Pan de muerto


 La historia del pan de muerto  tiene origen desde la época precolombina, en donde los aztecas, para dar una ofrenda a sus dioses, arrancaban el corazón de una doncella, para posteriormente meterlo en una vasija llena de amaranto, y que de esta forma el oficial de la ceremonia comiera una parte del corazón.
Así mismo,  con la sangre derramada se hacía un pan usando el amaranto molido y tostado.
Información sacada de la Universidad Tamaulipeca  si queréis seguir sabiendo más la historia de este postre
Pan de muerto, era una receta que hacía años tenía ganas de hacer, pero por un motivo u otro siempre la he ido dejando.
Tengo que decir  que me sorprendió la masa,  es muy, muy parecida a nuestro tradicional  roscón de reyes.

 

Ahora un dato que hace que una buena receta salga normal, o excelente.

Yo siempre compro mis harinas en un molino de  Coín, un molino artesanal de piedra desde 1780, pero unos bichitos indeseados atacaron mi despensa y mis harinas, así que me quedé a cero.
Decidí que ya que tenía todo prepradado para hacer la receta, me arriesgué  y la  compré la que había  en el supermercado, y ahí está el error.
La  fuerza es menor  que la que  yo uso,  escasa de sabor, y mucho tiempo envasada la harina, con esto no quiero decir que haya salido mal, pero no todo lo bien que cuando se usan productos de confianza y de calidad.
También la textura de la masa salió más densa y menos  tierna y la culpa de ese error, no está en la receta, ni en el amasado, ni el el fermentado, está en la harina usada.


Ingredientes:

250 g harina de trigo de fuerza

50 g de azúcar

5 g se sal

6 g levadura fresca

80 g mantequilla sin sal

2 huevos

50 g de leche entera

ralladura de una naranja, yo he puesto mandarina

1 cuchara de agua de azahar

para pincelar

yema de huevo con unas gotitas de leche

despúes del horno

mantequilla en pomada 

azúcar

Modo de hacerlo:

 

Empiezo  poniendo los ingredientes en el bol.

Primero la harina, la sal y la mitad del azúcar.

Añado la leche, los huevos y la levadura

Añado, el agua de azahar, y empiezo a amasar, cuando los ingredientes se han integrado, añado la ralladura de mandarina, el resto del azúcar y por último la mantequilla que la tenemos a temperatura ambiente, la vamos añadiendo  poco a poco, y dejamos amasar hasta que quede una masa elástica, eso requiere unos minutillos de más, pero se consigue.

Engraso el molde donde pondré la masa, que la taparé con papel film y la dejo reposar una hora , para seguidamente meterla en la nevera, hasta el siguiente día.

 

Ya han pasado 24 horas, y ahora toca sacar la masa de la nevera  y hacer porciones.

Corto dos porciones de 220 g y quedan unos 90 g que es la tercera porción.

La porción más pequeña, la vuelvo a amasar con una cuchara más de harina, ya que hay que trabajarla más y debe estar más consistente.

La porción de masa pequeña, la divido en seis porciones.

Boleo las porciones más grande, y voy formando el pan.

Las bolas pequeñas las estiro dejando unas marcas de los dedos, y la coloco en forma de cruz y encima una bolita más de masa.

Con los panes de muerto ya terminados, queda pintarlos  con la yema de huevo, dejarlos levar hasta que duplique el tamaño y llevarlos al horno que tenemos precalentado a 180º calor arriba y abajo.

metemos la bandeja en la segunda ranura y programamos 20 minutos, pero como siempre digo, el tiempo es relativo, dependerá de cada horno. pero para tener una idea.

 Una vez que los panes están horneados, y en caliente pero sin quemarnos, lo pintamos con mantequilla que debe estar muy banda pero no derretida, y seguidamente lo pasamos por azúcar, que quede bien cubierto, que es lo que le dará el toque dulce a la masa, que apenas lleva azúcar.
 

 Nota:

 Esta receta la vi a Hilmar Arevalo,  tiene un blog magnífico que os recomiendo visitéis.

La receta la  he hecho siguiendo sus consejos, con algún cambio insignificante, ella usa levadura seca, yo  levadura fresca y he rebajado la cantidad, cambié la naranja por mandarina, no por nada, es que no tenía naranja, y poco más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gallineta a la plancha

Tarta Inglesa

Compota de membrillo

borrachuelos de mi madre y cabello de ángel

Tortilla de acelga