sábado, 14 de marzo de 2009

Albondigas de la Nintendo o de Jamie Oliver

Como cada día estoy más despistada y olvidadiza, mis hijos me regalaron la Nintendo DS, para que entrenara con los juegos de memoria, cosa que hago con mucha frecuencia, y como saben que soy una seguidora de Jamie Oliver, hace unos días me trajeron su juego de cocina, y vi esta receta , decidí hacerla, simplemente porque las albóndigas ni están enharinadas, ni fritas y ni horneadas , sencillamente se meten en crudo en la salsa de tomate, nos gustó mucho a todos, sobre todo a mi por lo rápida que se hacen.

Ingredientes:
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
1 pimiento rojo tailandes
800 grs. de tomates enteros en lata
1/2 vaso de vino blanco
500 grs. de carne de ternera picada
70 grs. de chorizo ibérico
50 grs. de pan
1 huevo grande
1 cucharadita de sal
4 vueltas de molinillo de pimienta negra
queso parmesano rallado
patatas fritas para acompañar

Modo de hacerlo:

Pico la cebolla y los ajos , le quito las semillas al pimiento que es lo que realmente pica mucho y la troceo también.
Trituro los tomates y reservo el agua que traen.

En una cacerola grande pongo el aceite a calentar, y voy echando la cebolla , el ajo y el pimiento "ojo sin semillas que podéis estropear el guiso" , lo rehogo todo 5 minutos hasta que la cebolla esté blanda.
Es importante que la cacerola sea grande, para que las albóndigas no queden unas encima de otras, y se cocinen bien.
Echo los tomates triturados y el agua de los tomates que había reservado, lo dejo a fuego medio fuerte durante 15 minutos.

Mientras el tomate se está haciendo, preparo las albóndigas.
En un cuenco pongo la carne, el chorizo, el huevo, sal , pimienta y el pan que lo he triturado, lo amaso todo hasta conseguir que todos los ingredientes se integren bien, me pongo un poco de aceite en las manos y voy haciendo bolitas, así evito que la carne se me quede pegada.

Pasado los 15 minutos al tomate, meto dentro las albóndigas si no quedan cubiertas se le añade agua hasta que se cubran, como era poca cantidad lo que les faltaba he puesto vino blanco, las dejo hervir tapadas, a fuego medio bajo durante 15 minutos.

Mientras se terminan de hacer las albóndigas, frío patatas que servirán de guarnición, aunque unas verduritas hervidas tampoco le van nada mal.
Justo antes de servirlo, le espolvoreo parmesano rallado a las albóndigas.


Y como ya huele a primavera , mirar como están las flores de una de mis ventanas, la que más cerca tengo a la cocina.

Es toda una explosión de color.