo:
En el bol pongo todos los ingredientes y lo mezclo hasta integrarlo bien, lo tapo y lo dejo  en la nevera  24 horas para que vaya levando lentamente.
 Pongo un poco de harina en la piedra y amaso durante unos minutos y boleo la masa, la meto en una cacerola resistente al calor  y la dejo reposar hasta que leve y doble su volumen,  aprox. 60 minutos, pero ya sabemos que el tiempo dependerá de la temperatura que tengamos en la cocina.
Cuando ha duplicado el tamaño hago el greñado y al horno  precalentado a 220º calor arriba y abajo, durante 45 minutos, o hasta que veamos que tiene un bonito color dorado y al golpearlo suena hueco.
Ya solo queda dejarlo enfriar y disfrutar de un maravilloso pan casero.


4 comentarios: