domingo, 16 de diciembre de 2012

Dos por uno, carne de membrillo con nueces y almibar para tartas

 Quien da más, hoy dos por uno, carne de membrillo y con los restos de pieles y huesos, almíbar para tartas, aquí no se tira nada y mucho menos con unos membrillos ecológicos como son estos.





 Ingredientes:
1 kg. de  membrillos limpios de piel y semillas
1 kg. de azúcar
300 grs. de nueces peladas
Para el almíbar
las pieles y semillas de los membrillos
1 litro de agua
500 grs. de azúcar

Modo de hacerlo:
 Con un cepillo limpio muy bien los membrillos para quitarles toda la suciedad, los pongo en una olla cubiertos de agua a cocer hasta que estén tiernos, el tiempo depende es mejor ir pinchando con una aguja y cuando entre con facilidad es el momento de sacarlos del agua y dejarlos enfriar.

 Peso los membrillos y los corto en cuartos para quitarles las semillas, todo eso lo reservo para hacer el almíbar.
Peso los membrillo y los pongo en una cacerola profunda, luego os diré porque debe ser profunda y le añado el mismo peso en azúcar.
  
lo pongo a hervir a fuego medio hasta que están muy tiernos , entonces lo trituro con la batidora y lo dejo en el fuego muy bajo,  ahora toca remover mucho para que no se agarre ya que apenas hay líquido, y aquí está porque recomiendo una olla profunda, salpica como un demonio, además me pongo un guante de cocina para que las salpicaduras no me quemen, porque duelen un montón, y así dando vueltas hasta que tome el color deseado, a mí personalmente me gusta bien oscuro pero eso va a gusto y lo dispuestos que estéis para dar vueltas con la cuchara.
Ya solo queda envasarlo, yo suelo hacerlo en pequeños taper de plástico y voy poniendo las nueces dentro para que queden bien cubiertas con el membrillo.

Y ahora el almíbar:
Pongo las pieles y las semillas dentro de una olla, con el agua y el azúcar, y lo dejo reducir a la mitad, lo cuelo con un colador y por último lo paso por un colador de tela, de ese modo se queda un líquido limpio y cristalino.
Y ya tengo mi reserva de dulce de membrillo,  y mi almíbar para tartas.