Milhojas de hojaldre con merengue italiano

Esta es una de las recetas que más se repiten en casa, a todos nos encanta el merengue y además es fácil de preparar y planificando los pasos también es rápida de hacer.

Yo siempre suelo tener claras de huevos en el congelador, previo paso de dos o tres días  por la nevera, ya que para el merengue las claras "viejas" dan mejor resultado que recién sacadas del huevo.

Pero ese paso tampoco es imprescindible, que también suelo hacer merengue con las claras frescas y sale igual de bueno, pero me da la sensación que monta mejor cuando son "viejas"

Esta receta está dedicada especialmente a mi buena amiga Mari Ángeles de Cocinar sin miedo, que raro es el día que no compartimos recetas, entre mucha charla, proyectos, risas y confidencias.

Aunque en estos tiempos que corren todo tiene que ser en la distancia, pero es una forma de seguir conectadas y los días son más llevaderos, cuando sabes que tienes a una amiga al otro lado siempre dispuesta a escucharte.

Ingredientes:

1 plancha de hojaldre rectangular

1 cuchara de azúcar

Para el merengue italiano

250 g de claras de huevo

500 g de azúcar

100 g de agua

Modo de hacerlo:

Lo primero que hago es precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo y  preparar las planchas de merengue.

Extiendo la lámina de hojaldre  en el mismo papel que viene envuelta, y la divido en 6 porciones, el tamaño a gusto y necesidades de cada cual.

Espolvoreo azúcar y lo pongo en una bandeja de horno, cubro el hojaldre  con papel de horno para que no se pegue y pongo otra bandeja encima, esto hará que el hojaldre se quede finito, mientras más pesada sea la bandeja menos subirá el hojaldre.

Con el horno precalentado a 200º calor arriba y abajo, meto el hojaldre  en la segunda ranura durante 20 minutos, pasado el tiempo, levanto la bandeja de arriba para cerciorarme que el hojaldre esté bien horneado.

Saco las bandejas del horno y lo dejo enfriar.

Mientras el hojaldre de hornea,  es el momento de preparar el merengue.

Si queréis ver como lo hago, solo tenéis que pinchar aquí

Ya tenemos el hojaldre horneado y el merengue preparado, ya solo tenemos que ir poniendo capa de hojaldre y capa de merengue y decorarlo a gusto.

Yo suelo sopletearlo para que coja ese color dorado tan bonito, si no tenéis soplete podéis hacerlo con el grill del horno, pero ojo,  hay que estar muy pendiente porque se quema con mucha rapidez, y el merengue quemado como que no apetece comerlo.

Es por eso que os recomiendo si no le tenéis aún haceros de un soplete, es un instrumento que ocupa poco espacio, no es nada caro y una vez que lo tengáis veréis que sirve para infinidad de cosas en la cocina.

Y como siempre digo, solo queda llevarlo a la mesa y disfrutar.

 

 La cocina malagueña

nueva entrada

Chorizos en almíbar



Comentarios

Entradas populares de este blog

Gallineta a la plancha

Tarta Inglesa

Ensalada César Video receta

Bollos de aceite de Granada Video Receta

borrachuelos de mi madre y cabello de ángel