Tartita de manzana con nueces pacanas

Las nueces pacana son el fruto del pecano, un arbol  originario de América del Norte, de sabor similar a la nuez europea, pero de sabor más fino y delicado. 
Las nueces pacanas como cualquier  fruto seco es un alimento energético que aporta bastantes calorías, pero también es un excelente proveedor de  grasas insaturadas y fibras naturales, proteínas y minerales necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
 
 Estas nueces pacanas o también llamadas nueces americanas, son de la finca Haza del Palmar, una finca que desde 1890 con esfuerzo y trabajo  ha ido incorporando nuevas tierras.
Haza del Palmar está situada en Coín (Málaga), un lugar privilegiado en pleno Valle del Guadalhorce a orillas de rio Grande, su cultivo es de forma ecológica, y es una de las fincas  pioneras en el cultivo de las nueces pacanas en el Valle del Guadalhorce y  en España.
Alejandro Hevilla Solís, un joven universitario, quinta generación que cuida y trabaja la finca,  y que siempre ha tenido  muy claro que quería ser agricultor.
Su objetivo,  junto con sus padres, es aumentar la producción de nueces ecológicas, ampliando el terreno de cultivo y así poder llegar a otros sectores que demandan las nueces listas para el consumo, siempre manteniendo las tradiciones arraigadas  a la tierra y a su familia.
 Por cada 100 gramos de nueces, tenemos 690 calorias, 72 g de grasa, 410 miligramos de potasio, 10 g de fibra, 9 g de proteínas, 70 mg de calcio y 121 mg de magnesio. 
La cantidad de nueces que debemos comer al día oscila entre 30 a 35g ,  cantidad sugerida para tener una dieta equilibrada y no engordar, y beneficiarnos de todas sus propiedades.
 
Ingredientes:
manzanas Golden
nueces pacanas
azúcar moreno
pasta filo 
mantequilla

Modo de hacerlo:

 Antes de empezar, enciendo el horno 18 programa calor arriba y abajo 
Pelo, descorazono y corto las manzanas por la mitad.
Pongo nueces picadas en el centro y media  nuez entera.
Pongo una cucharadita de azúcar moreno y encima pongo la media manzana.
Y voy colocando las manzanas.
Cojo una hoja de pasta filo y la doblo dos veces, la pongo sobre la manzana.
Remeto hacia dentro  la parte  sobrante, la pinto con mantequilla derretida, y ya con el  horno precalentado a 180º calor arriba y abajo meto la bandeja en la segunda ranura. 
Lo dejo durante 25 minutos o hasta que veamos que la pasta filo tiene un bonito color dorado. 
Ya sabemos que cada horno es un mundo.
Podemos presentarlo tal como sale del horno, o bien  rallar unas  nueces, con una bola de helado, mermelada, nata, pero a mí me gusta tal como sale del horno, el sabor a manzana es increíble y no hay que enmascarar con sabores añadidos, pero como siempre digo, sobre gustos no hay colores.
 
 
Y como siempre digo, si haces la receta y quieres mandarme la foto, yo encantada de ponerla aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gallineta a la plancha

Tarta Inglesa

Ochíos dulces de Jaén Video Receta

Hinojo a la plancha