Bollos de aceite de Granada Video Receta

Esta receta la vi a  Artesanos de la cocina, y desde entonces me dije que la tenía que hacer para mis peques.

Estos bollos de aceite son sanos,  llevan  poco azúcar, se conservan muy  bien, y congelan  bien,   y lo mejor de todo, es que los peques lo devoran, bueno y los no tan peques también.

 

 Tenemos que huir de la bollería industrial, esa que cuando leemos los ingredientes nos entra escalofríos o hay que irse a san google para saber qué significan tantas letras y números.

Y es que nada es más sano que darle a los pequeños  bollería elaborada en casa, con ingredientes naturales que  siempre buscamos lo mejor para ellos, harinas ecológicas, huevos de granja, buen aceite de oliva virgen extra, y todo el cariño que una abuela tiene por  sus nietos.

Ingredientes:

Para el prefermento

80 g de harina de fuerza 

50 g de agua

1 g de levadura fresca de panadero

Para la masa 

500 g de harina de fuerza

125 g de aceite de oliva virgen extra

90 g de leche

90 g de agua

12 g de anís en grano

10 g de sal

50 g de azúcar

125 g de prefermento

10 g levadura fresca de panadero 

Para el acabado de los bollitos

1 yema de huevo o aceite de oliva virgen extra

1 cuchara de azúcar


Modo de hacerlo:

Nota:

La receta de artesanos en mi cocina en los ingredientes no lleva leche, yo dividí cantidades y añadí leche y agua, cuestión de gusto y preferencia, pero nada que afecte el resultado de la receta.

Empezamos la noche anterior preparando el prefermento.

En un bol ponemos la harina, el agua  y la levadura

Como el prefermento tiene poca hidratación lo amasamos con las manos, tapamos el bol y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente.


Ahora empezamos con la masa.

En el bol ponemos la harina, la leche y el agua que nos reservaremos un poco.

 

Y el  aceite de oliva, lo amasamos hasta que se integre todo, lo tapamos con un paño  y le hacemos una autolisis de  45 minutos 

Pasado los 45 minutos.

Añado el prefermento a la masa que teníamos en la nevera el día anterior,  y empezamos a amasar a velocidad lenta, cuando se integre añadimos la sal y un poco del agua que habíamos reservado, seguimos amasando y añadimos el azúcar.

El anís en grano yo lo he molido, eso ya va a gusto, y el resto del agua que teníamos reservada, y por último la levadura y seguimos amasando hasta que quede una masa brillante y elástica, si durante el amasado vemos que la masa está muy seca, le añadimos un poco más de agua.

 

Para asegurarnos que la masa está bien amasada, hacemos la prueba de la membrana.

Cogemos una bola de masa y la vamos estirando con los dedos hasta que quede casi transparente, si en el proceso la masa de rasga es que nos falta un poco de amasado, pero si está transparente y se rompe haciendo círculos, genial, hemos hecho un buen trabajo.

Boleamos la masa y la dejamos reposar dentro del bol tapada hasta que doble el volumen, el tiempo cambia dependiendo la temperatura, pero entre hora y media o dos horas.


La masa ha levado, y ahora toca cortar las porciones, yo las he cortado de 80g,  pero el tamaño va a gusto.

Boleamos la masa para dar tensión, y lo dejamos reposar 20 minutos, tapada con un paño para que la masa no se reseque.

Llega la hora del formado de los bollos

Cogemos una bola y ponemos la parte de abajo hacia arriba y la estiramos con los dedos, y enrollamos para hacer el bollito.

Los vamos poniendo sobre la bandeja del horno con el cierre hacia abajo y lo dejamos levar hasta que doble el volumen.

Lo pintamos con yema de huevo, espolvoreamos un poco de azúcar.

Y con una cuchilla greñamos.

Con el horno precalentado a 250º metemos la bandeja, y bajamos la temperatura a 190º, durante 10-12 minutos, o hasta que veamos que estén dorados.

Y ya tenemos unos tiernos y aromáticos bollos de aceite para desayunar, merendar o para matar el gusanillo del hambre y disfrutar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gallineta a la plancha

Tarta Inglesa

Ensalada César Video receta

Costillas picantes BBQ Video receta