Tarta de chocolate para Abu y Sara

 

Esta es la tarta ideal para los muy chocolateros, y en casa tengo unos cuantos.

Es un bizcocho denso y húmedo con un intenso sabor a chocolate.

La tarta no necesita una gran decoración, por si sola es una tarta perfecta para una celebración. 


Y no, no me he equivocado al poner las velas, es que Abu y Sara son dos almas gemelas y  comparten tarta,  Abu cumple 71 y Sara cumple 10, de ahí que la tarta lleve el 710 jejeje.


Ingredientes:

50 g de cacao 100%

200 g de harina

1/2 sobre de lavadura química 

1/4 cucharadita de sal

3 huevos

150 g de leche

100 g de agua

30 g de coñac 

200 g de azúcar

50 g de aceite de oliva virgen extra, variedad manzanilla.

-------

400 g de nata 38% materia grasa

400 g de chocolate 70% cacao

Modo de hacerlo:

 

Primero preparo el relleno de chocolate.

Caliento la nata en el microondas, y añado el chocolate, hasta que se derrita.

Lo dejo enfriar y lo cubro con film para que no forme costra, y lo meto en la nevera.


Precaliento el horno a 180º

Preparo el bizcocho.

Mezclo la harina, el cacao.

 

Mezclo el aceite con el azúcar y los huevos.


 Bato  hasta conseguir una mezcla homogéna,  añado  la harina con el cacao, incorporo la levadura.

La sal, el coñac y el agua.


Y la leche, cuando esté todo integrado, añado la harina poco a poco, hasta integrarlo todo.

Forro el molde con papel de horno previamente humedecido para que se adapte bien al molde, y vuelco la crema. 

Lo meto en el horno ya precalentado, en la segunda ranura.

El tiempo ya sabemos que depende de muchos factores, pero como este bizcocho la crema es más líquida de lo normal, yo le he tenido 60 minutos, pero también siempre digo que depende del diámetro del molde, el mío era de 18 cm.  

Lo dejo enfriar antes de desmoldar. 


 Ya frio el bizcocho, lo corto en tres, lo mejor para mí es usar una lira, así salen los discos  del mismo grosor, pero si el cuchillo os va bien, pues genial.

Lo relleno con la crema de chocolate que tenemos en la nevera.

Y cubrimos con la misma crema todo el bizcocho.

Lo ideal es dar una primera capa fina y meterlo en la nevera.

Cuando esté bien fria, le damos la segunda capa para que quede más uniforme.

 

 Decorar a gusto, y lista para disfrutar.

Esta tarta si le pasa un día está aún mucho más buena. 

Nueva receta

en

La cocina malagueña 

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Gallineta a la plancha

Tarta Inglesa

Compota de membrillo

borrachuelos de mi madre y cabello de ángel

Tortilla de acelga