miércoles, 22 de enero de 2020

Bizcocho de calabaza asada y nueces

Las nueces pecanas proceden de Norteamérica, donde eran utilizada por los nativos como un alimento fundamental de su dieta.
Las nueces son ricas en Omega 3,  muy recomendadas para prevenir enfermedades cardiovasculares.
Las nueces previenen el estreñimiento por su alto contenido en fibra.
Treinta gramos de nueces  equivale entre 4 y 7 nueces y  solo tiene 1 gr. de azúcar, en comparación con otras nueces, las pecanas tiene un sabor más dulce.
Se aconseja comer de 2 a 4 nueces diarias y es un gran aliado para matar el gusanillo de media mañana o media tarde, o incluirlas en el desayuno que  nos asegura los nutrientes necesarios para afrontar nuestra jornada.
La calabaza es un alimento excepcional, es digestiva, repleta en sustancias beneficiosas para nuestra salud que debemos comer en otoño e invierno.
Las calabazas más conocidas son las variedades de cidra, con forma de pera, la confitera o de cabello de ángel, la americana, la verde española, la de cacahuete, la de violín.
En España la mitad de las calabazas que se consumen provienen de Canarias y Andalucía,  pero los grandes productores mundiales  de calabaza  son China, India, Estados Unidos, México y Egipto.



 Ingredientes:
400 g. de pulpa de calabaza asada
4 huevos
120 g. de azúcar
60 g. aceite de oliva virgen extra variedad manzanilla
200 g. de harina de repostería
1 sobre de levadura química
1 yogur griego sin azúcar
1/4 cucharadita de sal
1 cucharadita de spéculos
20 nueces pacanas

Modo de hacerlo: 
Precalentamos el horno a 200º
Lo primero que tenemos que hacer es poner a asar la calabaza.
Corto la calabaza por la mitad y la pongo en la bandeja del horno, calor arriba y abajo en la segunda ranura, durante 60 minutos, retiro la pulpa con una cuchara y peso los 400 gr. que necesito.
Con el resto de la calabaza podéis hacer una rica crema que está para chuparse los dedos, os dejo el enlace aquí por si queréis ver como la hago.
Peso la harina, le añado la levadura y la pizca de sal.
 En el bol pongo los huevos y el azúcar y lo bato hasta que blanquee y casi triplique el volumen, añado el aceite de oliva virgen extra y el yogurt
La cucharadita de especias specúlos y lo mezclo todo, seguidamente la harina con la levadura y la sal, y lo vuelvo a mezclar con suavidad para no bajar el batido de huevos.
 Añado la pulpa de la calabaza y las mitad de las nueces troceadas, y lo mezclo con movimientos envolventes.
Forro con papel de horno una bandeja y echo el batido, lo decoro con nueces y al horno precalentado a 180º calor arriba y abajo durante 40 minutos, o hasta que veamos que al pinchar con un palito este salga seco.
Tanto tibia como fría está deliciosa, así que no hace falta esperar para disfrutar este delicioso bizcocho.

6 comentarios: