martes, 25 de septiembre de 2012

Piquitos de pipas de girasol con masa madre

Estos  piquitos o grisines os puedo asegurar que están buenísimos, pero hay un pequeño problema, que cuando empiezas a comer  no puedes parar, y aunque sale bastante cantidad en casa no duran ni una semana, sobre todo si viene mi nuera María, le encanta y a mí me encanta que se los coma.

En el blog La cocina malagueña
nueva entrada

 Ingredientes:
200 grs de masa madre hidratación 50%
210 grs. de harina panadera
2 grs. de levadura seca de panadería
45 grs. de leche
60 grs. de agua
25 grs. de aceite de oliva virgen extra
5 grs. de azúcar
4 grs. de sal
50 grs de pipas de girasol

Modo de hacerlo: 
Pongo las pipas de girasol en el mortero y las machaco  solo para romperlas un poco, no importa que algunas queden enteras.
En el bol de la amasadora pongo todos los ingredientes y añado las pipas, lo amaso con el gancho a velocidad 1 durante 5 minutos, la masa se despegará con facilidad de las paredes del bol.
La dejo reposar 10 minutos tapada con un paño de cocina húmedo, tan solo para que la masa se relaje no hace falta que tenga que levar.
Para manejarla mejor divido la masa en dos,  y la estiro con el rodillo, no más de 1/2 cm. ya que al cortarla la masa encogerá un poco,  y a mi me gustan finos, y con el cortapizza voy cortando tiras de 1 cms. de ancho, el largo el que se quiera, yo suelo hacerlo de varios tamaños, voy colocando los palitos en la bandeja del horno.
Con el horno precalentado a 250º calor arriba y abajo meto la bandeja en la segunda ranura, cierro la puerta y bajo la temperatura a 200º y lo dejo de 15 a 18 minutos, pongo los palitos a  enfriar sobre una rejilla y cuando están totalmente frío, los vuelvo a meter en el horno a 130º durante 20 minutos, eso hará que se queden crujiente y duren así muchos días, claro si no se los comen antes.