domingo, 19 de enero de 2014

Mermelada de pimientos, guindilla y jengibre

 Hoy os voy a contar una de mis actividades que van paralela con el blog, yo formo parte de un  grupo de blogueros malagueños que nos llamamos "Pipirrana", nuestra misión es ante todo pasarlo bien y disfrutar de la cocina y compartir "sabiduría". Hace aproximadamente un mes nos reunimos en el Club Gastronómico Km0, para elaborar nuestros dulces navideños, siempre que nos reunimos la consigna es llevar algo para comer pero con mesura, cosa que nadie hace caso y nos encontramos con una mesa llena de deliciosos platos, que cuando llega la hora de irnos tenemos que hacer la "operación taper".
  Mari Carmen del blog Naranjas y Aceitunas entre una de las cosas que llevó  fue  un tarro de mermelada, y lo único que dijo es que era picante y  la hacía para su marido que le encanta,  y que a regañadientes le "robó" su pequeño tesoro, cuando la probé le dije ¿tendrás la receta en el blog? porque voy a copiarla sin misericordia, llegó la hora de irnos y en el reparto yo salí ganando y  me traje lo que quedaba.
 "El jefe" cuando la probó me dijo, de esto quiero yo más, yo tan solo he añadido un ingrediente a la receta que todo el que me conoce sabe que no puedo evitar poner "el jengibre", el resto  igual porque la receta es perfecta y no necesita ningún cambio.
 Hay dos fotos que si os fijáis no tienen el logo del blog, y es que no son mías, son de María Trujillo Zambrana, otra pipirrana  que probó la mermelada y me mandó las fotos, es tan generosa que  me las ha regalo, yo no iba a conseguir hacerlas ni la mitad de bonitas que ella, y es que así de generosos son los componentes de este grupo, ole y ole mis pipirranamlg.


 Ingredientes:
3 pimientos rojos de asar
2 guindillas frescas
3 cm. de jengibre fresco
200 grs. de azúcar moreno
3 cucharas de vinagre balsámico
6 cucharas de agua


 Modo de hacerlo:
 Lo primero que hay que hacer el lavar y cortar los pimientos, abrir las guindillas por la mitad y retirar las semillas que es lo que verdaderamente pica, aunque yo he dejado algunas, y trocear el jengibre, a mi me gusta dejarle la piel que aporta más sabor.
Ya todo troceado, solo tengo que ponerlo en una cacerola, añadir el azúcar moreno, el vinagre y el agua.
Y dejarlo cocer a fuego medio durante 30 minutos, lo  triturarlo con la batidora.
Tengo los taros esterilizados, y emboto la mermelada en caliente, hay que llenarla hasta el borde para que no queden burbujas de aire dentro que nos estropee la conserva, le pongo las tapas y los coloco boca abajo para que haga el vacío y lo dejo hasta que están bien frío, los etiqueto y a la despensa.
 
nueva entrada