jueves, 30 de agosto de 2012

No, no son galletas

 Son imanes para la nevera
 El dia 25 fue el bautizo de mi nieta Sara, pensé  hacer galletas como hice para el de su hermana Marta, pero luego pensé que las galletas algunas se las comen, otras las guardan y a saber que pasa con ellas y la gran mayoría terminan mordisqueadas en la basura, así que se me ocurrió hacerlas de fimo y así tener el recuerdo para siempre, y si le pongo un imán será un recuerdo bien visible, así que dicho y hecho,  el molde lo tiene La Casita Dulce de las Flores, pero "sorpresa" lo tienen agotado ¿porqué será?,  pero mi buena y querida amiga Mari Ángeles de Cocinar sin miedo  me dijo que ella lo tenía  sin estrenar, y sin pensárselo dos veces me los trajo, eso son amigas, muchas gracias guapísima.


Ingredientes:
fimo rosa, blanco, celeste, amarillo, beig
imanes
cola blanca
barniz spray
estecas
boquillas de pasteleria
cuter
pinta labios rojo
máquina estirar pasta (opcional)
molde en este cado de cochecito de bebé

Modo de hacerlo:
Cuando fui a comprar el fimo no había el rosa que yo quería y me tuve que traerme un casi fucsia, así que lo tuve que mezclar con blanco, mucho blanco, por 1 de rosa 4 de blanco, para conseguir el color más parecido al que yo quería, pero eso me vino bien para hacerlos diferentes,
  Con la maquina de pasta he estirado el fimo, como salía algo fino, lo he puesto doble, y con el molde he cortado la figura del cochecito.
 
 Con la imprenta de galletas he grabado bautizo Sara,  he hecho las ruedas del cochecito en blanco, he usado el mismo cortador que trae.
 Con la boquilla hago circulitos muy pequeños que los pondré en el centro de las ruedas.
Hago rulitos muy finos de color amarillo, y con eso hago el caracolito que será el pelito, he cortado las cabecitas, y las he cortado por la mitad,   encaja mejor en el molde del cochecito,  con una esteca hago la boquita, pero si no tenéis  podéis usar una pajita cortada es muy fácil, y por último los ojitos, para eso he usado el mismo proceso que para el adorno de las ruedas.
 Ya están todos terminado, los he puesto en una bandeja y los he metido en el horno a 110º calor arriba y abajo en la segunda ranura durante 30 minutos, apago el horno y los dejo enfriar dentro con la puerta entreabierta.
Cuando están bien frío, yo los suelo dejar 24 horas, termino de decorarlos,   para los coloretes de la carita he usado un pintalabios cremoso y unos bastoncillos, cola blanca para pegar los imanes, y barniz spray para dar brillo y proteger el color.
Ya solo quedar meterlos en bolsita y ponerles un lazo, y listos para regalar.